Pablo Durio

pdurio@diariodecadiz.com

Kichi, en la diana de Podemos Cádiz

La formación gaditana empieza a lanzar críticas y ataques contra el que fuera su líder El alcalde aún no se ha desvinculado de las redes sociales del partido

Kichi y Teresa Rodríguez, cuando eran rostros visibles de Podemos Cádiz

Kichi y Teresa Rodríguez, cuando eran rostros visibles de Podemos Cádiz / J.P.

Lo que son las cosas en política; en la vieja política, y en la política de aquellos partidos que nacieron para cambiar las cosas. Podemos en Cádiz era Kichi, y el alcalde se convirtió en 2015 en uno de los rostros de la marca Podemos a nivel nacional, uno de los hombres mediáticos de Pablo Iglesias. Hace unos meses llegó la ruptura de José María González con el partido morado, previa salida de la diputada andaluza Teresa Rodríguez; y ahora es Podemos Cádiz el que no esconde el divorcio y el que empieza a airearlo con críticas y ataques al que fuera su líder, su rostro visible.

En las últimas semanas, vienen siendo repetidos los mensajes en las redes sociales de Podemos Cádiz contra el Ayuntamiento y su gestión. Sin ir más lejos, este jueves se producía un nuevo ataque, en relación a la apertura de los apartamentos turísticos de la Casa de Veedor. “Se sigue sin buscar el equilibrio por parte de Ayuntamiento y Junta, nadie hace nada para que la balanza se iguale. Si no hay casas para que los gaditanos vivamos en nuestra ciudad, ¿hasta cuando duraremos los gaditanos? ¿En qué momento decidimos ser un resort?”, manifestaba la formación morada.

Los ataques al alcalde y su gestión en el Ayuntamiento se suceden con motivos varios de fondo. Si la comitiva de Podemos Cádiz, cuyo portavoz municipal es Vicente Camacho, se reúne con una asociación de vecinos, se condena el “abandono constante” o el “ninguneo desolador” del equipo de gobierno. “No es tolerable que desde un ayuntamiento de izquierdas se esté haciendo oídos sordos a las peticiones de organismos que son los primeros en recabar los problemas de la ciudadanía. Algo no se está haciendo bien desde el Consistorio”, trasladaban incluso por medio de un comunicado hace apenas una semana.

Si en la ciudad se produce una movilización laboral, en este caso protagonizada por la plantilla de una subcontrata de Aguas de Cádiz que reclama un nuevo convenio, Podemos Cádiz aprovecha para atacar: “De momento, los responsables del equipo de gobierno no abren la puerta para escuchar sus reclamaciones”.

Incluso la gestión del alcalde en relación a la amenaza de cierre de la factoría de Airbus es motivo de ataque para la sucursal gaditana del partido de Iglesias. Ante una noticia publicada el 15 de abril diciendo que González y el presidente de la Junta de Andalucía “irán de la mano para defender Airbus ante el Gobierno”, Podemos apostilla en sus redes sociales: “Darse la mano está genial para defender los intereses del sector industrial en la Bahía. Pero ojo con quien caminas cuando se trata de la misma derecha que tiene colapsada la Sanidad pública, que cierra líneas de estudio en tu ciudad o que pacta con los ultras allá donde puede”.

Son estos varios ejemplos visibles en la página de Twitter de Podemos Cádiz. Página, por otra parte, plagada de noticias, mensajes y contenido relacionado directamente con las elecciones de la Comunidad de Madrid o con el Gobierno estatal, y donde los asuntos de la capital gaditana apenas tienen cabida. Pero, eso sí, cuando aparecen casi siempre es para atizar una crítica al alcalde, a su equipo y a la gestión que viene haciendo el Ayuntamiento.

Lo más curioso de este cambio de papeles en el triángulo que un día fue amoroso entre Kichi, Podemos y Cádiz es que el alcalde de la ciudad aún no ha eliminado de su cuenta de Twitter el enlace directo a la página de Podemos Cádiz; la que un día fue su casa, de donde él fue rostro visible. Es decir, que el propio González dirige al usuario de las redes sociales al lugar del que en las últimas semanas sólo recibe críticas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios