Cárceles de oro y Netflix

Cántame tus risas la semana que viene, o la otra, cuando nadie salga de su umbral, cuando caigan los nuestros y no los suyos, cuando el miedo no sea sólo un enemigo invisible que dicen que anida por Madrid.