Análisis

Enrique Montiel

De La Isla a las Tres Mil

El camino vital del genial cantaor fue de las callejuelas a la inmortalidad

José Escudier lleva su Camarón de Netflix al Polígono Sur de Sevilla, popularmente llamado Las Tres Mil. Allí alojaron a las familias gitanas de las cavas de Triana en los años aquellos en los que se hacían estas cosas, digo la extirpación de un modo de vida, el destierro a un pisito pequeñito, la celda de una colmena a quienes vivieron en los patios trianeros, participaban de los ritos ancestrales de las familias gitanas y compartían alegrías y penas. Esa ingeniería social de mierda, o sea. José Escudier es el director de Camaron, de la Isla al Mito, los seis capítulos que estrenará Netflix en todo el mundo el próximo 18 de julio. Sí, Netflix, la plataforma de pago por visión para televisión. Hablamos de una audiencia estimada en 130 millones de espectadores. Ustedes me dirán. Camarón eterno también va a ser Camarón universal. Gracias a la producción de José Carlos Conde y la brillante dirección de un joven director cañaílla que se ha formado en Sevilla y Barcelona, y en el Liceo del Sagrado Corazón, y que ha hecho una serie sobre Camarón absolutamente extraordinaria.

Los días 16, 17 y 18 de julio se hará la proyección en la Factoría Cultural, un importante centro del Polígono Sur. Las familias que veneraron a José Monje Cruz podrán acudir a ver el hilo de su vida en las imágenes de su vida, los cantes para la historia, las grabaciones domésticas, privadas, públicas. Todo está en lo seis capítulos que tuvimos la oportunidad de contemplar en el Centro de Congresos de las Cortes de la Isla de León, el lunes y martes de esta semana que hoy fenece.

Muchos vendrán a ver el pueblo del genio inolvidado e inolvidable. Que se muestra en sus calles de varias épocas, como muchos querrán profundizar, gracias a estos seis impulsos de conocimiento, en la vida de José Monje Cruz y en los lugares de su vida que lo marcaron para siempre.

De la Isla al Mito. No se puede decir mejor. El camino vital del cantaor genial fue de las callejuelas hasta la inmortalidad y el mito. El hombre más tímido del mundo, y más humilde, ha sido elevado a los altares de la admiración más grande, el amor más verdadero y el culto de los universales, únicos, genuinos y magníficos.

José Escudier es el nombre del director que lo ha hecho posible. Hay que añadirlo a otros nombres, como el de Alexis Morante, que dirigió una película excepcional. Junto con el de Ricardo Pachón, productor de sus discos más originales, y que lo grabó en París y en otros sitios. Como Joselito Picardo y su hermano Lolo, y Juan Vargas. Como otros muchos que han conservado como tesoros algunas secuencias imborrables que contiene lo que se llamará el Camarón de Netflix que se presentará en Las Tres Mil Viviendas, que es como un acto de justicia. Poética. Con los hijos y nietos de aquellos gitanos de Triana…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios