Cultura

Las muñecas de siempre, el mejor espejo de nuestra historia

  • Eugenio Carmona expone hasta final de año su colección de muñecas de los siglos XIX y XX en la Biblioteca de Extramuros

Muñecas del siglo XIX y XX. Así se llama la nueva exposición que acoge la Biblioteca Municipal de Extramuros, renombrada ahora como Adolfo Suárez, en honor al expresidente fallecido.

La exposición muestra la colección particular de Eugenio Carmona que se divide en dos secciones: una española y otra europea.

En la europea, al principio de la exposición, podremos ver muñecas italianas, francesas y alemanas con todo tipo de complementos decorativos.

La colección de Carmona, que lleva más de quince años coleccionando juguetes y muñecas, abarca un total de 250 muñecas, 800 si contamos los complementos que acompañan a cada una.

Aunque lleva abierta una semana, la preparación de la misma ha durado aproximadamente un mes de duro trabajo en los que el coleccionista ha resaltado la colaboración de la directora de la biblioteca Rosario Martínez, y el apoyo del concejal de Cultura, Alejandro Varela.

En la colección, que estará expuesta en la biblioteca hasta el 15 de enero, se pueden ver muñecas que no sólo forman parte de la historia, sino que han tenido papeles protagonistas en ella.

Por ejemplo, entre las 'joyas' de la colección de Carmona, se puede ver una de las famosas Mariquita Pérezque perteneció a la Familia Real española.

Pero lo más interesante de todo es poder descubrir que las muñecas, pensadas desde siempre como juguetes para nuestras niñas, tenían funciones más allá que las de divertir a los pequeños, de hecho, las familias más acomodadas de España compraban su Mariquita Péreza sus hijas para demostrar su poderío económico, debido a su elevado coste.

Las piezas que llevan las muñecas, como unas gafas o unas zapatillas, pueden rondar los 300 euros.

De hecho, éstas vestían como la sociedad en el momento en el que fueron creadas, son un perfecto espejo de la historia de nuestros antepasados, de ahí que aunque estemos hablando de una exposición de muñecas, está más destinada al público adulto que al infantil, que entenderá mejor el significado de cada muñeca.

Eugenio, que ha llegado a exponer su colección después de que Rosario Martínez viera unas fotos de sus muñecas y se interesara por ellas, vende y compra muñecas desde que pasara unos años viviendo en Inglaterra, donde tenía mucho trato con varios anticuarios británicos que le llevaron a introducirse en el mundo del coleccionismo.

Carmona también restaura las piezas de sus muñecas, pero es un acérrimo defensor de esas imperfecciones que coloca el tiempo en sus muñecas, "son la soleáde éstas", es por eso que todas sus piezas no están restauradas.

La colección de Carmona, una de las más importantes de España, también llamó la atención de una empresa catalana, pero el coleccionista prefiere que su 'arsenal' particular resida en su ciudad.

Aunque entró en este mundo por la rentabilidad económica que entrañaba por aquel entonces, Eugenio mira con cariño cada uno de sus trofeos; muñecas de fabricantes conocidos mundialmente como Tête Jumeau, Simon and Halbig o Armand Marseine. (Su muñeca más antigua es una T.J datada en 1880).

Por último, el coleccionista reivindicó la necesidad de un museo de juguetes antiguos, algo que daría mucho prestigio a la ciudad en todo el continente.

Piezas componen la colección completa de Eugenio, contando tanto muñecas como complementos de las mismas. Además, no sólo colecciona muñecas; su colección predilecta la componen un gran número de juegos de construcción, como los antiguos Exin Castillos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios