Cultura

La cultura en el horizonte

  • El cambio político en la Junta de Andalucía abre algunas incógnitas acerca de la gestión autonómica y de la colaboración en centros y citas claves en la programación cultural de la capital gaditana

Un grupo de visitantes contempla el Teatro Romano de Cádiz desde el centro de interpretación. Un grupo de visitantes contempla el Teatro Romano de Cádiz  desde el centro de interpretación.

Un grupo de visitantes contempla el Teatro Romano de Cádiz desde el centro de interpretación. / Joaquín Hernández Conde

El cambio de Gobierno en Andalucía llevará consigo evidentemente otras políticas y, por tanto, otro tipo de gestión en las distintas áreas. La cultura es uno de esos ramales en los que se aguarda con expectación qué tipo de decisiones se tomarán de cara a determinados espacios y festivales que, de una u otra manera, dependen de la administración autonómica. En la capital gaditana, la Junta gestiona de manera directa el Teatro Romano y el Museo Provincial y organiza el Festival de Música Española, mientras que tradicionalmente colabora en el FIT, Alcances y la Feria del Libro.

Teatro Romano y patrimonio

Los dirigentes populares se encontrarán con un Teatro Romano visitable ya desde hace unos años, con un centro de interpretación como pórtico de entrada y con destacadas cifras de visitantes. Pero también heredan un escollo administrativo que echó por tierra la millonaria intervención prometida por el anterior gobierno, ahora pendiente de la impugnación de un concurso de licitación.

Pero la patata caliente la tendrá la nueva delegada,Mercedes Colombo, con los restos arqueológicos hallados en la calle Barrocal, con el descubrimiento de una vivienda almohade de la época en la que se consideraba que la ciudad no se extendía más allá de sus muros medievales –hoy El Pópulo–. Los restos ya han sido tapados por las obras, tal y como permitió la comisión de patrimonio, pero la decisión final depende del informe arqueológico definitivo.

Porque la comisión, en su última reunión, decidió dejar abierta una puerta para seguir excavando en la zona e, incluso, para desenterrar de nuevo los restos tapados con hormigón, una opción factible. Y todo porque tampoco hubo unanimidad entre las personas que componen la comisión y que emitieron el último dictamen.

También tendrán que decidir los nuevos gestores qué hacer con los columbarios de General Ricardos y la factoría de salazón de Sacramento, espacios de gran valor pero lamentablemente cerrados a las visitas.

Museo de Cádiz y Casa Pinillos

Varias décadas lleva esperando el Museo Provincial de Cádiz su ampliación hacia el edificio anexo en el que se encontraba la Escuela de Artes. Pero la inoperancia autonómica en este asunto ha sido evidente. La Junta es quien dispone de la llave, la física y la política, para dar aire y más espacio al centro provincial. La confusión vino de la mano de la Casa Pinillos, reformada e inaugurada en la época de Zapatero pero que, a la larga, pasó como ampliación del Museo en lugar de lo que es de verdad: un edificio anexo, auxiliar, que, para más demérito, no abre toda la semana y depende en ocasiones de la disponibilidad del personal para que entren las visitas. Todo un despropósito que habrá que corregir.

Festival de Música Española

Ha sido hasta la fecha la gran apuesta de la administración andaluza en Cádiz, aunque con sus sombras y luces: un festival específico de música española, ubicado entre las fechas de nacimiento y muerte de Manuel de Falla y que desde hace dos años, además, asumió el nombre del músico gaditano más universal heredado de un festival municipal que el nuevo gobierno de San Juan de Dios decidió eliminar de su programación.

El festival, además, cambió de dirección y modificó su formato de conciertos concentrados en apenas semana y media para extenderse durante algo más de tres semanas pero con muchos de sus días vacíos de programación, en una decisión que no ha reportado demasiados beneficios a un festival muy disperso.

A los nuevos rectores culturales corresponderá decidir el futuro de este festival, con el que Cádiz cuenta cada año con la presencia de las cuatro grandes orquesta andaluzas y con otras formaciones de gran relevancia. Es una cita consolidada, con apoyo municipal en la cesión de espacios fundamentales como el Gran Teatro Falla, cuya pervivencia y formato dependerá ahora de la gestión que la Junta quiera hacer con su política musical clásica.

Alcances

Es el festival más longevo de la capital gaditana. Con medio siglo a sus espaldas, con el sello de Fernando Quiñones en su creación como una cita multicultural que resultó imprescindible en el Cádiz de la época, el certamen municipal ha pasado por tantas vicisitudes como crisis hasta mantenerse en la actualidad como un festival dedicado al cine documental español.

También la Junta ha tenido sus altibajos en la colaboración con Alcances, donde ha alternado el patrocinio de premios con la retirada momentánea de la subvención –con enfado descomunal de los responsables municipales, entonces del PP– y, en los últimos años, el regreso de la asignación.Ahora la pelota está en el tejado de quienes acusaron en su día a la Junta andaluza de abandonar el festival cinematográfico.

FIT de Cádiz

La existencia de un patronato que aúna a las administraciones que organizan y colaboran en el Festival de Teatro Iberoamericano, desde el gobierno central a través del INAEM hasta el Ayuntamiento de Cádiz, facilitará que la Junta mantenga su participación en la cita de octubre.Sorpresa mayúscula sería que ocurriera otra cosa. Un FIT, además, de repercusión iberoamericana y que suele ser apuesta segura en materia cultural.

Feria del Libro de Cádiz

Con organización exclusivamente municipal, la participación de la Junta de Andalucía en la Feria del Libro de Cádiz, a través del Centro Andaluz de las Letras, es fundamental para la elección del pregonero de la feria y para la llegada a Cádiz de algunos autores de renombre que dan equilibrio a una cita que también se nutre con acierto, y cada año más, de los autores de la tierra.

En este caso, está por ver si el cambio político y la destitución de Juan José Téllez al frente del citado organismo literario, en un momento en el que la feria de mayo va tomando ya cuerpo, puede afectar a la próxima edición en el Baluarte de la Candelaria. Un interrogante que debe resolverse en las próximas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios