Cultura

El Postismo de Ory en una exposición en el Museo Reina Sofía

  • Hoy se inaugura la muestra 'Campo cerrado', sobre el arte y la literatura de posguerra, en la pinacoteca madrileña

El Postismo, la vanguardia que abrazaba todas las vanguardias, liderada por el gaditano Carlos Edmundo de Ory, estará presente en la exposición Campos cerrado, que hoy se inaugura en el Museo Reina Sofía de Madrid y que podrá visitarse hasta el 26 de septiembre.

La muestra de la pinacoteca madrileña ofrece un repaso por el arte y la literatura española de posguerra, así, uno de sus apartados, que ocupa una de las salas del centro cultural, está reservada íntegramente al Postismo.

En abril de 1939, con la entrada en Madrid del ejército sublevado al mando del general Franco, comienza en España una larga dictadura. Sobre un país asolado y aislado internacionalmente desde 1945, el régimen franquista impone una campaña de (re)construcción nacional, literal y metafórica, que afecta decisivamente a la cultura. Es un tiempo de contrastes en el que conviven, no sin violencia, el deseo solemnizador y la pobreza, la retórica de un pasado glorioso y la dureza del presente, las continuidades y las rupturas, el afán de supervivencia en el interior y el exilio en el exterior. Esta situación altera, endurece y enturbia las relaciones entre el poder y el arte, y describe todos los matices posibles entre la eficacia (tanto coactiva como represiva) del poder oficial y la capacidad de resiliencia de la cultura y de sus autores.

Invocando el espíritu crítico de Campo cerrado, la novela de Max Aub centrada en los años previos a la Guerra Civil, así como las connotaciones de su título, la exposición que se inaugura hoy revisa la posguerra española a partir de un trabajo de investigación que combina panorámicas generales con casos de estudio, obras conocidas con otras rescatadas del olvido, e incluye piezas de naturalezas muy diversas, en ocasiones inéditas para la historia del arte. .

La muestra propone un mapa con varios caminos posibles, que tienen en cuenta las cronologías pero no se someten a la linealidad temporal. Al contrario, el relato se articula en bloques temáticos relacionados con aspectos clave de la época, que funcionan como capítulos autónomos, aunque entre ellos existan conexiones. Estos epígrafes son Una nueva era; Retornos y academias; Campo y ciudad; La irrupción de lo irracional. El Postismo; Intervalo teatral; Exilios; Arquitecturas; Primitivo, mágico, oscuro y Apropiación oficial de lo moderno.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios