Cultura

José Ramón Ripoll gana el Loewe de Poesía con 'La lengua de los otros'

  • El escritor define el poemario como una "propuesta de escapatoria del pensamiento uniforme"

  • El galardón ha aumentado este año su dotación a los 25.000 euros

El poeta gaditano José Ramón Ripoll, durante la pasada Feria del Libro. El poeta gaditano José Ramón Ripoll, durante la pasada Feria del Libro.

El poeta gaditano José Ramón Ripoll, durante la pasada Feria del Libro. / julio gonzález

El poeta gaditano José Ramón Ripoll (1962) fue galardonado ayer con el XXIX Premio Internacional de Poesía Fundación Loewe por su obra La lengua de los otros: una propuesta que el autor define como una "indagación en la memoria: un viaje hacia el pasado, no desde un punto de vista nostálgico, sino tratando de averiguar quién soy. Me introduzco a través de lo que me han contado en el mundo de la infancia, que suele ser un camino escabroso y feliz al mismo tiempo, para situarme", explica Ripoll desde el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Un viaje en el que trata de "desenmascarar el tiempo lineal" y demostrar que, como saben los poetas, "el tiempo es circular".

La referencia primera en La lengua de los otros es la "necesidad de aprender el idioma de los demás para comunicarme en el mundo", prosigue el escritor. "Pero también, la necesidad y el deseo de conservar mi propia lengua".

El poemario es también un ejercicio "contra el lenguaje establecido": "Estamos acostumbrados a los eslóganes políticos y publicitarios que nos envían desde el poder, a un lenguaje perverso que está ocultando la verdadera progresión del ser y del individuo", desarrolla. José Ramón Ripoll denuncia en La lengua de los otros el ejercicio continuado de maquillaje formal y conceptual que viven tanto el lenguaje como los procesos de comunicación actuales: "Se ha privado al lenguaje de significados y de significante, de su múltiple música -indica el autor-. Han subvertido sus connotaciones. De alguna manera, no se trata de volver al lenguaje sencillo, porque bajo la sencillez a veces se esconde la simpleza, sino llamar al pan, pan, y al vino, vino. No son conflictos bilaterales sino guerras, ni pandemias sociales sino hambre".

La misma vindicación de la palabra, en la sociedad actual, se ha convertido en un ejercicio de rebeldía, "de modo que esta viene a ser mi propuesta de escapatoria del proceso gregario y del pensamiento uniforme".

Junto a Ripoll, en los galardones que concede la Fundación Loewe, Sergio García Zamora ha obtenido en esta edición el Premio Loewe a la Creación Joven por El frío de vivir. Una obra en la que combina -destacó el jurado- un "percepción singular del mundo" y "un dominio tanto del poema en prosa como en verso".

Respecto a La lengua de los otros, el jurado de esta XXIX edición del Premio Loewe -integrado por Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Soledad Puértolas, Antonio Colinas, Víctor Rodríguez Núñez, Ana Rossetti, Jaime Siles y Luis Antonio de Villena y presidido por Víctor García de la Concha- quiso reseñar la "unidad de forma y de sentido" que presenta el poemario, en un texto que no es "ni metapoesía, ni metafísica, aunque la roza". Un libro, afirmaron, "muy unitario y estructuralmente muy bien ordenado, con una enigmática relación entre sus partes que, como se comprende pronto en la lectura, son solidarias y correlativas entre sí", que "podría ser trágico y que, sin embargo, resulta cordial".

La directora de la Fundación, Sheila Loewe, ha destacado que la dotación del galardón ha aumentado este año, pasando de 20.000 a 25.000 euros en el Premio de Poesía Loewe y de 7.000 a 8.000 euros en el Premio de Creación Joven.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios