Educación Los días festivos y los lectivos en el puente de diciembre

Manifestación

El jubilado que se hizo viral durante la huelga del metal en Cádiz es condenado a 6 meses de prisión y multa de 330 euros

Carga contra un manifestante.

Las imágenes corrieron como la pólvora en redes sociales. Había huelga indefinida del sector del metal, disconforme con los derroteros que tomaba su convenio. En la avenida principal, justo a la altura de la oficina de turismo, Vicente Reyes, jubilado de astilleros de 67 años, tuvo un encontronazo con agentes antidisturbios de la Policía Nacional. Esto ocurrió el 23 de noviembre.

Aquella fue una semana de movilizaciones en la que el sector del metal emulaba tiempos en los que cortaban puentes, incendiaban contenedores y clavaban barricadas para reivindicar sus peticiones. La renovación del convenio colectivo en términos en los que estos no estaban de acuerdo causó semanas de tensión y conflicto en las calles de la capital y en la barriada del Río San Pedro. Uno de los momentos más convulsos de esos días fue el enfrentamiento de Vicente Reyes con la Policía Nacional. A raíz de esos hechos, el Juzgado de lo Penal Nº1 citó al jubilado de astilleros a declarar. Sobre este pesaba la acusación de atentado contra la autoridad. 

Finalmente, el pasado viernes 23 de septiembre, Vicente Reyes fue condenado a 6 meses de prisión y a una multa de 330 euros por el incidente con los antidisturbios. Reyes trató de demostrar que la carga policial ocurrió en primer lugar, y que él solo intentó defenderse de los golpes para evitar así la condena. En un principio, se pedían para él 15 meses de cárcel, finalmente han sido seis meses. Salvo que cometa algún delito en los dos próximos años, no tendrá que pasar por prisión.

Así fue el enfrentamiento entre Vicente Reyes y la Policía Nacional

En el vídeo que circuló por redes sociales, puede verse cómo agentes de la Policía Nacional empujan al hombre de 67 años. Al instante, este responde embistiendo contra el agente a base de puñetazos. Ante el miedo a que la cosa pase a mayores, y Vicente pueda recibir un golpe peligroso, un compañero intercede entre este y el policía. Esta persona sufre las consecuencias de su acción, al recibir también ciertos impactos con porra. Aún así esto sirve para que las aguas se calmen, para separar a Vicente del agente. Al mismo tiempo que ocurría esto, los antidisturbios disolvieron con varias pelotas de goma al grupo de personas que se concentraba, agitado, en torno a esta pelea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios