DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Nadia Calviño | Ministra de Economía y Empresa en funciones “Hay que prepararse para lo peor en el ‘Brexit’ y el Gobierno lo está haciendo”

  • La ministra de Economía insiste en que el hecho de que el Gobierno esté en funciones no mermará la respuesta de España a la salida de Reino Unido de la Unión Europea

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones. Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones.

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones. / Fito Carreto

Nadia Calviño (La Coruña, 1968) fue uno de los fichajes estrella de Pedro Sánchez para su Gobierno. A su llamada abandonó la Dirección General de Presupuestos de la Comisión Europea, uno de los cargos técnicos con mayor responsabilidad dentro del Ejecutivo comunitario, desde el que se maneja más de un billón de euros. Su experiencia en Bruselas le abrió las puertas del Ministerio de Economía y Empresa, que comprende entre sus competencias la representación de España en el Eurogrupo.

Precisamente, recibió la cartera de manos de Román Escolano, quien fue su preparador para las oposiciones de técnico comercial del Estado. Hija de José María Calviño, el primer director de RTVE nombrado por el Gobierno de Felipe González, y licenciada en Económicas y Derecho, la titular de Economía en funciones no tiene carné del PSOE ni aspira a ser incluida en las listas de cara a las elecciones del 10-N. Pero insiste en que su compromiso con el presidente del Gobierno es “total” en una entrevista concedida ayer antes de clausurar en la sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz la segunda edición de la Tax Global Meeting.

–No hay gobierno ni presupuesto. ¿No hay preocupación en Bruselas por la situación de España?

–En primer lugar, hay que decir que tenemos presupuesto y Gobierno. Estamos operando con unos presupuestos prorrogados que nos van a permitir reducir el déficit público este año al 2%, según teníamos previsto. Y ello nos permite ejecutar políticas, si bien no tan ambiciosas en el ámbito de lo social o de inversión en innovación o educación como hubiéramos podido con los presupuestos generales que propusimos y que lamentablemente fueron bloqueados por la pinza de los independentistas y la derecha. De la misma manera, dentro de las limitaciones de estar en funciones, estamos gobernando. En lo que se refiere a la economía, estamos manteniendo la confianza internacional en nuestro país, como se acaba de demostrar hace una semana con la subida de la calificación crediticia de la deuda de España por parte de dos importantes agencias de calificación. Estamos adoptando medidas y tomando decisiones importantes para los ciudadanos. Por ejemplo, hemos aprobado en un tiempo récord las ayudas para paliar los daños provocados por las riadas, hemos abierto el plazo de ayudas para la reantenización necesaria para el lanzamiento de la tecnología 5G, este viernes aprobamos el primer Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica y estamos adoptando las medidas de contingencia necesarias para el Brexit. Es decir, que aquí hay un Gobierno que gobierna. Por eso no hay preocupación por España; tenemos una situación política y económica estable en comparación con otros países.

–Pero lo cierto es que varios organismos de estudios, el último el Banco de España, han revisado a la baja las previsiones de crecimiento. ¿Se plantea revisar el cuadro macroeconómico?

–A lo largo de este año hemos visto reacciones apresuradas ante determinada información coyuntural puntual. Por ejemplo, en el mes de mayo todos los organismos revisaban al alza la previsión de crecimiento de España. Y ahora parece que la tendencia es revisar a la baja. Lo cierto es que el Gobierno, desde principios de año, previó y anunció un crecimiento más moderado que en años anteriores, dadas las importantes incertidumbres internacionales, sobre todo en la segunda parte del año, con hitos como el Brexit. Es decir, que los fundamentos de nuestra economía están evolucionando en línea con nuestras previsiones. Comprendo el interés por la tasa de crecimiento del PIB, pero no tenemos que obsesionarnos con una décima más o menos. Lo importante es la tendencia subyacente. España está en la fase expansiva del ciclo económico y todos los analistas prevén que creceremos este año por encima de la media de la UE y lo seguiremos haciendo el año próximo.

"No hay que obsesionarse con una décima más o menos de crecimiento. Lo que importa es la tendencia”

–La formación de gobierno habría permitido afrontar esta incertidumbre con mayores garantías. ¿Por qué no fraguó el pacto con Podemos?

–Siempre he dicho que es muy importante tener cuanto antes un Gobierno estable, con una perspectiva de cuatro años, para hacer frente a los retos y aprovechar esta buena marcha de la economía y afrontar las reformas necesarias para que el crecimiento sea lo más sostenible posible en el tiempo. Creo que nuestras perspectivas serían aún más positivas si tuviéramos ya un Gobierno progresista, pero también estable y cohesionado que pueda actuar de forma coherente. Desde hace 15 meses, España tiene un Gobierno responsable, que da estabilidad, con una visión de futuro. Y lo que necesitamos no es sólo una investidura, sino una perspectiva de medio plazo que dé confianza a ciudadanos y empresarios.

–El Brexit sin acuerdo genera una gran preocupación en Andalucía. Si los plazos se cumplen, la ruptura se producirá con un gobierno en funciones. ¿Eso mermará la respuesta de España?

–El Brexit es uno de los fenómenos más relevantes en el ámbito internacional actual. No me sorprende que haya inquietud ante la falta de claridad sobre el desenlace. Seguimos trabajando con miras a tener un acuerdo lo mejor posible, con el menor trastorno para los ciudadanos, pero hay que prepararse para lo peor y eso es lo que está haciendo nuestro Gobierno de forma responsable. Todos los ministerios han puesto en marcha las medidas necesarias para minimizar las disrupciones en las exportaciones y proteger a los ciudadanos españoles en Reino Unido y a los británicos en España. Esta semana hemos celebrado la reunión de la Conferencia para asuntos de la Unión Europea con las comunidades autónomas para coordinar la preparación ante el Brexit, que ha sido valorada muy positivamente, y nos mantenemos en contacto con los sectores más afectados. Estamos ante un evento necesariamente incierto, cuyo impacto no puede ser totalmente previsto y que supone uno de los principales focos de incertidumbre de aquí a final de año.

–En los últimos años se había logrado una colaboración estrecha con Gibraltar en lo que se refiere a blanqueo de capitales. ¿Temen una regresión en esa relación si hay un Brexit sin acuerdo?

–Tanto las relaciones con Gibraltar como el bienestar de los ciudadanos del Campo de Gibraltar son absolutamente prioritarios para este Gobierno. Lo hemos demostrado con el plan de choque que se adoptó a finales del año pasado y en las negociaciones con el Reino Unido en el proceso del Brexit. Uno de los aspectos clave será el mantenimiento de los estándares y la cooperación en la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. Es una condición indispensable para que las entidades establecidas en Gibraltar puedan prestar servicios financieros en España. Yo confío en que la colaboración en ese terreno siga siendo igual de buena. Pero para nosotros lo más importante es minimizar cualquier tipo de disrupción en la Verja y en los ciudadanos del Campo de Gibraltar. Hemos puesto en marcha medidas para reforzar el tejido económico en una zona con enormes activos. Por ejemplo, en lo que respecta a mi ministerio, estamos trabajando con la mancomunidad para establecer un Centro de Innovación Digital y Emprendimiento. Espero que podamos firmar un convenio antes de final de año para crear un nodo de formación y digitalización de las empresas y apoyar la diversificación de la economía de la zona. Junto a otras medidas en materia de seguridad, logística e infraestructuras, este proyecto servirá para dinamizar y apoyar el crecimiento económico y del bienestar en esta región tan importante de nuestro país.

"El Campo de Gibraltar es prioritario .El Gobierno trabaja para minimizar las disrupciones en la Verja”

–La industria aeronáutica es uno de los puntales de la economía andaluza. En las últimas semanas hemos visto noticias inquietantes por parte de Airbus por su malestar con el Gobierno, al considerar que ha sido relegado en el proyecto del nuevo caza europeo. ¿Ha habido contactos con la empresa?

–Por supuesto que hay contactos con la empresa, al igual que con todos los operadores de este proyecto que es estratégico para nosotros, desde el punto de vista de defensa e industrial. El objetivo es tener un consorcio en el que se exploten las sinergias entre empresas como Indra y Airbus, que son esencialmente complementarias y que pueden unir sus capacidades para que España siga siendo uno de los polos fundamentales en el sector aeronáutico.

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, durante la entrevista celebrada en la Confederación de Empresarios de Cádiz. Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, durante la entrevista celebrada en la Confederación de Empresarios de Cádiz.

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, durante la entrevista celebrada en la Confederación de Empresarios de Cádiz. / Fito Carreto

–España ha acometido una profunda reestructuración del sector financiero en los últimos años, pero se ha quedado fuera de este proceso el sector de las cooperativas de crédito, en el que Andalucía cuenta con importantes entidades como Cajamar o la Caja Rural del Sur. ¿Por parte de Bruselas hay intención de profundizar la reforma en este ámbito, o el mapa financiero ya está cerrado?

–En los últimos diez años se ha acometido una reestructuración muy profunda del sector financiero español, que continúa, más allá de la respuesta a la crisis, para afrontar los retos de la digitalización. El sector de las cooperativas de crédito también se ha venido transformando en los últimos años y tiene un papel muy importante en el mundo rural. Tenemos que asegurarnos de que esté en condiciones óptimas de estabilidad y competitividad de cara al futuro.

–Un municipio gaditano, Villaluenga del Rosario, ha sido el primero de España en financiar con fondos públicos la instalación de un cajero automático. ¿Qué se está haciendo por parte del Gobierno para evitar la exclusión financiera del medio rural?

–España es uno de los países con menor exclusión financiera. Además, en este periodo de 15 meses hemos adoptado medidas para reforzar la inclusión mediante el establecimiento de la obligación para las entidades financieras de ofrecer a todos los ciudadanos una cuenta de pago básica, con servicios como domiciliaciones, transferencias o sacar dinero de los cajeros. Además, hemos dispuesto que estas cuentas de pago básicas sean gratuitas para las personas más vulnerables económicamente. Por otra parte, se están produciendo cambios tecnológicos que permiten cada vez más operar con medios digitales y los bancos están poniendo a disposición oficinas móviles para intentar paliar este riesgo de exclusión financiera.

–Cádiz es una provincia que posiblemente está en el vagón de cola de España y de Europea en densidad de empresas, desempleo, actividad económica... En los últimos años surgió una iniciativa muy ambiciosa, la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz que no ha tenido los efectos deseados, o al menos esa es la impresión que da. ¿Qué balance hace el Gobierno de su participación?

–Todos los proyectos que articulen y coordinen inversiones son muy positivos. Y en ese sentido, la ITI es una muy buena iniciativa porque facilita una planificación de las inversiones y una mayor coherencia para dar continuidad y explotar sinergias. Además, permite maximizar la ejecución de los fondos comunitarios, donde no sólo Cádiz sino España en general está teniendo retos en este periodo de programación, que tiene unas exigencias distintas a las del pasado. La última información disponible apunta que la ejecución de la ITI estaría en torno al 30%. Desde el Gobierno central estamos comprometidos para que aumente esa ejecución para maximizar el impacto positivo de las inversiones cofinanciadas con fondos comunitarios.

"Más importante que contabilizar la economía sumergida es lograr que aflore y se regularice”

–La economía sumergida tiene gran peso en la provincia de Cádiz. ¿No hay forma de lograr que esa actividad aflore o al menos se contabilice en las estadísticas?

–Diversos organismos han estimado el peso de la economía sumergida. Yo creo que más importante que contabilizarla, es aflorarla y que se regularice. Para eso hemos puesto en marchas varias iniciativas. Por ejemplo, un plan de lucha contra el fraude que ya ha permitido recuperar aproximadamente 15.000 millones de euros en el último año. También hemos emprendido un plan de choque por un trabajo digno, que ha permitido aflorar empleo sumergido y la conversión de contratos temporales en indefinidos y de falsos contratos a tiempo parcial en contratos a tiempo completo. El resultado es muy positivo y el Ministerio de Trabajo prepara una segunda fase. Pero es muy importante la cooperación entre todos. La administración autonómica y local tienen un importante papel que jugar en este sentido.

–Una última pregunta, ministra. ¿Irá en las listas del PSOE?

–No creo que haya cambios sustanciales en las listas o en mi situación. Mi compromiso con el presidente es total y estaré allí donde pueda prestar un mayor valor añadido en un Gobierno progresista, estable y cohesionado, que es el que España necesita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios