Exclusión financiera Villaluenga tendrá el primer cajero automático municipal de España

  • El Ayuntamiento tendrá que indemnizar al titular de la instalación si no alcanza un número mínimo de operaciones

  • El cajero más cercano se encuentra en Benaocaz después del cierre de la última sucursal bancaria a principios de año

El cajero automático instalado por el Ayuntamiento de Villaluenga. El cajero automático instalado por el Ayuntamiento de Villaluenga.

El cajero automático instalado por el Ayuntamiento de Villaluenga. / ALEJANDRO MARTÍN

Villaluenga del Rosario será el primer municipio de España en contar con un cajero automático contratado por el Ayuntamiento para combatir la exclusión financiera. El Consistorio ha llegado a un acuerdo con la multinacional Cardtronics, que cuenta con la mayor red de cajeros del mundo, para instalar un dispositivo en el pueblo que entrará en servicio esta misma semana.

"No podemos permitir que vengan turistas y no puedan sacar dinero. La ruralidad no tiene por qué ser sinónimo de exclusión social ni de baja calidad de vida", explica el alcalde de Villaluenga, Alfonso Moscoso. La idea surgió después del cierre de la última oficina bancaria en el pueblo, que pertenecía a Unicaja. La entidad financiera decidió sustituir la sucursal por un agente financiero, lo que supuso la clausura del único cajero de Villaluenga.

Esto supone que los residentes y turistas deban desplazarse a Grazalema o Benaocaz, que todavía mantiene una oficina de Caixabank, según indica Moscoso, que insiste en que el Ayuntamiento "no va a pagar por tener un cajero". El dispositivo ha sido instalado en la zona de los caños, frente a la fábrica de queso payoyo.

El convenio con Cardtronics se suscribió el pasado mes de marzo, después de que el Consistorio contactara infructuosamente con varias entidades financieras. Esta empresa está especializada en la instalación de cajeros automáticos en zonas costeras y centros comerciales, por lo que la idea de implantar un dispositivo en Villaluenga no le atrajo inicialmente.

El cajero instalado en Villaluenga del Rosario El cajero instalado en Villaluenga del Rosario

El cajero instalado en Villaluenga del Rosario / D. C.

"Cuando le planteamos la opción de un cajero, nos dijeron que no les interesaba, ya que ellos pagan un dinero por instalar los cajeros, sea por ocupación de la vía pública o de un espacio privado, y no les resultaba rentable en un pueblo pequeño", explica el alcalde de Villaluenga. 

La opción pactada finalmente es el establecimiento de un número mínimo de operaciones. Si se supera, Cardtronics abonará una tasa al Ayuntamiento y si no, será el Consistorio el que pague a la empresa. Sin embargo, el primer edil incide en que el acuerdo, de doce meses de duración prorrogable hasta cuatro años, no tendrá coste para las arcas municipales. 

"Si vemos que las operaciones no son las que hemos estipulado, lo quitaríamos. Atendemos las demandas de los vecinos, visitantes y turistas. No podemos pretender que nos cueste el dinero", sostiene Moscoso. Una de las novedades es que el cajero también ofrecerá publicidad en la pantalla cuyos ingresos serán explotados por el Ayuntamiento.

Por su parte, el director financiero de Cardtronics, José Manuel Tarazona, estima que el convenio "no resultará muy caro". "La previsión es que le pueda costar a Villaluenga unos 300 euros al mes. El ayuntamiento pone el espacio y Cardtronics instala el cajero y lo mantiene. Para nosotros la retirada de la banca española va a ser una gran oportunidad de negocio", señala en declaraciones recogidas por El Confidencial.

La concentración del sector financiero ha llevado al cierre de miles de sucursales, principalmente en los municipios más pequeños. Casi la mitad de los municipios de España no disponen de ningún tipo de sucursal. Y se calcula que en 2025 tres millones de españoles se verán obligados a desplazarse a otros municipios para poder sacar dinero al no disponer de cajero automático. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios