Provincia de Cádiz

Cortocircuito en el mercado hipotecario

  • El último dato, con 543 préstamos en la provincia, es el más bajo desde que existen registros Los bancos han firmado en seis meses lo mismo que se movía en 2007 en un mes

El último dato sobre los préstamos bancarios para viviendas fincas y solares aportado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente a las hipotecas firmadas en el pasado mes de julio en la provincia, no confirma una tendencia, sino un cortocircuito. En ese mes los bancos constituyeron en la provincia 543 hipotecas, en muchos casos sobre sus propios pisos, y pusieron en circulación poco más de 45 millones de euros, una cantidad insignificante para un sector prácticamente inexistente, el inmobiliario.

A modo de comparación, en el último año de la burbuja, 2007, en el mismo mes de julio, que corresponde al techo histórico de concesiones de hipotecas de los bancos en la provincia, se firmaron 4.039 hipotecas por un valor de 565 millones de euros. Por entonces, la provincia fue la décima de España en movimiento hipotecario (ahora es la decimosexta). Siguiendo el índice de morosidad actual en la provincia, que se mueve en torno al 13%, se podría extrapolar que de esas 4.039 hipotecas cerca de medio millar son fallidas, de alto riesgo, no se están cobrando o se cobran con dificultad. O los bienes para lo que se dieron ya están en poder del banco.

Que en julio de 2007, por poner julio como mes de referencia, no se medían bien los riesgos, lo que ha dado como resultado que seis años después hayan cerrado una de cada diez oficinas bancarias, lo demuestra el importe medio de las hipotecas concedidas. En 2007, los bancos prestaban de media a cada cliente 140.000 euros -una cantidad que para ser devuelta en 20, años, por poner un caso, tenía una cuota de 874 euros mensuales- . En el último mes de julio esa media cayó hasta los 83.000 euros -La devolución a 20 tendría una cuota mensual de 518 euros, algo más razonable-.

No todas las hipotecas durante la burbuja eran sobre viviendas. Ese mismo mes de julio de 2007, y aquí encontraremos algunas causas de nuestros actuales problemas, los bancos firmaron hipotecas sobre 59 solares. ¿Cuánto prestaron por esos solares? 41 millones de euros. Es decir, en 2007 sólo el mercado de suelo movía la misma cantidad que el total del mercado hipotecario actual. De hecho, en 2007 se firmaron 4.039 hipotecas pero sólo se registraron 1.786 compra-venta de viviendas, el resto o eran fincas (pocas) o suelo o se trataban de hipotecas malabaristas del territorio especulativo. El pasado mes de julio hubo casi tantas compra-venta de viviendas como hipotecas: 513 sobre 543. Es decir, un mercado ajustado, pero ajustado en el subsuelo de la actividad económica.

Encontrar datos similares en el pasado es imposible: no existen desde que se realizan los registros del INE. Hace casi veinte años, recién salidos de la anterior crisis, en 1995, se firmaron en julio más de 700 hipotecas por un importe total de 33 millones de euros (5.500 millones de pesetas de entonces). Deducida la inflación contando que, por entonces, ni el suelo se había liberalizado ni las viviendas estaban en los precios estratosféricos que llegaron a alcanzar años después, nos da como resultado el tremendo retroceso del sector.

El dato del mes de julio es relevante porque supone que toca suelo en la tendencia que se ha ido marcando durante todo el año. Enero arrancó en la provincia con 1.200 hipotecas, más del doble que en julio. En abril ya se veía el descenso con poco más de 800 y en junio ya habían caído a 600. En 2012 se firmaron 11.738 hipotecas por un importe de 1.344 millones. En los primeros seis meses de 2013 se firmaron 4.996 hipotecas en la provincia (en un solo mes de 2007, enero, se firmaron 5.144, por hacer una comparación). De mantenerse, que no lo hará a la vista del mes de julio, se habría perdido un 10% de un mercado ya de por sí bastante inactivo. En cantidades prestadas esos primeros meses superan por poco los 600 millones (603) y eso gracias a que el primer mes del año se prestaron 254 millones, el mismo volumen de hipotecas que durante todo el segundo trimestre de 2013. Por seguir con la comparación, en un solo mes de 2007, septiembre, se prestaron en la provincia 777 millones.

"Mientras no se reduzca la morosidad, los bancos no van a prestar dinero", afirma con seguridad el catedrático de Economía Emilio Ontiveros. Otro economista mediático, José Carlos Díez, va más allá y ha asegura a este medio que "cada vivienda que regresa al banco debilita su capacidad de préstamo". El mercado hipotecario ni está ni se le espera, con lo que, en realidad, el precio de la vivienda es ficticio porque la mercancía que no se vende no vale nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios