Cádiz| La pandemia de coronavirus El Colegio de Enfermería advierte que los profesionales siguen sin los medios apropiados para protegerse

  • El presidente, Rafael Campos, espera y desea que el uso de las mascarillas defectuosas no tenga consecuencias importantes 

  • Considera necesario que se realicen los test para detectar Covid-19 a todos los profesionales que están en primera línea

  • Afirma que los sanitarios "más que héroes, están siendo víctimas" y califica "de diez" el comportamiento de la población en esta crisis

El presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos.

El presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos.

El presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos, reconoce que la situación en los centros sanitarios de la provincia respecto a la pandemia de coronavirus ha mejorado en las últimas semanas y no tiene nada que ver con la que se vive en otras provincias y comunidades, en el sentido del número de casos graves que amenazaban con desbordar las Unidades de Cuidados Intensivos y los servicios de Urgencias de los centros de nuestra provincia.

Aún así, "en estos momentos, no podemos decir que el personal sanitario dispone de todos los medios necesarios y apropiados para protegerse de contagios. La situación ha mejorado pero, por ejemplo, todavía las mascarillas se siguen utilizando durante largo tiempo de exposición", advierte Rafael Campos.

Y hace referencia a un estudio publicado este jueves, realizado por el Consejo General de Enfermería, en el que 7 de cada 10 enfermeras confirman haber trabajado sin equipo de protección adecuados frente a la pandemia, "lo que podría explicar el altísimo volumen de sanitarios contagiados. No hay que olvidar que los asintomáticos son una fuente importantísima de transmisión", apunta Campos.

Sobre las mascarillas retiradas por Sanidad

Para el presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, el asunto de las mascarillas retiradas por Sanidad "ha sido indudablemente una malísima noticia". En su opinión, "es muy serio el que nuestros compañeros han estado confiados en su protección y realmente estuvieron corriendo un riesgo innecesario. Esperemos y deseemos que las consecuencias del uso de esas mascarillas defectuosas no sean importantes. Me consta que desde los centros se están realizando test a todo el personal que las usó".

Manifiesta que "esta situación ha caído como un jarro de agua fría entre los profesionales que se han visto decepcionados, una vez más, por parte de quienes tienen la responsabilidad y la obligación de protegerles".

En este sentido, indica que no es casualidad que en España, el 16% de los contagiados sea personal sanitario, mientras que en Italia ha sido del 8% y en China solo del 4%. "Y este porcentaje es aún más preocupante en Andalucía, donde la tasa de infectados supera el 21%".

La realización de test

Rafael Campos asegura que todos los países que han controlado bien la pandemia de coronavirus han usado los test desde el primer momento para identificar y aislar a las personas infectadas. "No he leído una sola entrevista a expertos en la que no se reclame a las autoridades que se necesita con urgencia realizar los test a los profesionales que están en primera línea. Somos un vehículo de transmisión muy potente y estamos contagiando y siendo contagiados sin control alguno".

Valoración de la situación actual

Respecto a la situación que se está viviendo actualmente debido a la pandemia de coronavirus, afirma que una crisis "es siempre una oportunidad de mejora y debemos de aprender de los errores. Me duele decirlo, pero la primera conclusión que debemos sacar es que no tenemos el mejor sistema sanitario del mundo, aunque sí a los mejores profesionales, que es distinto. Solo la excelente profesionalidad y entrega de nuestros compañeros han disfrazado un importante déficit en nuestro país. Tenemos el 40% menos de enfermeras que el resto de Europa y en Andalucía, la mitad de enfermeras que Navarra y el 30% menos que la media nacional".

Sobre el comportamiento de la población, considera que está siendo "de 10”. "Los contadísimos casos aislados no dejan de ser una anécdota. Esto adquiere más valor, si cabe, si se tiene en cuenta el desastre de gestión que se está haciendo de esta pandemia".

En cuanto a los profesionales sanitarios, piensa que "nunca los españoles han estado tan unidos en una sola opinión". Y en concreto, respecto a sus compañeros no duda que "han estado a la altura, sobre todo teniendo en cuenta las condiciones en las que han estado y están trabajando".

"Para mí, es triste que haya sido necesaria esta pandemia para que la población ponga en valor nuestro trabajo y reconozca nuestra importancia en todo el proceso de salud de las personas. Están haciendo lo que siempre hacen, ponerle el alma y, en ocasiones, la vida para cuidar a los demás, solo que en este caso, y debido a las terribles condiciones en las que lo están haciendo, tiene más repercusión. Estamos en un escenario que nadie podía imaginar ni en la peor de sus pesadillas. Creo que más que héroes, están siendo víctimas, pero tiempo habrá para hablar de ello y de pedir responsabilidades", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios