Prisiones

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurúa, visita a los etarras que permanecen en las prisiones portuenses para informarles del fin de la dispersión

  • Estuvo reunida con miembros de la banda terrorista en Puerto III y en Puerto I

  • El Gobierno acelera los trámites para el acercamiento de presos al País Vasco

Mertxe Aizpurúa, durante una intervención en el Congreso.

Mertxe Aizpurúa, durante una intervención en el Congreso. / EFE

La portavoz en el Congreso de los Diputados de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, acompañada de otro miembro de su partido, visitó el pasado martes en Puerto III y Puerto I a los presos de la banda terrorista ETA que continúan cumpliendo condena en sus instalaciones. Aizpurua se entrevistó personalmente con todos los reclusos para informarles de las últimas gestiones que está llevando a cabo su formación y el Gobierno central con el fin de acelerar el fin de la dispersión de los presos de ETA y su acercamiento al País Vasco. No es la primera vez que políticos de EH Bildu viajan hasta la provincia para mantener encuentros con los presos etarras, aunque esta última visita tiene más relevancia en tanto en cuanto parece que muy pronto todos regresarán al norte.

Actualmente los centros penitenciarios españoles custodian a 197 presos de ETA, la cifra más baja en cuatro décadas, según publicaba recientemente el periódico El País. Un centenar de esos internos, prácticamente la mitad del total, se encuentran en cárceles andaluzas. Cádiz es la provincia en la que más reclusos de la banda terrorista siguen cumpliendo sus condenas. En la prisión de Puerto I hay ocho etarras y en Puerto III quedan diez, según la memoria que hizo pública la organización de apoyo a los presos Etxerat, actualizada en junio de 2020 y de la que ya informó este diario. En la prisión de Botafuegos, Algeciras, hay todavía cuatro miembros de la banda, por lo que son 22 los que quedan en las cárceles de la provincia de Cádiz. Algunos de los que permanecen son los que mantienen una posición más dura respecto al denominado conflicto vasco. "De no ser así, ya estarían más cerca de los suyos”, aseguraron a este medio fuentes penitenciarias el pasado mes de noviembre. Se refieren así a los presos que siguen defendiendo el terrorismo como vía válida para conseguir la independencia del País Vasco.

Fuentes consultadas por este medio comentaron que Mertxe Aizpurua y su acompañante estuvieron toda la jornada en tierras portuenses, entrevistándose por la mañana con los internos de Puerto III y por la tarde con los de Puerto I.

El pasado lunes se celebró una rueda de prensa en el Colegio de la Abogacía de Bizkaia, en la que el Foro Social Permanente, según el diario Público, aportó "un análisis sobre los avances, bloqueos y retrocesos en que se encuentra el proceso de normalización política y social con el fin de alcanzar un marco de convivencia y paz" tras la desaparición de ETA.

El informe se ha conocido pocos días después de que el Gobierno llevara a cabo el mayor acercamiento de presos de ETA de toda la legislatura: once reclusos fueron trasladados a prisiones ubicadas a distancias más cortas de Euskadi. Según datos del Ministerio de Interior, desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa en 2018 hubo 131 traslados de presos. No obstante, en la mayoría de los casos se trató de movimientos a prisiones ubicadas fuera de Euskadi.

Fuentes penitenciarias han comentado hoy mismo que la actitud de los presos sigue siendo inamovible en sus posiciones, aunque no suelen dar problemas de agresividad. En los últimos tiempos, salvo alguna huelga de hambre, como la protagonizada por Iñaki Bilbao, alias Txikito, el pasado otoño, no ha habido mucha movimiento. Precisamente Bilbao es uno de los más duros incluso en las pretensiones del Gobierno de acabar con la dispersión y pide volver a las armas para alcanzar la libertad de Euskal Herria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios