Elecciones Municipales | San Fernando ¿Qué hacemos con el tranvía?

  • Tras más de diez años de obras y todavía sin fecha para su puesta en marcha, el proyecto sigue marcando el debate político por sus muchas asignaturas pendientes y su incierto futuro 

Cruce de vías del tranvía en La Ardila. Cruce de vías del tranvía en La Ardila.

Cruce de vías del tranvía en La Ardila. / Román Ríos (San Fernando)

El proyecto marcó las municipales de 2007 en una Isla que entonces se dividía entre partidarios y detractores del paso del tranvía por la calle Real, la antigua travesía de la N-IVpor la que aún discurría el tráfico rodado y que siempre se ha considerado como la arteria principal de San Fernando: su eje económico, cultural y social.

Luego vinieron las elecciones de 2011, las de 2015 y, ahora, las de 2019, que se celebrarán en tan solo dos semanas. Y el tranvía sigue sin pasar... Hablar del proyecto en San Fernando se ha convertido en algo así como mencionar la soga en la casa del ahorcado después de innumerables retrasos y de no menos plazos dados desde la Junta de Andalucía para anunciar su puesta en marcha y hasta la venta de billetes.

A nadie se puede culpar de que haya cundido un escepticismo generalizado entre los ciudadanos, de que ni siquiera los que otrora eran sus más firmes partidarios tengan ya argumentos para defender las bondades de este medio de transporte que proyecta unir las ciudades de Cádiz, San Fernando y Chiclana o de que el número de isleños que piensa que esto jamás se va a poner en marcha crezca día tras día. El polémico proyecto siempre ha tenido a media Isla en contra y se ha ganado a pulso el rechazo de la otra después de más de diez años de obras en la calle Real y decenas de contratiempos.

Por eso no es de extrañar que haya incluso partidos que en esta campaña hayan empezado a plantear en serio el regreso del tráfico a la calle Real.Lo ha hecho hace tan solo unos días el candidato de Vox, Carlos Zambrano, formación que en el pasado mes de febrero anunció que había pedido al Parlamento andaluz los expedientes del tranvía y que –se reafirma– llegará incluso a exigir responsabilidades si finalmente no se llega a poner en marcha. Eso sí, cuando habla de restablecer el tráfico rodado no se refiere a toda la calle Real ya que apuesta por mantener peatonalizado el tramo más céntrico, el que discurre entre la alameda Moreno de Guerra y la plaza de laIglesia.

Lo cierto es que, aunque en 2018 volvió a verse el tranvía circular en pruebas durante unos días por San Fernando, Chiclana y el tramo interurbano y de que en el entorno del Río Arillo han vuelto a reanudarse las obras que se han llevado más de un año paralizadas, nadie se atreve a poner una fecha para la puesta en funcionamiento del servicio, que ni de lejos parece que vaya a darse en poco tiempo.

El tranvía condicionó las municipales de 2007 en una Isla dividida en dos

El nuevo gobierno andaluz formado tras las elecciones autonómicas del pasado mes de diciembre ha sido hasta ahora bastante parco a la hora de referirse al proyecto del tranvía, aunque ha tildado de "desastrosa" la situación que se ha encontrado al llegar al ejecutivo andaluz. De hecho, ha anunciado la tramitación de una prórroga con Europa para no tener que devolver parte de las ayudas millonarias que se recibieron de los fondos Feder para subvencionar el proyecto, lo que supondría la puntilla definitiva para el tranvía, que muchos –por otro lado– consideran que nunca llegará a ser rentable.

Pero al margen de ese debate político hay todavía importantes cuestiones que siguen pendientes de resolver y que, de un modo u otro, sobrevuelan la campaña, como la construcción de la subestación eléctrica prevista en Janer, que es clave para abastecer al tranvía y que además permitirá a La Isla compensar su déficit energético. La redacción del proyecto y la ejecución de las obras están adjudicadas desde mediados del año pasado. Pero del comienzo de los trabajos nada se sabe por el momento.

Pruebas del tranvía, en una imagen de archivo. Pruebas del tranvía, en una imagen de archivo.

Pruebas del tranvía, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

Otra de las claves –y una de las que más importa al ámbito de lo municipal ahora que estamos en campaña– se refiere específicamente a situación de la calle Real y a su mantenimiento. La Junta apremia al Ayuntamiento a que recepcione el vial toda vez que da por finalizadas las obras y solo se está a la espera de la entrada en funcionamiento del tranvía. Pero el Consistorio no tiene ninguna prisa y las carencias de la obra –ahí están las losas que se rompen cada poco– pesan bastante. Tanto es así que la Junta ha condicionado la colocación de mobiliario urbano –bancos y papeleras– que se licitó en el pasado mes de octubre a que el Ayuntamiento recepcione de una vez la calle Real y se haga cargo de su mantenimiento, a excepción de la plataforma tranviaria del centro de la calzada, por donde pasará el tranvía, que sería de su competencia exclusiva.

Otra cuestión, exclusivamente municipal, que no ha conseguido salir adelante en estos últimos cuatro años por la falta de apoyo político ha sido la ordenanza de la calle Real, que resulta vital si alguna vez el tranvía llega a ponerse en marcha: zonas de carga y descarga, accesos para residentes, cómo será la circulación del taxi, calles de cruce, circulación de bicicletas... El tema se queda como una de las asignaturas pendientes que tendrá que afrontar la nueva CorporaciónMunicipal que se forme tras las elecciones del próximo 26M.

Prácticamente todos están de acuerdo en que a esta alturas hay pocas opciones

La alcaldesa y candidata del PSOE, Patricia Cavada, es tajante al hablar del tranvía, un proyecto que siempre ha defendido el PSOEdesde la Junta de Andalucía."Siempre lo he defendido y sigo creyendo en el proyecto pero, como le ocurre a toda la ciudad, sigue quemándome el enorme retraso que arrastra. comparto perfectamente que los ciudadanos no lo entiendan porque a mí me ocurre lo mismo: no entiendo los motivos de tantísimo retraso", advierte. “Hay un nuevo gobierno desde hace meses y seguimos igual, sin saber siquiera cuándo se van a retomar las pruebas del tranvía porla calle Real", apunta.

Eso sí, Cavada deja claro que, a pesar de los retrasos, sigue creyendo en la viabilidad del proyecto. "Yo veo el tranvía funcionando, con gente viniéndose de Chiclana y bajándose en la calle Real, con jóvenes con las bicicletas, como un medio de transporte sostenible que unirá a tres grandes poblaciones", insiste. Y defiende también las ventajas de la peatonalización de la calle Real, esa "vida" que ha dado al centro. Los isleños –sostiene– se han acostumbrado sin echar de menos los coches.

Un ciclista, por la plataforma del tranvía de la calle Real. Un ciclista, por la plataforma del tranvía de la calle Real.

Un ciclista, por la plataforma del tranvía de la calle Real. / Román Ríos (San Fernando)

Fran Romero, candidato de Andalucía por Sí (AxSí), resume lo ocurrido con el tranvía de manera contundente: una idea estupenda, un proyecto transformador para modernizar y reactivar el centro por el que los andalucistas apostaron con entusiasmo –y aún a un alto coste en las urnas–, pero ejecutado de la peor manera posible por parte de la Junta de Andalucía. Tanto que ha llevado a La Isla a la situación actual, en la que todavía no se sabe cuándo se va a poner en marcha. "Como alcalde una de mis prioridades desde el primer momento será exigir a la Junta de Andalucía el tranvía circule por fin por la Calle Real", dice.

En varias ocasiones se ha referido también el candidato del PP, José Loaiza, a los numerosos problemas que ha originado el tranvía, un proyecto impulsado por el PSOE desde la Junta y los andalucistas desde el Ayuntamiento que ahora intentan desbloquear tras su llegada al gobierno andaluz y poner en marcha para evitar tener que devolver a Europa las ayudas millonarias que se recibieron. Así lo afirmaba hace una semana durante la presentación de su programa de gobierno, en el que insiste especialmente en el problema del tráfico en la ciudad.

Hay formaciones como Vox que han planteado en campaña el regreso del tráfico a Real

"Una de las primeras cosas que el gobierno andaluz ha tenido que hacer, tras la llegada de PP y Ciudadanos, ha sido la negociación de la ampliación de plazos para la puesta en marcha del tren-tranvía", recuerda la candidata de la formación naranja a la Alcaldía, Regla Moreno. "Hay que recordar que la fecha límite para no devolver los fondos Feder era el 1 de abril. La Junta de Andalucía tiene un compromiso firme para impulsar la terminación de los trabajos y puesta en servicio del tren tranvía de la Bahía de Cádiz. A partir de aquí, antes de recepcionar esta obra nos aseguraremos que cumpla con todas las garantías y por supuesto lucharemos para que se cumpla con lo comprometido con la ciudad".

Otra formación que siempre ha defendido el tranvía como modelo de transporte sostenible, Izquierda Unida, reclama al gobierno andauz la realización de una auditoría "que exprese con claridad la situación actual del proyecto y de la obra del tranvía", com apunta su candidato a la Alcaldía en San Fernando, Gonzalo Alías.

Solo San Fernando, formación política de reciente creación, recuerda que la calle Real no es de titularidad municipal o "al menos no está clara su situación". A eso suma la falta de una ordenanza reguladora, que no salió adelante en este mandato que ahora termina por lo que considera "falta de transparencia del equipo de gobierno". "Al menos a mí no me dieron información suficiente", apunta su candidata a la Alcaldía, Inmacualda López, sobre su experiencia en este sentido como concejala no adscrita.

En el tema del tranvía reconoce que nunca terminó de convencerle el trazado por la calle Real, que partía en dos la ciudad. "Ha provocado durante diez años un caos circulatorio, del que nos seguimos recuperando y que en cierta forma continúa", se lamenta López. El problema, incide, es que si no pasa la Junta tendrá que devolver mucho dinero. "No sabemos qué está pasando", apunta como muchos ciudadanos sobre este tema.

A pesar de ello, no está de acuerdo en que no entre en funcionamiento, ni siquiera en que se plantee por otros partidos políticos que vuelva la circulación a la calle Real. Si bien sabe que ningún tranvía ha sido rentable en Andalucía, defiende que los servicios públicos no tienen que tener esta cuestión entre sus objetivos. "Que funcione de una vez, al menos que sea eso, un servicio público", finaliza.

Es la misma posición firme que expresa Podemos: "El tranvía se tiene que poner en marcha". La formación que lidera Ernesto Díaz reparte responsabilidades: la competencia no es del Ayuntamiento, pero en el caso de la ordenanza reguladora de uso de la calle Real sí tiene obligaciones. "Se llevó a pleno, pero votamos que no porque no solucionaba un problema de seguridad, que es el soterramiento del cableado de la empresa Isla Televisión", apunta el candidato de la formación morada la Alcaldía.

Ante eso reclama que se resuelvan todas las incidencias y cuestiones de seguridad antes de dar el visto bueno a la normativa. “Pero el gobierno municipal no ha ha hecho ningún gesto, ni un movimiento para cambiarla, a pesar de nuestras peticiones tanto públicamente como en encuentros privados”, cuestiona Díaz.

Para Falange Española, partido que solo presenta candidatura en La Isla en estas elecciones municipales, lo ocurrido con el tranvía se hubiera evitado si se hubiese dado la oportunidad a los ciudadanos de decidir si querían o no este proyecto. “Fue un proyecto político, una decisión de dos siglas”, afirma Raúl Jordán, su cabeza de lista, que recuerda que por eso la formación plantea la creación de un consejo municipal vecinal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios