Fútbol | Primera Andaluza

Un adiós sentido en el Recreativo Portuense

  • Emilio Pérez, delegado desde 2013, deja el cargo este domingo: "Es una labor muy sacrificada que nadie valora".

El delegado del Recreativo camina sobre el césped del Marcos Monge. El delegado del Recreativo camina sobre el césped del Marcos Monge.

El delegado del Recreativo camina sobre el césped del Marcos Monge. / F.L.

Emilio Pérez Ramos ejercerá por última vez como delegado del Recreativo Portuense, cargo al que accedió en 2013, el próximo domingo en Chiclana, en un partido que comenzará a las 19:00 horas. A sus 58 años basa su salida en "motivos personales y familiares". "Me gusta este deporte, iré a ver los partidos como aficionado, pero ha llegado el momento de dedicar más tiempo a los míos", señala quien siempre ha mantenido una vinculación al fútbol base de El Puerto, una relación que le viene de sangre ("tengo la suerte y la honra de que mi abuelo formara parte del equipo titular de aquel Racing que en 1928 iniciara la historia de la entidad").

Pérez Ramos, que fue también delegado del Racing un partido, disputado en Ayamonte, se siente satisfecho de que su despedida se produzca en el Municipal de Chiclana, "un campo que merece la pena, un buen sitio para decir adiós", con un Recreativo ya salvado que se desplaza "sin presión" para medirse a un Chiclana CF que peleará por un liderato al que también aspiran Trebujena y Balón de Cádiz.

Son varios los sentimientos y las sensaciones que experimenta estos días. Uno de ellos es la gratitud a Antonio Flor, "una persona que me merece todo el respeto, que como presidente es de 10 y como ser humano todavía más, al que no se le reconoce el mérito de mover 400 niños sin ayuda de nadie y para quien solo tengo palabras de elogio". También aplaude al técnico, Juanjo Durán ("atesora una gran preparación y triunfará") y a su antecesor en el banquillo, Carlos Camacho, el entrenador que estrenó el Marcos Monge, y a quien considera "recreativista cien por cien".

Tendiendo la vista atrás recrea momentos buenos, como el ascenso a Primera Andaluza, y alguno que otro amargo, pues sobrevuela "aquel choque en Estella del Marqués en el que la Guardia Civil nos escoltó desde el autobús hasta Jerez, un partido que, por fortuna, perdimos 1-0 pues si ganamos no salimos vivos de allí".

Emilio explica que su decisión de dejar el puesto viene madurándose desde hace tiempo, "aunque en el Recre quieren convencerme de que siga y no acaban de creerse mi salida". "La labor de un delegado ahorra mucho dinero a un club. Un delegado alberga mucha responsabilidad y funciones diversas y la campaña se hace larga. Resulta una labor muy sacrificada que nadie valora", detalla Emilio Pérez, quien no oculta sentirse "quemado" al comprobar como su desempeño en el Recreativo "me ha costado el dinero" mientras observa que quien llega ahora al fútbol base "lo hace con miras económicas".

Emilio Pérez, que debutó como delegado a petición del técnico Dani Jiménez, a quien sucedió en el banquillo el actual presidente, Antonio Flor, se muestra dolido con el equipo de gobierno municipal, al que acusa de "no ayudar a la institución" y de ser "incapaz de aumentar la infraestructura de una ciudad que necesita más campos", deficiencia a la que contrapone el compromiso consistorial que observa en ciudades como Chiclana, Trebujena o Bornos.

En su adiós como delegado del Recreativo, tras una temporada "muy dura" para un grupo cuya calidad humana tilda de "sobresaliente" y en el que "los veteranos han apoyado a la cantera", Pérez Ramos apuesta por la unión del fútbol portuense: "No le encuentro sentido a la existencia de tres clubes, Recreativo, Estrella y Racing. Al final se cumple aquello del divide y vencerás. Deberíamos ir todos a una en un equipo, se llame como se llame", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios