Deportes

Regreso a la pretemporada

  • Claudio dice que el equipo fue "un desastre táctico" en La Línea y esta semana trabajó ese aspecto como si fuera el inicio de curso "Vamos a dar nuestra mejor versión", asegura

El entrenador del Cádiz, Claudio Barragán, compareció ayer en la sala de prensa del estadio Ramón de Carranza para ofrecer sus impresiones previas al encuentro contra el Sevilla Atlético (se disputa mañana, a partir de las seis de la tarde, en feudo cadista), aunque fueron inevitables las preguntas relacionadas con los recientes tropezones del equipo -sobre todo e sufrido ante la Balona- que aún generan una desagradable resaca. La de La Línea fue "una derrota muy dolorosa. Se dio un cúmulo de despropósitos", señaló el técnico antes de mostrarse de lo más comprensivo con la reacción de la afición, que increpó a entrenador y jugadores. "Entendemos el enfado de nuestra gente, la imagen del equipo no fue la que debió ser. Yo también sentí vergüenza y me encontraba fastidiado".

La plantilla ha trabajado a lo largo de la semana con el reto de "recuperar la señas de identidad y recobrar el ánimo, tenemos que dar la vuelta la situación ante un rival difícil", indicó el preparador cadista sin perder el tono autocrítico. "A nadie le gusta perder y de la manera que lo hicimos, si queremos estar donde debemos tenemos que darlo todo por el club y la gente que viene a vernos". Claudio no tuvo reparos en reconocer lo mal que lo hizo el Cádiz en el encuentro contra la Balona disputado en La Línea. "Fuimos un desastre en lo táctico. Hubo falta de atención, de concentración, hay que reaccionar antes y cerrar espacios, las líneas de pase. Fallaron muchas cosas. Parece que se nos olvidan esos aspectos". Recordó además que "hubo pérdidas de balón arriba" e incidió en que "a veces no es necesario ir a saco, todo tiene un proceso, los partidos duran 90 minutos. Hay que buscar otras cosas, ser más fuertes en defensa y usar otras cosas en ataque. Lo hicimos todo al revés, veías a la Balona bien posicionada, parecía que nos había oído lo que habíamos hablado nosotros".

Uno de los aspectos que más le causa dolor de cabeza al míster en el desarrollo de un encuentro es perder la renta adquirida en el marcador. "A un equipo que se pone con ventaja no lo pueden pillar en las transiciones. Es una cuestión de concentración. Hay que ser más agresivo, más contundente."

¿Qué le pasa al Cádiz en los últimos tiempos? A su juicio, "nos está faltando saber conservar el resultado. En los partidos de ida y vuelta estamos perdidos, es lo que nos está pasando.

Es preocupante que con 0-1 sólo pasen 30 segundos y nos tiren a puerta, y que en la siguiente nos hagan un gol. Es un problema colectivo", comentó en alusión tanto que supuso el empate de conjunto linense.

"Nos ha costado llegar donde habíamos llegado hace 15 días y es triste que lo podamos tirar por la borda", explicó el entrenador en referencia a las cuatro victorias seguidas antes de los dos varapalos que todavía escuecen. Los errores cometidos por el equipo amarillo han llevado al míster a profundizar en la labor táctica en los entrenamientos "como en pretemporada". Claudio no se para a buscar culpables porque "quizás yo fui el que más se equivocó" en La Línea. De los que salieron desde el banquillo apuntó que "deben apretar más si quieren tener más participación".

Sobre el Sevilla Atlético, tercer clasificado del grupo IV y visitante mañana del Carranza, advirtió del potencial que atesora. Señaló que "si no es el conjunto más regular es uno de los mejores por la manera que tiene de hacer las cosas, además de su juventud por las sensaciones que ofrece en cada partido. Es un equipo con más solera de lo que refleja esa juventud". Destacó del rival que "tiene mucha calidad, es dinámico y agresivo, por lo que no podemos conceder nada porque de lo contrario estamos perdidos".

Claudio recalcó que todos los partidos que restan hasta el final de la Liga son importantes, aunque no ocultó que un triunfo contra un adversario que milita en la zona de play-off "nos haría creer mucho más, nos daría mucha más fuerza" con vistas a lo que queda por delante.

Al Cádiz le cuesta superar a los filiales esta campaña, aunque el valenciano recordó que en choque de la primera vuelta contra el cuadro de Nervión , disputado en Sevilla (acabó con igualada a un gol) "hicimos un buen partido, fue una de las veces que más me gustó mi equipo. Esperemos que se rompa esa estadística con los filiales".

Claudio está convencido de que el equipo estará gaditano a la altura mañana y reaccionará tras las dos derrotas. "No me cabe duda de que vamos a dar nuestra mejor versión. Mi obligación es motivar a los jugadores, debemos ser más regulares pero hay que afrontar la realidad, apretarse los machos y darlo todo en el campo".

¿Se ve con fuerzas el entrenador hasta final de temporada? La respuesta del técnico no pudo ser más clara. "¿Fuerzas? Es que no me conocéis. ¿Cómo no voy a estar con fuerzas? Hay un objetivo por el que pelear y vamos a estar ahí hasta el final. Nunca voy a arrojar la toalla", remarcó el de Manises, que avanzó que algún cambio realizará en la alineación para encarar en encuentro contra el conjunto hispalense. Eso sí, se reservó el once hasta mañana para no perder costumbre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios