Deportes

Del Bosque aún espera a Diego Costa

  • El hispano-brasileño tiene dos buenas oportunidades para devolver la gran confianza del seleccionador

La selección española todavía espera a Diego Costa, un jugador que esta semana tendrá dos nuevas oportunidades de convencer a los más escépticos sobre su capacidad para ser el 9 que necesita el combinado de Vicente del Bosque.

España jugará mañana ante Eslovaquia y el domingo con Luxemburgo dos encuentros de la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016 que parecen propicios para que Diego Costa marque su primer gol con la actual campeona de Europa después de siete intentos infructuosos.

El delantero hispano-brasileño salió muy dañado del Mundial, en el que España fue eliminada en la primera fase cuando acudió a la cita con la aspiración de renovar el título conquistado cuatro años atrás en Sudáfrica.

El atacante renunció a vestirse la camiseta de la selección de Brasil, su país de origen, para jugar con España, pero las cosas no le salieron bien. Ahora su único deseo es convencer a quienes lo critican en España.

Lo que sí conoce el delantero del Chelsea es que Del Bosque todavía confía en él. Así lo demostró convocándolo tras el Mundial y ahora, en la fase de clasificación para la Eurocopa de 2016.

Del Bosque desatendió la petición de José Mourinho, entrenador del Chelsea, quien avisó de que Diego Costa tenía problemas físicos. "Está jugando todos sus partidos, si pensáramos que no está en condiciones de juego, no lo habríamos convocado", argumentó Del Bosque sobre la inclusión del punta en la lista.

Y Diego Costa ratificó sus expectativas: "Me encuentro bien. Si estoy aquí es para jugar. He tenido algunos problemas, pero estoy cada vez mejor". El hispano-brasileño hubiera quedado en mal lugar si hubiera renunciado a la convocatoria. Primero, porque los críticos lo hubieran acusado de "borrarse". Y segundo, porque necesita marcar para reivindicarse en la selección española. "La verdad es que las cosas todavía no me salieron como espero y como la gente espera de mí. Cada vez tengo más ganas de venir y quitarme lo que me está pasando", dijo el lunes.

Pedro, su compañero en la selección española, aseguró ayer que "tiene muchas ganas y va a aportar muchas cosas en muchos años". Y añadió: "Nos va a ayudar y él está con muchas ganas de reivindicarse".

El reto de Costa es poder trasladar a la selección española el gran rendimiento que ofreció antes en el Atlético de Madrid y ahora en el Chelsea, donde lleva nueve goles en siete partidos de la Premier League.

Pero también ocurre que a Diego Costa le salió una competencia inesperada en la figura de Paco Alcácer, un delantero de 21 años que es uno de los grandes artífices de que el Valencia figure en la segunda posición de la Liga.

Pese a la irrupción del delantero valencianista, el seleccionador nacional sigue esperando a Diego Costa, pero también continúa buscando soluciones para la delantera. No encuentra a nadie que lo satisfaga desde que David Villa y Fernando Torres evidenciaron su declive. Desde entonces fue probando con múltiples futbolistas, pero ninguno lo satisfizo: Álvaro Negredo, Roberto Soldado, Fernando Llorente, Michu...

Mientras, las novedades para la delantera son casi constantes. Munir, joven promesa del Barcelona, debutó en el anterior partido ante Macedonia y ahora le llega la oportunidad a Rodrigo, compañero de Alcácer en el Valencia y debutante en una convocatoria de Del Bosque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios