Nueva etapa en el Consejo de Hermandades

Antonio González anuncia cambios consensuados de la mano de las cofradías

  • El máximo órgano cofrade se estrena este ejercicio con la Permanente elegida el pasado verano

  • Aspectos como la carrera oficial, el Vía Crucis Arciprestal o la estación de penitencia se analizarán para introducir modificaciones

Antonio González Rodríguez, presidente del Consejo de Hermandades de Chiclana desde el pasado verano. Antonio González Rodríguez, presidente del Consejo de Hermandades de Chiclana desde el pasado verano.

Antonio González Rodríguez, presidente del Consejo de Hermandades de Chiclana desde el pasado verano. / Sonia Ramos (CHICLANA DE LA FRONTERA)

El Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Chiclana se encuentra al inicio de una nueva etapa tras el cabildo de elecciones celebrado el pasado verano y la jura de cargos de la nueva Junta Permanente que salió elegida a raíz de dichos comicios, un órgano de gobierno encabezado por Antonio González Rodríguez, nuevo presidente, quien relevó en el cargo al anterior mandatario del máximo órgano cofrade de la ciudad tras ocho años en el puesto, Juan Rodríguez–Tenorio.

La nueva Permanente posa en la Iglesia de San Telmo. La nueva Permanente posa en la Iglesia de San Telmo.

La nueva Permanente posa en la Iglesia de San Telmo. / D.C. (CHICLANA DE LA FRONTERA)

De esta forma, hace escasos dos meses, tras tomar posesión de sus cargos la nueva Permanente en la función principal de las fiestas en honor a la Patrona, dio comienzo una etapa en la que el nuevo presidente ya ha dejado clara su intención de trabajar para seguir avanzando y mejorando en lo posible todo lo relacionado con el mundo cofrade de la ciudad, eso sí, de la mano de los propios protagonistas, las hermandades y grupos parroquiales de Chiclana.

Y con este fin, una de las primeras medidas que ha puesto en marcha el Consejo ha sido la creación de una serie de comisiones al frente de las cuales estarán los vocales de la permanente, quienes tendrán la facultad de elegir a aquellas personas externas al Consejo que estimen más apropiadas para dar forma, organizar y dinamizar las distintas actividades y ámbitos de los que cada uno se responsabilizará.

Así, el propio Antonio González explicaba a este medio que ya se han creado o se encuentran en proceso de creación las comisiones de Juventud, Formación, Hermandades Sacramentales, Hermandades de Penitencia y Hermandades de Gloria. Asimismo, para dirigir dichos órganos la Permanente se ampliará en breve con dos nuevos vocales, además de los que ya salieron elegidos en su día, los cuales se pondrán al frente de cada una de estas comisiones de trabajo y se rodearán de personas de su confianza para desarrollar cada uno de estos ámbitos.

Con esta fórmula, desde el Consejo se pretende dar cabida en dicho órgano, así como en lo que a la forma de vertebrar el mundo cofrade local se refiere, al mayor número posible de hermandades, grupos y cofradías, abriendo de forma notable la participación y el consenso en las decisiones que se adopten. No obstante, como es preceptivo, dichas decisiones serán siempre tomadas en última instancia por la Permanente y el Pleno de Hermanos Mayores, como está establecido en los estatutos del Consejo.

“Cada uno tendrá plena responsabilidad y poder de decisión en sus parcelas, aunque como es obvio, finalmente será el Pleno de Hermanos Mayores junto con la Permanente los que tengan la última palabra”, explica el presidente de dicho órgano respecto a la fórmula elegida para ir analizando los diferentes ámbitos cofrades de la ciudad y buscar nuevas propuestas y actuaciones que las hagan seguir evolucionando y mejorando.

En esta línea, ya son varios los cambios que ha introducido la nueva Permanente en la forma de organizar algunos de los elementos dependientes de este órgano, con el visto bueno del Pleno de Hermanos Mayores, como han sido la forma de realizarse el cartel de la Semana Santa, que a partir de ahora será por encargo y sin que se delimite la temática a una hermandad concreta como sucedía hasta ahora; o la presentación de dicho cartel y la entrega de las pastas del Pregón al encargado de protagonizar dicho acto, unas citas que dejarán de estar unidas en el Miércoles de Ceniza y que se celebrarán de forma independiente en distintos momentos.

Próximamente la Permanente se verá ampliada con dos nuevos vocales

Así, como ya se ha anunciado por parte del Consejo, en esta ocasión será el artista cordobés Javier Aguilar el encargado de realizar el cartel de la Semana Santa 2020, un afiche que se presentará a través de una pintura y que se conocerá en los primeros días de enero del próximo año con el objetivo de que pueda estar en las diferentes ferias y congresos turísticos donde esté presente la ciudad.

Por su parte, tanto el nombramiento del Cofrade de Honor, que este año recaerá en la persona de Esteban Vallejo Montero, hermano del Medinaceli, como la entrega de las pastas del Pregón, a Francisco José Salado, encargado de pregonar la Semana Mayor, se celebrarán de forma independiente en fechas aún por determinar.

Junto a estos cambios, existen también otros tres grandes asuntos en los que el Consejo tiene previsto afrontar posibles modificaciones junto con el Pleno de Hermanos Mayores, unas decisiones que afectarían a temas como el Vía Crucis Arciprestal, la carrera oficial y la estación de penitencia. “Se trata de tres aspectos en los que también pensamos que se puede seguir avanzando y para ello nos queremos sentar con tranquilidad a analizar las posibles fórmulas que se plantean, de manera que lleguemos a un consenso entre todos”, explica Antonio González, al tiempo que reconoce que “este primer año de mandato son muchas las cosas que tenemos que analizar, por eso es complicado acometer todo lo que quisiéramos, pero sí vemos necesario iniciar el camino para avanzar por esa línea en los próximos ejercicios”.

Con estos objetivos, es intención de los miembros del Consejo escuchar propuestas y llegar a acuerdos en los diferentes asuntos a analizar en las próximas semanas, de forma que se puedan adoptar las decisiones necesarias a principios del próximo mes de diciembre de cara a llevarlas a cabo ya para la próxima Cuaresma. Estas medidas, que inicialmente deben debatirse en el seno del máximo órgano cofrade de la ciudad, también deben ser analizadas de forma conjuntas con la Administración local, por cuanto el Consistorio tiene una implicación y una responsabilidad en algunos de los elementos a tratar. Así lo reconocía el presidente del Consejo, el cual anunciaba también que en próximas fechas tiene previsto celebrar un encuentro con el alcalde de la ciudad, José María Román, para hacerle partícipe de las iniciativas y proyectos que el Consejo baraja para los próximos años y escuchar las propuestas que desde el equipo de gobierno pudieran surgir en relación con este importante ámbito para la ciudad, tanto desde el punto de vista cultural y popular, como desde lo relacionado con la economía y el atractivo turístico de Chiclana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios