Cádiz CF

El renacer de Salvi, necesario para el Cádiz CF

  • El sanluqueño debe recuperar sensaciones y su mejor nivel para ejercer de líder en el contragolpe

Salvi emula a otros jugadores celebrando un gol en un entrenamiento en El Rosal. Salvi emula a otros jugadores celebrando un gol en un entrenamiento en El Rosal.

Salvi emula a otros jugadores celebrando un gol en un entrenamiento en El Rosal. / CÁDIZ CF

El estilo de juego del Cádiz CF y las armas preferidas por Álvaro Cervera obliga a cruzar los dedos para que un futbolista como Salvi Sánchez recupere sensaciones, las mejores a ser posible, para que el contragolpe del que tanto depende el equipo amarillo tenga quien encabezarlo. El jugador cadista ha vuelto a tener minutos en las dos últimas jornadas, pero la secuela del Covid pesa y debe seguir creciendo en el aspecto físico para ejercer como puñal por la banda derecha.

Después de que a finales del año pasado se confirmara que el jugador había dado positivo, el Cádiz CF aguantó el tipo con buenos datos ante el Valladolid (0-0), en Valencia (1-1) y contra el Alavés (3-1), pero en el 'armario' del entrenador no hay otro como el de Sanlúcar de Barrameda. Poco a poco ha ido sumando minutos desde que tuvo el alta; 22 minutos contra el Levante y 46 el pasado sábado en Sevilla. Pero a Salvi le falta para ser el jugador veloz que se convierte en una baza ofensiva del Cádiz CF.

Las sesiones de entrenamiento están ayudando al futbolista a recuperar su tono y sentirse cada vez más entero para hacer frente a una segunda vuelta que para él y el resto del equipo será tan exigente como compleja. Por eso aprieta los dientes y aspira a estar cuanto antes al cien por cien para que ese rendimiento abra una puerta a la esperanza para un Cervera que puede dudar -por la complejidad del mercado- que la segunda ventana de incorporaciones traiga lo que precisa.

Salvi cumple su sexta campaña en el Cádiz CF y siempre ha sido un jugador fijo para los dos entrenadores que ha tenido de amarillo, Claudio Barragán y Álvaro Cervera. Sus número así lo atestiguan. Sin embargo, curiosamente esta campaña el extremo tiene muchas posibilidades de cerrarla con el menor número de encuentros disputados, ya que suma 16 y quedan 18 en juego. Si participa en todos los partidos que faltan llegaría hasta los 34, que fue en la temporada 2018-19 su registro menos potente, pues en su primer curso en Carranza (2015-16) llegó a 38, en el segundo a 36, se elevó hasta 40 encuentros la temporada 2017-18, los mencionados 34 de la siguiente y 37 la pasada campaña, la del ascenso a Primera División.

Los tres partidos por culpa del coronavirus y dos ausencias más por lesión en las jornadas 12ª y 13ª (Cádiz-Barcelona y Celta-Cádiz) han elevado a cinco las bajas del sanluqueño en la primera vuelta, una cantidad muy alta para lo que es habitual en este jugador.

La otra lectura es que el extremo tiene menos carga de minutos en las piernas que otros años y que ese dato puede correr a su favor en los 18 encuentros que restan en la carrera por la permanencia. Salvi quiere estar a tope y Cervera le quiere en ese estado cuanto antes para que ofensivamente y defensivamente sea el argumento preferido por el técnico. Evidentemente el gaditano tiene carencias pero su rapidez y verticalidad es una baza a la que se aferra el objetivo del Cádiz CF.

Desde que regresó a los entrenamientos el pasado día 13, a Salvi se le ha visto cada vez con más ganas en las sesiones preparatorias, que de alguna forma son los exámenes diarios para lograr el aprobado que permita estar en el siguiente partido. A pesar de que en su carta Cervera pide un refuerzo para los extremos, el gaditano siempre será la primera elección si sus condiciones son las que ayudan a fortalecer el sistema de juego de los amarillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios