Los tres ascensos históricos del Cádiz B Aquellos que te hicieron grande

  • El Cádiz B afronta su momento culmen con el recuerdo de sus tres ascensos a Tercera.

En este 'adulto' de 46 años hubo una primera vez que se recuerda como si acabara de suceder. Una segunda que rompía una racha mala de muchos intentos. Y una tercera que fue clave por acabar con la peor etapa de este señor llamado Cádiz B. Son los tres ascensos a Tercera División de un filial que el próximo domingo se enfrenta al momento culmen de su historia, a lo más grande para un equipo que 'parió' José Antonio Gutiérrez Trueba y que tiene al alcance de la mano subir a Segunda B.

La historia cita al segundo equipo cadista en la cuna formativa, El Rosal, en la que tantas promesas entrenaron y jugaron soñando cada noche con ser estrellas del mañana. Ese viejo recinto que hoy luce una cara colorida y moderna puede acoger un éxito como nunca antes se ha conocido en la cantera amarilla.

1984-85: Luis Escarti, contigo empezó todo

Tres ascensos con su significado cada uno de ellos y con una importancia enorme todos. El primero llegó bien entrado el verano de 1985. El filial, bajo la dirección de Luis Escarti, acabó segundo y al final tuvo vacante en Tercera. Por primera vez en categoría nacional. Por aquel equipo pasaron jugadores como Tomás, Miguel, Diego Hernández, Felipe, Cortina, Robles, Alfonso Cortijo, Huertas, Fernández, Linares -otro distinto a Chico Linares-, Guerrero, Tobali, Barla, Martín Arroyo, Rafael, Juli, Donadeo, Chulín, Jose González, Villa, Paquito, Quico Prieto y Javi Romero, entre otros.

Un Cádiz B que doce años antes había nacido a la sombra del Balón, por fin llegó a categoría nacional. Era el segundo ascenso de este equipo, el primero en su historia también lo firmó Escarti, un entrenador al que aún le deben mucho el Cádiz y su cantera.

2003-04: La generación de Sebastián Herrera

Casi dos décadas después (2003-04) fue Sebastián Herrera el que logró sacar al Cádiz B de Regional, tras seis años duros con intentos fallidos. Falcón, Juanjo, Romero, Ezequiel, Rubio, Ocaña, Rodiel, Germán, Pablo Sánchez, Mere (el hermano pequeño del actual técnico del Fuenlabrada), Carlitos, Leo, Dani Roca, Solano, Rai, Juanlu y Cifuentes, entre otros, formaron una plantilla muy del estilo del técnico trebujenero. Inolvidable el 10-0 en Carranza sobre el Egabrense en una fase de ascenso en la que el tristemente desaparecido Cifuentes fue una de las apuestas de Herrera.

El preparador trebujenero hizo disfrutar a los amantes del filial con una campaña brillante en formación y resultados. Ascenso merecido con un grupo humano que tuvo el sello de un técnico muy especial en el trabajo con las promesas.

2016-17: Mere, cuando la luz y la alegría regresaron al filial

El último retorno a Tercera es reciente, en 2017. Baldomero Hermoso Mere tomó las riendas del filial para devolverlo a Tercera y hacer olvidar una etapa demasiado gris. El técnico portuense lo hizo por la puerta grande, firmando el inicio de mucho de lo que se vive ahora. Un plantel con, entre otros, Álex Lázaro, Gallego, Cubero, David León, Jesús Ocaña, Manu Sánchez, Moi, Sergio González, Duarte, Javi Pérez, Juampe, Legupin, Paco Olano, Pejiño, Weiss, Soto, Panci, Seth Vega, Ángel Torres, Dani Carballo, David Toro, Kalou, Ezequiel y el gran Manu Vallejo.

A Mere le tocó un papel muy complicado al aterrizar en un equipo que llevaba dos años, sobre todo el primero, para olvidar debido a un descenso a Primera Andaluza y un fallido retorno a categoría nacional. Bajo su tutela y con un trabajo muy profesional, el técnico portuense fue capaz de devolver al Cádiz B a Tercera y mucho de lo actual tiene el origen en su labor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios