Fútbol | Tercera División

Cortijo toma las riendas en Conil

  • El técnico sustituye a Zafra al frente de los amarillos con la intención de lograr la permanencia

  • "Es un halago que el club haya pensado en mí; he visto mucho al equipo esta temporada"

Alfonso Cortijo (i), junto al también ex cadista Pellicer cuando ambos trabajaron con Jose en el Málaga. Alfonso Cortijo (i), junto al también ex cadista Pellicer cuando ambos trabajaron con Jose en el Málaga.

Alfonso Cortijo (i), junto al también ex cadista Pellicer cuando ambos trabajaron con Jose en el Málaga. / J. ALBIÑANA

Alfonso Cortijo es el nuevo entrenador del Conil para las diez jornadas que faltan en el grupo X de Tercera División. El técnico, con una larga experiencia como segundo entrenador en Primera, Segunda A y Segunda B -siempre como ayudante de Jose González-, y en solitario en categorías inferiores a Tercera, se estrena por su cuenta en esta división nacional y lo hace en un proyecto que conoce bien porque uno de sus hijos, Álex, forma parte de la plantilla conileña. De ex cadista a ex cadista, Cortijo sustituye a Javier Zafra.

El preparador de La Barca fue presentado en la tarde del miércoles como nuevo responsable del plantel jandeño, un conjunto al que llega con el deseo de enderezar el rumbo para conseguir el objetivo de la permanencia. “Pienso que sí es posible porque la diferencia en cuanto a puntos es poca y se puede solventar. Creo que el equipo no ha tenido acierto de cara a portería. Esperemos que lo encontremos y que podamos ir para arriba”, explicaba el nuevo entrenador del Conil.

Una de las cuestiones que inquietan a Cortijo afecta a los jugadores lesionados, casos, por ejemplo, de Rubén Díaz, Pablo o Antonio. “El equipo debe recuperar gente importante que tiene lesionada porque en estos casos es muy necesaria la participación de todos”.

Ha tenido ocasión de dialogar con Zafra, aunque lo hacía desde inicio de temporada debido a que su presencia es habitual en el Pérez Ureba para ver a su hijo. “Hemos hablado de la situación, tal y como hacíamos muchas semanas. No es agradable tener que suplir a un compañero”.

El reto del equipo jandeño en el presente curso liguero está lleno de dificultad desde antes de empezar, ya que se trata de un recién ascendido y está compitiendo en un grupo que contempla cinco descensos al contar con dos conjuntos más de lo habitual (22). “De antemano se sabe que resulta complejo para un equipo que viene de abajo. Cuando asciendes y te encuentras que bajan cinco, el escenario es duro y sólo queda trabajar mucho para no estar en esos cinco puestos. Insisto en que hay poca distancia de puntos respecto a la permanencia”.

Cortijo ha tenido tiempo de revisar el calendario que le queda por delante. “Tendremos enfrente equipos de la zona alta y de nuestra misma liga, contra los que no podemos perder. Pelearán por lo mismo que nosotros y tenemos que conseguir la victoria. Contra los otros adversarios de la parte de arriba también tendremos que sumar”, añadiendo que “creo que el vestuario está enchufado a pesar del cambio de entrenador y la gente está a tope para sacar la situación adelante”.

El ex jugador del Cádiz y el Sevilla, entre otros equipos, valora la apuesta de la junta directiva. “Es un halago que hayan pensando en mí. Es cierto que he visto jugar al equipo en muchas ocasiones y la directiva confía en que todo salga bien. Voy con la misma ilusión que cuando empecé como jugador porque estos momentos me gustan vivirlos con mucha responsabilidad”.

Para acabar, aviso a navegantes, al primero a su hijo, Álex. “Ya lo entrené en Gibraltar y sabe mejor que nadie lo exigente que soy. Si se lo merece, entrará a jugar; y si no es así, pues a pelear como los demás. Aquí tienen que trabajar todos porque somos un equipo”, finalizaba Cortijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios