Cádiz CF

El Cádiz CF no contempla medidas laborales drásticas

  • Si adopta decisiones será bajo el paraguas de LaLiga

Fachada exterior del estadio Carranza. Fachada exterior del estadio Carranza.

Fachada exterior del estadio Carranza. / Fito Carreto

El Cádiz CF se ve obligado a guardar el balón arrastrado por unas circunstancias de máxima gravedad. La competición tiene puesto el freno pero no hay fecha para reanudar el campeonato aunque en la entidad impera la tranquilidad, mezclada con una lógica incertidumbre.

No queda otro remedio que esperar y estar preparado para cuando llegue la hora de volver a la normalidad. Nadie puede precisar una fecha exacta para la salida del túnel y en el club esperan que el impacto económico no sea duro.

El Cádiz CF es una empresa y como tal se resiente cuando detiene su actividad. La situación no es fácil, pero el planteamiento del la entidad con sede en el estadio Carranza es aguantar el tirón hasta que pase la tempestad. Pese al contexto de adversidad, la continuidad del club no está en peligro porque su economía está saneada al desenvolverse dentro de los parámetros exigidos por el órgano que dirige el fútbol profesional.

En la entidad cadista no contemplan la aplicación de medidas drásticas que afecten a sus empleados. Esa es la idea a día de hoy. No está prevista la aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como sí ha llegado a proponer algún conjunto, como en la Unión Deportiva Las Palmas.

¿Qué sucederá con los futbolistas del Cádiz CF si el parón se prolonga en el tiempo? El club no considera la adopción de decisiones, al menos por su cuenta. Cuida al máximo de sus jugadores y cualquier paso que dé, si llega a darlo, será en todo caso por medidas que plantee LaLiga a nivel global mediante negociaciones con la AFE.

La patronal del fútbol español tiene claro que va a apurar todo lo que pueda para retomar la competición y con ello evitar el batacazo económico que supondría la suspensión de la temporada.

En países cercanos como Italia y Francia, el asunto está sobre la mesa con diferentes versiones.

En Italia, los clubes de la Serie A se plantean suspender a los futbolistas los salarios de marzo, aunque para ello antes buscan alcanzar un acuerdo con la Federación y la asociación de jugadores.

En Francia, el sindicato de jugadores pide a los clubes que cambien su opción de paro temporal y la pasen a periodo de vacaciones del 17 al 31 de marzo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios