El Cádiz CF y Sinergy Un auto de difícil ejecución

  • La realidad actual de las acciones, nada que ver con la de 2013, complica la salida de un conflicto que, llegado el caso, se podría solventar con una indemnización pero no con el regreso de Sinergy al club

Rodríguez Zarza y Gabriele de Bono, accionista de Sinergy en su día. Rodríguez Zarza y Gabriele de Bono, accionista de Sinergy en su día.

Rodríguez Zarza y Gabriele de Bono, accionista de Sinergy en su día. / Joaquín Pino

El auto judicial que requiere al Cádiz CF para que anote en el libro de registro de acciones nominativas, en el caso de que exista y esté actualizado, la resolución de anulación de subasta de las que en su día representaba el 49,5 por ciento de las acciones del club (pertenecientes a Sinergy hasta diciembre de 2013), y que requiere además a Locos por el Balón para que proceda a la restitución de las indicadas acciones, aviva la disputa por el paquete mayoritario de los títulos de la entidad que pretende recuperar Enrique Rodríguez Zarza, el abogado que se hizo cargo de los derechos de Sinergy.

El Cádiz CF ha restado trascendencia al asunto. ¿Hasta dónde puede llegar el conflicto? ¿Hay posibilidades reales de que Sinergy vuelva al Cádiz CF como accionista mayoritario? Es poco probable. Un abogado experto en la materia consultado por este periódico sostiene que la ejecución del auto, con fecha del 13 de mayo de 2020, difícilmente se puede llevar a cabo en sus términos porque la realidad actual de la titularidad de las acciones no se corresponde con la de 2013. Se han producido muchos movimientos y cambios durante seis años y medio.

El Cádiz CF considerará que ese 49,5 por ciento se queda a día de hoy en un 3 por ciento e intentará justificar que cumple el mandato judicial con la inscripción de ese 3 por ciento en el libro de acciones, explica el letrado como una opción bastante posible.

El mismo especialista indica que la situación podía haber sido más favorable para Sinergy si su abogado hubiese seguido adelante con una medida cautelar consistente en inscribir en su momento un documento en el Registro Mercantil que hubiese recogido que cualquier negocio jurídico emprendido por el club quedaría supeditado a pleito. Para ello tendría que haber abonado una caución a la que no hizo frente.

El Cádiz CF hizo operaciones societarias de ampliaciones de capital (dos, en concreto) en los últimos años y, llegado el caso, si Rodríguez Zarza reclama en los tribunales la anulación de esos actos, habría que dilucidar en vía judicial si el club las hizo de buena fe o no. No estaría en duda la buena voluntad de los pequeños accionistas, pero más complicado lo tendría Locos por el Balón, que fue la que compró en la subasta (posteriormente anulada), conocía la situación y podía ser considerado que quisiese debilitar a Sinergy.

Lo más inteligente, según el experto al que ha accedido este periódico, sería que todo acabase con un acuerdo entre las partes. Mientras, permanece abierto un escenario de incertidumbre que se puede prolongar durante años en los Juzgados.

En cualquier caso, el especialista en la materia ve harto improbable que Zarza consiga el 50 por ciento de lo que vale Locos por el Balón. Lo sustenta sobre un argumento: no valen lo mismo las acciones de un club en Segunda División B que en Segunda A o en Primera.

Y un elemento añadido: los actuales accionistas mayoritarios podrán exponer, si llega el momento, que son ellos los que han soportado el riesgo societario y que Sinergy se presenta sólo para recoger los resultados. Y podrán cuestionar si Sinergy pretende enriquecerse ahora con unas acciones que tenían un valor casi negativo cuando estaban en su poder antes de la subasta celebrada en diciembre de 2013.

En el caso de que Zarza presente una demanda de suspensión de las ampliaciones de capital tras la declaración de nulidad de la subasta y obtenga una sentencia favorable, la consecuencia inmediata no sería a priori la recuperación del paquete mayoritario de las acciones, según el especialista consultado por este medio. La solución podría llegar por la vía de la ponderación del valor de las acciones a modo de indeminización No sería el 50 por ciento ni tampoco un 3.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios