Cádiz CF

El TAD retira la sanción de cuatro partidos a Cervera

  • El Tribunal estima las alegaciones presentadas por el entrenador del Cádiz CF

Álvaro Cervera, técnico del Cádiz. Álvaro Cervera, técnico del Cádiz.

Álvaro Cervera, técnico del Cádiz. / Cádiz CF

El Tribunal Administrativo del Deporte ha acordado estimar el recurso presentado por el Cádiz CF por la sanción a Álvaro Cervera, que fue notificada el pasado 11 de noviembre de 2020 por el Comité de Competición.

En la resolución fechada el pasado 18 de febrero, se recoge que "no se desprende la claridad que predica el comité de apelación sobre la intenacionalidad en las manifestaciones", por lo que lo entiende como "un juicio subjetivo sobre la intencionalidad del recurrente no basado en la literalidad de las palabras empleadas". Eso deja "una duda razonable en la intenacionalidad de las manifestaciones realizadas", donde prima el "principio de in dubio pro-reo y la presunción de inocencia". Es por ello que deja sin efecto dicha sanción de cuatro partidos de suspensión y la multa de 601 euros.

Cabe recordar que el 18 de noviembre del año pasado el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) no tuvo piedad del Cádiz CF ni de su técnico, Álvaro Cervera. El míster cadista había sido sancionado con cuatro partidos de suspensión por sus declaraciones tras el empate en casa frente al Granada (1-1), un partido marcado por la polémica arbitral al no señalar el colegiado un claro penalti sobre Perea en el minuto 85 que podría haber dado el triunfo a los amarillos. 

El entrenador del conjunto gaditano señaló en sala de prensa tras el encuentro que "el penalti no lo han querido pitar" y subrayó que "lo ha visto todo el mundo pero hay tres personas que no lo han visto". Sobre las decisiones arbitrales sufridas en el inicio de la temporada, Cervera afirmó que "nos acordamos de dos expulsiones bastante rigurosas y esta vez un penalti muy claro. No sé si somos perjudicados pero me extraña. Sé que es difícil pitar pero también sé los medios que hay. Puede haber fallos, pero en otras cosas, no en ésta. La jugada del penalti es para que alguien se lo piense un poco". Finalmente, insistió en que "me expliquen por qué no se ha mirado esa jugada. Ni el árbitro ni los de arriba. No me lo acabo de explicar. Ojalá alguien me lo pueda contar”.

Competición abrió expediente al míster del Cádiz CF tras su crítica al colegiado y al VAR. El instructor del expediente y el Comité coincidieron en que se trataba de una infracción del articulo 100 del Código Disciplinario de la RFEF, que preveía una sanción de cuatro a doce partidos, además de una multa de 601 euros.

Dicho artículo tipifica como infracción grave las declaraciones realizadas por parte de cualquier persona sujeta a disciplina deportiva, a través de cualquier medio, que cuestionen la honradez e imparcialidad de cualquier miembro del colectivo arbitral o de los órganos de la RFEF, así como las declaraciones que supongan una desaprobación de la actividad de cualquier miembro de los colectivos mencionados cuando se efectúen con menosprecio o cuando se emplee un lenguaje ofensivo, insultante, humillante o malsonante.

Para Competición, "a pesar de las alegaciones del expedientado, que tratan de dotar de un sentido diferente a las declaraciones que están en el origen de esta expediente, este órgano disciplinario considera, a la vista de las instrucción del expediente y, en particular, del resultado probatorio, que las mismas cuestionan la honradez e imparcialidad de los miembros del colectivo arbitral que participaron en el encuentro, a los que se atribuye una actuación irregular a sabiendas de que lo era".

Curiosamente, otro técnico que estuvo en una situación muy similar a la de Cervera se libró desde el principio de un castigo. El entrenador del Betis, Manuel Pellegrini, y el portero verdiblanco Joel Robles también habían sido expedientados por sus palabras tras la derrota frente al Real Madrid (2-3). Pero, en este caso, el Comité de Competición de la RFEF determinó el sobreseimiento y archivo de dichos expedientes pues "no cuestionan claramente la honradez o imparcialidad del árbitro". Tampoco constituyen una desaprobación de la actuación arbitral con lenguaje ofensivo, insultante, humillante o malsonante. "Se pueden encuadrar dentro del legítimo ejercicio del derecho constitucional a la libre expresión", añadió el Comité, que archivó ambos expedientes, según confirmó la RFEF. Libertad de expresión que no se aplicó en aquel momento en el caso de Álvaro Cervera. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios