DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz CF

El Cádiz CF y el coronavirus: las escrupulosas pautas para los entrenamientos en El Rosal

  • Mascarillas y guantes, llegar de manera escalonada con la ropa de trabajo puesta, tirar al cubo la del día anterior...

Campo principal de la Ciudad Deportiva de El Rosal. Campo principal de la Ciudad Deportiva de El Rosal.

Campo principal de la Ciudad Deportiva de El Rosal. / CCF

Si no surgen inconvenientes, el Cádiz CF volverá al trabajo en la Ciudad Deportiva de El Rosal a finales de esta semana o comienzos de la próxima después de las pruebas del coronavirus a las que será sometidos el miércoles jugadores, técnicos y personal que vaya a estar en el día a día en las instalaciones ubicadas en el término municipal de Puerto Real.

Los entrenamientos serán individuales en la segunda fase (la primera es la realización de test) del protocolo elaborado por LaLiga para preparar la vuelta a la competición oficial.

Las sesiones se desarrollarán con unas estrictas pautas que marca LaLiga. Las personas que estarán en El Rosal serán las mínimas posibles: jugadores, cuerpo técnico imprescindible y personal necesario (limpieza y mantenimiento). El cuerpo técnico tendrá que organizarse para decidir quiénes son los que están presentes en la Ciudad Deportiva.

Un aspecto relevante será la confección de un cuadro de asistencia que será conocido por todos para reducir al máximo la presencia de personas en El Rosal.

Los jugadores se ejercitarán con el plan de trabajo que recibirán el día anterior vía telemática para evitar interacción con miembros del cuerpo técnico. Y algo más: los futbolistas se desplazarán en solitario a las instalaciones en sus coches particulares desde sus domicilios y deberán utilizar siempre el mismo medio de transporte. El protocolo incluye la prohibición del acceso al domicilio de cada jugador y técnico de personas con la que no estén conviviendo.

Sólo podrán entrenar un máximo de seis jugadores por terreno a la vez, con la máxima distancia posible entre ellos y como mínimo el doble del aislamiento social recomendado. La indicación de LaLiga es que no haya nunca más de 12 jugadores en las instalaciones al mismo tiempo durante el periodo de sesiones en solitario.

El cuadrante organizativo es milimétrico. La llegada de los futbolistas a El Rosal deberá ser escalonada, con una frecuencia de 15 minutos para evitar que se crucen entre ellos. Los jugadores deberán llegar con la ropa de entrenamiento puesta desde su vivienda y llevar sus propias botas de entrenamiento. y Cuando acabe la jornada de trabajo, al coche y vuelta a casa.

Cuando finalice la sesión, cada futbolista deberá recibir (en una bolsa biodegradable y cerrada) la ropa para el entrenamiento del día siguiente. El jugador deberá utilizar la misma bolsa para guardar la ropa usada del entrenamiento en su domicilio y al día siguiente depositarla en el cubo para el lavado de la ropa usada.

El Rosal deberá disponer de un cubo con tapa para que los jugadores depositen la ropa usada el día anterior. El cubo deberá llevar la frase ‘material para desinfección’.

Las tareas que desarrollarán los jugadores en los entrenamientos individuales serán sin uso de material o reduciendo su uso todo lo que sea posible. Y en el caso de que se utilizado un material, deberá ser desinfectado por el personal de limpieza antes de que el siguiente jugador acceda al terreno de juego.

Desde su llegada a las instalaciones hasta el acceso al terreno de juego, los futbolistas deberán llevar mascarillas y guantes. Es la norma general para todos los que accedan a El Rosal. En la medida de lo posible, los trabajos en solitario se realizarán con guantes.

Cada club facilitará botellas de agua con los nombres de los jugadores y esas botellas serán desechadas al final de cada sesión.

Una vez finalizada la sesión individual, el jugador tendrá la obligación de dirigirse directamente a su vehículo y limitar al máximo su paso por las instalaciones.

Los miembros del cuerpo técnico (el mínimo imprescindible) podrán asistir a los entrenamientos desde la distancia y entre ellos con la distancia mínima de aislamiento social.

La recomendación a los jugadores y a las personas que convivan con ellos es que no salgan del domicilio nada más que para ir a los entrenamientos. De hecho, LaLiga indica que, si es posible, cada club deberá habilitar un procedimiento para hacer llegar a los futbolistas alimentos para que no tengan que salir de casa.

Sobre el uso del gimnasio, quedará muy limitado en la fase de entrenamiento individual. LaLiga señala que podrán estar a la vez un máximo de uno o dos jugadores en función del tamaño del gimnasio, donde habrá que mantener el doble de la distancia de aislamiento social.

LaLiga sí la da posibilidad de sacar material del gimnasio al exterior para su uso, aunque remarca que el distanciamiento de las máquinas con un mínimo del doble del aislamiento social, además del seguimiento de recomendaciones de higiene.

En esta fase sólo habrá un fisioterapeuta disponible y se reducirá todo lo que sea posible el tratamiento a los jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios