Cádiz CF Apropiación indebida, falseamiento de cuentas... la querella de Pina contra Vizcaíno

  • El murciano acusa al sevillano de múltiples irregularidades en la gestión de Locos por el Balón

Manuel Vizcaíno (i) y Quique Pina, cuando presentaron el pacto de socios de Locos por el Balón en agosto de 2016. Manuel Vizcaíno (i) y Quique Pina, cuando presentaron el pacto de socios de Locos por el Balón en agosto de 2016.

Manuel Vizcaíno (i) y Quique Pina, cuando presentaron el pacto de socios de Locos por el Balón en agosto de 2016. / Julio González

La guerra judicial que libran Quique Pina y Manuel Vizcaíno se recrudece. Son socios a medias de Locos por el Balón, sociedad que ostenta el 64 por ciento de las acciones del Cádiz CF, pero absolutamente enfrentados. Calambur, empresa representada por Pina, ha presentado una querella criminal contra Vizcaíno que ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción Número 6 de Sevilla.

¿De qué acusa Pina a Vizcaíno? De la posible comisión de delitos de administración desleal, apropiación indebida, falseamiento de cuentas anuales y denegación del derecho de información en la gestión de Locos por el Balón, de la que el empresario sevillano es el administrador único. Gracias a esa condición de administrador único es el presidente del Cádiz CF.

La querella está fundamentada sobre la base del dictamen pericial de un auditor de cuentas que ha examinado las de Locos por el Balón, con la detección de posibles irregularidades contables a través de que las que supuestamente el administrador se habría apropiado o dispuesto de dinero de manera ilegal según el querellante.

Según Pina, la cantidad presuntamente defraudada por Vizcaíno en Locos por el Balón ascendería aproximadamente a 780.404 euros.

ADMINISTRACIÓN DESLEAL Y APROPIACIÓN INDEBIDA

El querellante sostiene que Locos por el Balón "no contempla en sus estatutos la retribución del cargo de administrador, que ejerce de modo gratuito Vizcaíno" en una sociedad sin actividad más que la tenencia de las acciones del Cádiz CF. Sin embargo, pese a la carencia de actividad, el denunciante asegura que el administrador "se ha apropiado, utilizado o dispuesto en su provecho dinero de Locos por el Balón, ha falseado las cuentas anuales y ha impedido el ejercicio del derecho de información".

Pina se agarra al informe del auditor para denunciar que Vizcaíno "se apropió o dispuso a su favor, durante el ejercicio de 2016, de casi 390.000 euros, de los cuales 8.311,56 de modo efectivo y 381.188,44 reconocidos en las cuentas anuales como crédito a su favor pendientes de pago".

Según el auditor de Locos por el Balón, la contabilización del gasto por la retribución al Vizcaíno "es irregular" porque no es gasto en el que haya incurrido Locos por el Balón. A tenor del informe del auditor, "no son unos honorarios al administrador de Locos por el Balón, sino una retirada por éste del dinero de la caja de esa sociedad".

El querellante argumenta que esos 390.000 euros son "una liberalidad que el administrador se concede a sí mismo con el dinero de la sociedad, reconociendo acreedor de ésta y efectuando un desplazamiento patrimonial ilícito". La conclusión del demandante es que los 390.000 euros que Vizcaíno "anota a su favor de manera fraudulenta en la cuenta de Locos por el Balón han sido retirados de la sociedad por Vizcaíno u otras personas".

Al poner en relación las cuentas anuales del Cádiz CF con las de Locos por el Balón, el auditor llega a la conclusión de que en 2015 hay 403.080 euros prestados por Locos por el Balón al Cádiz CF que no van al club sino a personas diferentes al club.

Pina tiene sospechas de que en 2015, cuando Doyen prestó 1.025.000 euros a Locos por el Balón, Vizcaíno retiró de la caja de la sociedad que administra una cifra cercana a los 400.000 euros y en 2016 articuló una justificación vía devengo de sus honorarios en su propio provecho y por importe similar para no tener que reintegrar dicha cuantía. "Pudiera significar que dicho devengo de honorarios de 2016 tiene como fin la compensación de saldos por importes previamente dispuestos por Vizcaíno de los fondos de Locos por el Balón".

El perito encargado de auditar las cuentas de Locos por el Balón refleja además que 123.360,62 euros de dinero prestado por Doyen a Locos por el Balón "los destina Vizcaíno a reembolsarse parte del dinero que en 2014 afirma haber prestado a la sociedad que administra, apropiándose de esa cantidad".

Pina acusa a Manuel Vizcaíno de generar una falsa deuda de Locos por el Balón con el administrador, de fabricar artefactos contables para beneficiarse.

Por otro lado, el querellante asegura que en 2015 se multiplica por 15 la cifra de gastos de Locos por el Balón, que era de 1.071,13 euros en 2014 ya que "la cifra de negocios de Locos por el Balón es cero al carecer de actividad económica que no sea la tenencia de las acciones del Cádiz CF".

Pina sostiene que no hay ingresos en la empresa o motivo que justifique ese aumento hasta los 15.405,78 euros, lo que le lleva a pensar que "se trata de una disposición del administrador sin cobertura económica o legal más que su propio beneficio o el de otras personas".

Calambur amplía su querella para pedir que se investigue operaciones de préstamo de Locos por el Balón al Cádiz CF y de la empresa Todos los Ladrillos son Buenos (administrada por Vizcaíno) a Locos por el Balón. El denunciante dice que Vizcaíno "pudo apropiarse de 100.000 euros debidos a Locos por el Balón por el Cádiz CF y de todo o parte de los 266.00 euros prestados a Locos por el Balón", y solicita que se investigue "los traspasos de dinero producidos entre Locos por el Balón y Todos los Ladrillos son Buenos".

FALSEAMIENTO DE LAS CUENTAS ANUALES

El querellante considera que Vizcaíno "ha falseado la contabilidad de Locos por el Balón para causar perjuicios económicos" a la propia sociedad y a su socio. Entiende que Vizcaíno ha incluido una deuda inexistente (381.688,44 euros) por retribuciones inexistentes a favor del querellado y ello supone "la comisión de delito de falseamiento contable".

La querella se apoya en el informe del auditor que recoge artificios en las cuentas anuales de Locos por el Balón "para ocultar la realidad económica de la entidad". Uno de los casos son las cuentas anuales de 2016, cuando el querellado "acude a otro expediente artificioso para falsear la contabilidad y las cuentas", indica el querellante.

DENEGACIÓN DEL DERECHO DE INFORMACIÓN

Calambur denuncia que Vizcaíno "cambió unilateralmente el domicilio de Locos por el Balón ocultándolo a la otra parte". El cambio "parece pretender impedir el acceso a la documentación de Locos por el Balón. El nuevo domicilio se encuentra en una entreplanta que está vacía".

Pina acusa a Vizcaíno de hacer un fingido cambio de domicilio de Locos por el Balón con "la intención maliciosa de impedir el acceso a la documentación contable de Locos por el Balón y asegurar que no pueda comunicarse con dicha entidad".

Alerta además el querellante de que Vizcaíno afirmó en la última junta de accionistas de Locos por el Balón que "los activos de la sociedad dejan de ser esenciales". Pina dice que esa declaración "muestra el propósito real de Vizcaíno de vender las acciones del Cádiz CF empleando para ello el cargo de administrador único de Locos por el Balón". Pina advierte del peligro de que “se efectúe esa venta a un tercero, que se simule el precio y el adquiriente y se ejecute un negocio criminal”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios