Última hora Confirmado un segundo concierto de Alejandro Sanz en Cádiz

Las zonas que se inundarían en la Bahía de Cádiz en 2050 La carretera entre Cádiz y San Fernando podría desaparecer en 2050 a causa de la subida del nivel del mar

  • El estudio de la organización estadounidense Climate Central resalta que zonas de todas las localidades de la Bahía cuentan con un alto riesgo de inundación por el cambio climático

La autovía que conecta Cádiz con San Fernando podría quedar sepultada bajo el mar en el año 2050. La autovía que conecta Cádiz con San Fernando podría quedar sepultada bajo el mar en el año 2050.

La autovía que conecta Cádiz con San Fernando podría quedar sepultada bajo el mar en el año 2050. / Rioja

El estudio realizado por la organización estadounidense Climate Central ha supuesto una llamada de alerta sobre los efectos a medio plazo que puede provocar el cambio climático en la Bahía de Cádiz. Las ciudades costeras, tal y como las conocemos, no serán las mismas en el año 2050 al poder inundarse una parte de ellas a causa de la subida del nivel del mar. Incluso, en 2030, ya se podrían ver parte de las consecuencias que se predicen, por lo que el riesgo es alto e inminente.

En el trabajo publicado en la revista 'Nature Communications', se cifra en unas 200.000 las personas que se pueden ver afectadas en España por la crecida de los mares en 2050, llegando hasta las 340.000 personas en el año 2100, aunque las consecuencias del cambio climático ya serán visibles en la zona de la Bahía a mediados del siglo XXI. 

Ante esto, cabe preguntarse cuáles son las zonas de la Bahía de Cádiz que están en riesgo de quedar sepultadas bajo el mar. Uno de los principales efectos de la subida del nivel del mar, según se recoge en este trabajo, es que Cádiz podría quedar separada de San Fernando al desaparecer la playa de Cortadura y estar en serio riesgo de inundación la carretera que une a ambas localidades (la CA-33) en el tramo que va desde la entrada a la capital y hasta poco antes de la curva de Torregorda, así como la vía férrea, por lo que la capital gaditana se convertiría en una isla.

Marcadas en rojo, las zonas afectadas por las inundaciones en 2050, según el estudio. Marcadas en rojo, las zonas afectadas por las inundaciones en 2050, según el estudio.

Marcadas en rojo, las zonas afectadas por las inundaciones en 2050, según el estudio. / Climate Central

En Torregorda, el riesgo disminuye, pero vuelve a aparecer una vez que se supera la curva camino de San Fernando, manteniéndose el peligro en prácticamente toda la vía hasta la entrada al centro urbano de la ciudad isleña. 

En el entorno de la unión entre los municipios de Cádiz y San Fernando, prácticamente todo el espacio de salinas pertenecientes al Parque Natural de la Bahía de Cádiz quedaría bajo el agua por la facilidad que existe en estas zonas de que se inunden si hay una subida del nivel del mar. Sí se salvaría una parte de Torregorda.

En el núcleo urbano de Cádiz capital, las zonas más afectadas serían las que dan a la bahía de Cádiz. Así, el lugar en donde más se adentraría el mar al elevarse su nivel es el polígono de la Zona Franca, con riesgo de inundación en casi todo el polígono interior, una buena parte del exterior y el Parque Empresarial de Poniente. Precisamente, en el recinto exterior está pendiente la ejecución de su profunda transformación, un proyecto que no termina de arrancar y que, según este trabajo científico, es probable que no pueda ver la luz.

En rojo, las zonas que quedarían inundadas según el estudio. En rojo, las zonas que quedarían inundadas según el estudio.

En rojo, las zonas que quedarían inundadas según el estudio. / Climate Central

En el recinto fiscal, se salvarían la zona de naves que se encuentran alrededor de la antigua factoría de Altadis y las naves más cercanas a la calle Alcalde Sánchez Cossío. Sí estará mucho más expuesto a las vicisitudes del cambio climático el Centro Deportivo Elcano, que cuenta con una alta probabilidad de quedar inundado. Por contra, apenas se verá afectado el Parque Empresarial de Levante, aunque en sus cercanías sí se encuentra con un alto riesgo el instituto Fuerte de Cortadura. 

Si nos adentramos en las zonas residenciales, uno de los primeros barrios que se puede ver inundado casi en su totalidad es el de Puntales, siendo uno de los más expuestos de toda la capital gaditana. Así, según el trabajo de Climate Central, todo este espacio es inundable hasta la plaza Campo de la Aviación, del barrio de Loreto. El agua también podría cubrir la zona del campo de fútbol Manuel Irigoyen y el solar que en un futuro debe acoger el hospital de Cádiz, lo que imposibilitaría su construcción. 

Uno de los barrios que más solía inundarse con la aparición de las lluvias era el barrio de La Laguna, que se encuentra por debajo del nivel del mar, aunque las obras que se han acometido en el entorno del estadio Ramón de Carranza han acabado con este problema. Sin embargo, en el estudio científico se señala que los alrededores del campo de fútbol son una zona de riesgo de inundación en el año 2050, así como una parte del barrio de Cortadura.

La plaza de Madrid, con la antigua tribuna del estadio Ramón de Carranza, en las inundaciones que se produjeron en La Laguna en 2008. La plaza de Madrid, con la antigua tribuna del estadio Ramón de Carranza, en las inundaciones que se produjeron en La Laguna en 2008.

La plaza de Madrid, con la antigua tribuna del estadio Ramón de Carranza, en las inundaciones que se produjeron en La Laguna en 2008. / Julio González

Regresando a la fachada marítima que da a la Bahía de Cádiz, todo el paseo marítimo Puntales-La Paz quedaría bajo el mar, aunque la incidencia en toda la zona de La Paz y el Cerro del Moro será desigual. Así, el entorno de la plaza de Ubrique es uno de los lugares más al sur que se verá perjudicado. En la barriada de La Paz, la zona formada por la parroquia de San Francisco Javier, el centro de salud y las pistas deportivas de la AVV Buena Vista será propensa a las inundaciones debido a que este lugar se le ganó al mar con un relleno. 

El barrio que podría verse inundado al completo es el de Astilleros, llegando el riesgo hasta a parte de San Severiano. La propia factoría de Navantia también sería una de las grandes perjudicadas. Este peligro llegará hasta el centro de la ciudad a través del muelle de Cádiz, que casi al completo se puede ver inundado excepto una parte de la parcela del muelle Reina Sofía. Esto también acabaría afectando a la futura integración muelle-ciudad ya que el puerto podría acabar bajo el agua, así como a parte de los terrenos que se van a liberar en la Punta de San Felipe. Asimismo, la estación de tren tendría serios problemas en 2050 para poder seguir en funcionamiento, lo que también perjudicaría a la futura reurbanización del entorno de la plaza de Sevilla, mientras que en la zona residencial, la más afectada podría ser la de las Tres Carabelas.

En el resto del casco antiguo de Cádiz, la probabilidad de inundaciones es mucho menor a causa de la subida del nivel del mar. El principal espacio que se podría ver afectado es la playa de La Caleta, quedando muy expuestos los castillos de San Sebastián y Santa Catalina, el baluarte de los Mártires, la primera línea de la avenida Duque de Nájera y el Campo de las Balas. 

En la zona de la Alameda, prácticamente todo el paseo de Santa Bárbara quedaría bajo el mar, al igual que el baluarte de la Candelaria, parte del jardines de la Alameda Marqués de Comillas y la Alameda Apodaca, y las murallas de San Carlos, aunque el mar no se adentrará en el casco antiguo. En dirección hacia el sur, algunos tramos del Campo del Sur también se encuentran en riesgo.

En cuanto al Paseo Marítimo, el cambio climático también afectará a las playas de Santa María del Mar y La Victoria, aunque el agua no saltará al propio paseo excepto en la zona del IES Drago y el cementerio.

Los destrozos que ocasionó el temporal 'Emma' en los chiringuitos del Paseo Marítimo de Cádiz en 2018. Los destrozos que ocasionó el temporal 'Emma' en los chiringuitos del Paseo Marítimo de Cádiz en 2018.

Los destrozos que ocasionó el temporal 'Emma' en los chiringuitos del Paseo Marítimo de Cádiz en 2018. / Jesús Marín

En el resto de la Bahía de Cádiz, el laberinto de caños, marismas y ríos son los que marcan el riesgo de inundabilidad en el año 2050. Así, en Puerto Real, son el río San Pedro y el caño del Trocadero los lugares en donde es más que probable que el mar gane terreno. 

Las marismas del río San Pedro cuentan con una alta probabilidad de inundación, aunque no afectará en gran medida al núcleo residencial, aunque el agua sí podría llegar a las viviendas más cercanas a la desembocadura del río. Sí están más en peligro las instalaciones del campus de Puerto Real de la Universidad de Cádiz, especialmente las de la Escuela Superior de Ingeniería. Respecto al polígono industrial del Río San Pedro, el espacio del dique seco de Navantia es el más expuesto a las inundaciones, así como el muelle off-shore y La Cabezuela. 

En el lado del Trocadero, la zona más inundable es el espacio de las marismas que se encuentra junto al caño, pudiendo afectar las inundaciones dentro del polígono industrial a la nave de Alestis y a una buena parte de la calle Portugal. Por su parte, todo el centro de urbano de Puerto Real estará a salvo de la subida del nivel del mar. Asimismo, con este panorama sería casi impensable que proyectos como el del polígono de Las Aletas puedan salir adelante.

En San Fernando, casi todo el centro de la ciudad no se verá afectado por estas graves consecuencias del cambio climático, aumentando el riesgo cuanto más cerca se esté de los caños de Sancti Petri y La Carraca, como puede pasar, por ejemplo, en algunas zonas del Arsenal de la Carraca, el entorno de la Venta de Vargas o la Ronda del Estero. Además, algunos espacios del polígono industrial de Fadricas también podrían verse afectados. Junto a estos lugares, podrían desaparecer una buena parte de las marismas y salinas del término municipal isleño.

En El Puerto, los ríos San Pedro y Guadalete son los que marcan el riesgo de inundación en todo el término municipal. Por un lado, el río San Pedro podría tener una especial incidencia en el Parque Natural de Los Toruños, pudiéndose adentrar el mar en Valdelagrana. Además, esta playa y su paseo marítimo cuentan con opciones importantes de verse alterados por la subida del mar. 

Por el otro, la desembocadura del río Guadalete será otra zona de riesgo por la crecida del océano Atlántico. Así, a su margen este, las inundaciones se podrían producir en el Polígono Industrial Guadalete, llegando hasta el Centro Comercial Bahía Mar. 

Al otro lado del Guadalete, una buena parte de la avenida de la Bajamar y la Ribera del Marisco serían zonas con probabilidad de inundaciones. Asimismo, en la zona sur, estas pueden llegar hasta las cercanías de la plaza de la Noria. Las playas, por su parte, quedarán totalmente desfiguradas en comparación a como las conocemos en la actualidad. 

Hacia la zona norte de El Puerto, el riesgo de inundación es alto en el entorno de la vía férrea, el Polígono Industrial Las Salinas y el Poblado de Doña Blanca. 

En Chiclana, la inundación de los esteros y el río Iro podrían provocar grandes problemas en zonas del centro urbano como La Longuera o los polígonos Urbisur y El Torno. De hecho, en el margen al norte del río Iro, el riesgo se extiende hasta casi la travesía de la Alameda de Solano, por lo que la vía del tranvía se salvará. Asimismo, la incidencia del canal de Carboneros hará que exista un importante riesgo de inundaciones en lugares como Marismas de la Almadraba, Real de la Barrosa y el poblado de Sancti Petri, siendo la playa del mismo nombre la más afectada, aunque una gran parte de La Barrosa se salvará de la incidencia de la subida del mar. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios