El tren en Cádiz

El nuevo sistema de seguridad de Adif permite al tren superar los 200 km/h

  • Las obras, iniciadas en 2010, están a punto de culminar 

  • La abundancia de paradas en la Bahía limita el efecto positivo de la nueva velocidad al tramo entre Jerez y Lebrija

Un tren Alvia estacionado en la terminal ferroviaria de Cádiz Un tren Alvia estacionado en la terminal ferroviaria de Cádiz

Un tren Alvia estacionado en la terminal ferroviaria de Cádiz / Jesús Marín

Las obras del nuevo sistema de seguridad en la línea ferroviaria entre Cádiz y Sevilla están a punto de concluir, tras un largo proceso de instalación iniciado en 2010. La previsión de Adif es que los trabajos terminen en cuestión de semanas para, después, iniciar el proceso de comprobación de su correcto funcionamiento antes de ponerlo en marcha, lo que ocurrirá este mismo año, según informa la empresa pública.

Además de mejorar la seguridad en el tráfico rodado, el nuevo sistema, denominado ERTMS, va a permitir que el tren supere los 200 kilómetros/hora de velocidad en el recorrido entre Cádiz y Sevilla.

Esta mejora es, en todo caso, limitada. A la hora de la verdad, los trenes que hagan este recorrido apenas van a poder superar esta velocidad en el tramo comprendido entre Jerez y Lebrija, lo que supone poco más de la tercera parte del recorrido total de este trazado. Entre Jerez y la capital gaditana la proliferación de paradas intermedias (El Puerto, San Fernando y el cruce del soterramiento hasta llegar a la terminal de Cádiz) y la distancia que hay entre ellas no permite que el tren alcance velocidades superiores a los actuales 160 kilómetros/hora.

A la vez, entre Cádiz y Jerez los trenes regionales deben compartir vía con los Cercanías, muy numerosos en este núcleo. Pero lo mismo pasa entre Lebrija y Sevilla, tramo igualmente colapsado por la red de Cercanías sevillana.

No hay que olvidar que la conexión ferroviaria entre Sevilla y Cádiz se mantiene sobre el viejo trazado que sí se ha duplicado, tras obras que se alargaron durante dos décadas, pero que se utilizan para todos los tráficos: largo recorrido, regional, cercanías y mercancías, a lo que en algún momento habrá que añadir el tranvía metropolitano que cruza parte de la Bahía. En otras provincias, las unidades de alta velocidad van sobre un trazado exclusivo con lo que ello supone de rapidez.

Al limitarse esta mejora a un espacio tan reducido será muy complicado rebajar los tiempos de recorrido. Desde hace unos años llegar a Madrid supone poco más de 4 horas de viaje, aunque en su día el antiguo Ministerio de Fomento llegó a comprometer un recorrido en tres horas y media.

A falta de un trazado exclusivo para la larga distancia, inviable por falta de espacio físico entre San Fernando y Cádiz, sólo eliminar paradas intermedias permitiría incrementar la velocidad y reducir aún más el tiempo de viaje.

Esta posibilidad se plantea hoy totalmente inviable, tanto por razones políticas como empresariales, dada la importancia de las dos poblaciones que se verían directamente afectadas: San Fernando y El Puerto de Santa María.

Renfe acaba de publicar los usuarios, en 2019, del Alvia entre Cádiz y Madrid, donde se refleja el elevado número de pasajeros que tienen estas estaciones, además de las de Jerez y la capital.

Así, en este periodo de tiempo, entre Madrid y El Puerto se desplazaron, en ambos sentidos, 166.900 personas; mientras que en la relación con San Fernando fueron 158.000. Cádiz lidera estos datos con 219.500 pasajeros, mientras que 200.200 lo fueron en Jerez.

Una vez concluyan las obras de instalación del ERTMS, éste se convertirá en el sistema de referencia para todo este trazado ferroviario. El que actualmente está en servicio, el ASFA, se mantendrá como sistema de respaldo por si se produce alguna incidencia en el principal. Con ello se duplica la garantía de un buen funcionamiento de la línea entre Cádiz y Sevilla.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios