Entrevista | Madre de Norah Barba, primera niña nacida en Cádiz en 2018 Vanessa Fabeiro: "Quiero un 2019 en el que mi hijo y mi hija sean iguales"

  • La gaditana, madre también de un niño de 4 años, dio a luz a su hija la madrugada del 31 de diciembre de 2017 al 1 de enero de 2018

Vanessa Fabeiro con su hija Norah Barba en su regazo. Vanessa Fabeiro con su hija Norah Barba en su regazo.

Vanessa Fabeiro con su hija Norah Barba en su regazo. / Jesús Marín

Norah llegó al mundo con los ojos muy abiertos, como con el ansia de no perderse ni un detalle de un nuevo año que también nacía con ella. Norah llegó al mundo muy espabilida, como, de alguna forma, intuyendo que este año nos íbamos a necesitar, todas, mucho. Norah llegó al mundo, sin mucho llanto, sin mucho drama, fuerte, sana, valiente, durante la madrugada del 31 de diciembre de 2017 al 1 de enero de 2018 convirtiéndose en el primer bebé nacido en Cádiz en el año que mañana abandonamos. Una niña, el primer bebé fue una niña de un año teñido de pink (o el color que cada una elija) power. Casualidades de la vida...

Vanessa Fabeiro, su madre, la parió en el Hospital Puerta del Mar y, desde entonces, asegura que su hija sigue siendo esa niña “tranquila, muy sonriente y que se distrae mucho, incluso, jugando sola” que el día 1 cumplirá un año de vida. Eso sí, el buen carácter de Norah no ha impedido que este 2018 la vida de Vanessa, Manuel, su marido, y Enzo, su primer hijo de 4 años, haya sido “más caótica”.

“Con los dos tan pequeñitos, Manuel o yo, uno de los dos, tenía que estar en casa, lo hablamos y decidimos que yo me cogería una excedencia para poder organizarnos mejor”, explica Fabeiro que trabaja en el Hotel Barceló y que reconoce que “aunque económicamente se nota, mira, donde comen tres, comen cuatro”, ríe.

Un año “movidito”, donde “apenas me he acordado de lo que es tener tiempo para mí” y un año, sobre todo, “de esperanza”, asegura esta gaditana “completamente en consonancia” con “el auge del movimiento feminista” que se ha experimentado este año. “Un nuevo auge porque esto no viene sólo de ahora sino que otras muchas mujeres antes han trabajado para que esta revolución de este año haya sido posible”, reconoce Fabeiro.

“Que nosotras hayamos sido las protagonistas en la calle y que ellos, los hombres feministas, nos acompañen sí que creo que es algo más de ahora y en lo que hay que seguir trabajando”, decide la madre de Norah que, sin embargo, opina que “estamos en los comienzos y todavía nos queda mucho por hacer para conseguir la igualdad real”.

En su caso, ella está decidida a contribuir con hechos. “Afortunadamente, yo soy madre de un niño y de una niña y tengo la oportunidad de criarlos en igualdad. No sé, a mí no me importa si mi hijo juega con muñecas de mi hija o le llama la atención coger algo de ella...Creo que hay poner atención en no fomentar los comportamiento sexistas y, poco a poco, creo que podremos cambiar algo y conseguir pues lo que yo le pido al nuevo año: un 2019 en el que mi hijo y mi hija sean iguales”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios