La difícil relación entre el puerto y el Ayuntamiento

El alcalde exige a Teófila que no paralice proyectos de ciudad en su nuevo cargo

  • "Espero que Martínez no haya encontrado en el muelle una barricada desde la que bombardear este Ayuntamiento" 

  • La próxima semana está previsto un encuentro entre los dos políticos

Teófila Martínez y José María González, en el despacho de la Alcaldía Teófila Martínez y José María González, en el despacho de la Alcaldía

Teófila Martínez y José María González, en el despacho de la Alcaldía / Joaquín Hernández Kiki

Comentarios 38

La próxima semana el alcalde, José María González, y la presidenta de la Autoridad Portuaria, Teófila Martínez, mantendrán su primera reunión tras el nombramiento de la ex alcaldesa al frente de las instalaciones portuaria de la Bahía.

Más allá de las fricciones existentes entre los dos desde 2015, cuando González se convirtió en alcalde, la reunión se prevé especialmente tensa. Al gobierno municipal no le ha hecho ninguna gracia las palabras de Martínez sobre el paso del carril bici por suelo portuario y su intención de hablar con la Junta respecto al desarrollo del suelo de la terminal de contenedores. En cuanto al carril, porque su diseño ya estaba negociado y cerrado con la anterior directiva de la Autoridad Portuaria, y respecto a los 300.000 metros cuadrados de los muelles que quedarán sin uso, porque su diseño está abierto a un debate que implica a varias instituciones.

Ante ello, el alcalde, en conversación con este diario, se muestra contundente a la hora de fijar límites a la actuación de la nueva presidenta del puerto de Cádiz.

"Esperamos que la señora Martínez no haya encontrado en el muelle una barricada desde la que bombardear San Juan de Dios y a este Ayuntamiento y menos en un contexto preelectoral, para así devolver los favores prestados a su partido en esta peculiar puerta giratoria a la gaditana", advierte González.

"La señora Teófila Martínez debería de saber que el proyecto puerto-ciudad ha nacido de uno de los mayores procesos participativos que se han realizado en Cádiz. En él han formado parte partidos políticos, la Autoridad Portuaria, administraciones, Universidad y el tejido social. No puede pasar (Martínez) todas estas voces bajo un rodillo autoritario e imponer su punto de vista en un proyecto que marcará el futuro de la ciudad", incide el alcalde que agrega: "No puede hacer y deshacer a su antojo lo que nace de reuniones y consensos".

Habla también José María González de las matizaciones al carril bici, cuyas obras dentro del suelo portuario iban a comenzar de forma inmediata, una vez terminadas las fiestas de Carnaval. "Durante años, el carril bici ha estado bloqueado y escondido en un cajón. Se le ha negado a esta ciudad por culpa del sectarismo del PP. Ahora, el carril ya es una realidad que se está ejecutando con solvencia, cumpliendo los plazos. Sólo existe una zona pendiente, que es el muelle, dependiente de la señora Martínez. Por eso resulta tan llamativo, tan escandaloso, que la primera medida que afronte sea un intento de bloquear de nuevo al carril bici. Y que tenga claro que eso no lo consentiremos".

Con ambas cuestiones, y dudas, sobre la mesa, asevera el alcalde gaditano que "Teófila Martínez puede dar pocas lecciones desde el puerto, y es mejor que se limite a ejecutar lo que nació del consenso", ironizando al afirmar que "lo único que conocemos de su aportación al muelle de la ciudad (durante su mandato como alcaldesa) fue la colocación de dos mamotretos que les costó a todos los gaditanos y gaditanas un millón de euros en ese hall de entrada de excepción, como ella lo llama ahora".

Considera González que la nueva presidenta de la Autoridad Portuaria de Cádiz "tiene otras prioridades que atender antes de dar su opinión sobre proyectos ya avanzados y con un alto grado de ejecución".

"A la vez, los gaditanos y gaditanas sabemos que el muelle es el único espacio de crecimiento que tiene la ciudad para las próximas décadas, por ello no podemos consentir que el modelo no sea el del consenso, sobre el que venimos trabajando en los últimos años, sino que al final sea el modelo de la marca tipo del Partido Popular, basado en la especulación, el ladrillazo y la privatización, en un modelo que dejó a la ciudad de Cádiz arruinada y con un boquete en sus arcas de 270 millones de euros".

"No deja de resultarme sorprendente -continúa el alcalde- que alguien a la que se le supone conocimiento y experiencia, lo que hace al ocupar un nuevo cargo es entrar como un elefante en una cacharrería, con ese cesarismo tan de ella, en lugar de un lógico y humilde de reunirse previamente con los agentes que han tenido que ver con el puerto de Cádiz".

Este primer análisis tan duro por parte de José María González no le impide "apelar a su experiencia en 20 años en el Ayuntamiento para, juntos, abrir una vía de diálogo y colaboración poniendo a Cádiz en el centro y poner a la ciudad y a su puerto en el lugar que merecen". Habrá que esperar a la próxima semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios