Fondos Next Generation Cádiz 17,5 millones de euros para mejorar la eficiencia energética y luchar contra el cambio climático en Cádiz

  • El Ayuntamiento presenta cuatro proyectos de transición energética a los fondos Next Generation

  • Colegios ‘Zero Carbono’ o la creación de comunidades energéticas, lo más novedoso

Autoconsumo fotovoltaico de Eléctrica de Cádiz. Autoconsumo fotovoltaico de Eléctrica de Cádiz.

Autoconsumo fotovoltaico de Eléctrica de Cádiz.

La transición energética y el cambio climático son términos que parecen estar muy presentes en este año recién iniciado. El alcalde, José María González, ha insistido en ello en los balances y previsiones que ha venido haciendo al final de 2020 e inicio de 2021, a diferencia de años anteriores. Y parte importante de lo que se consiga en este área (cuya responsabilidad precisamente recae en el propio alcalde, que es el delegado de Transición Energética) dependerá de Europa. La ciudad ha presentado hasta cuatro iniciativas diferentes que buscan luchar contra el cambio climático y hacer una ciudad más eficiente energéticamente; cuatro proyectos bien distintos que requieren una inversión de 17,5 millones de euros.

Entre las iniciativas más llamativas o curiosas, está la que propone el impulso de “la producción y gestión colectiva o compartida de energías renovables en la ciudad a través de la creación y promoción de comunidades energéticas”. Se trata de fomentar el autoconsumo compartido, de manera que además de abastecer el consumo propio produzca reservas de energías que se dedicarían a abastecer parte del consumo de familias en situación de vulnerabilidad.

Para conseguir esto, que según fuentes municipales con la legislación actual se puede hacer con todas las garantías, el Ayuntamiento plantea la elaboración de procedimientos administrativos para la creación de estas comunidades energéticas (que no tienen por qué coincidir con la comunidad de propietarios de un edificio, por ejemplo), la cesión de cubiertas municipales y privadas para instalar la infraestructura necesaria para el autoconsumo eléctrico, el asesoramiento necesario, la elaboración de campañas de información sobre esta modalidad, o la creación de una ventanilla única para tramitar estas iniciativas.

Para todo ello, en lo que participaría tanto Eléctrica de Cádiz como la delegación de Asuntos Sociales, se necesita una inversión de un millón de euros.

El proyecto más costoso es el que persigue que los quince colegios de titularidad pública de la ciudad reduzcan el consumo energético a lo mínimo (Zero Carbono), logrando un consumo de energía 100% renovable producida en el propio centro educativo, que además generaría un excedente de energía que se destinaría a abastecer a familias en situación de pobreza energética de su entorno.

Para ello se necesitarían 10,5 millones de euros, con los que se acometería la rehabilitación de fachadas y cubiertas de estos centros para adaptarlos a la eficiencia energética, la sustitución de las ventanas de estos edificios, la creación de zonas de sombra, bioclimatización, y la instalación de energía solar fotovoltaica, además de la monitorización de consumos y la formación necesaria para atender y gestionar este autoconsumo.

Relacionado con este proyecto estaría también el de la rehabilitación de los edificios municipales para reducir su consumo energético y para generar energía que también podría ser destinada a abastecer a familias en situación de vulnerabilidad. En este caso, lo que plantea el Ayuntamiento es intervenir en diez de los edificios municipales de mayor consumo.

Con un presupuesto valorado en 5 millones de euros, se buscaría la reducción del 50% del consumo energético total del edificio, su adaptación al cambio climático reduciendo el calor y el frío, reducir el 100% de las emisiones de CO2 del consumo energético en esos edificios y la cobertura en ellos del 100% de la demanda energética con energía renovable de producción local.

A estos tres proyectos se une la elaboración de un estudio detallado sobre las medidas que tiene que adoptar la ciudad para adaptarse al cambio climático; algo necesario que ha puesto de relieve el Estudio de Vulnerabilidades y Riesgos del Cambio Climático que recientemente presentaba el Ayuntamiento.

Ese estudio, al que se destinaría un millón de euros, tendrá como objetivos “definir las zonas de riesgo frente a eventos climáticos y estudiar el coste-beneficio de alternativas de mantenimiento; construir defensas; un inventario del estado de conservación actual de las edificaciones en Cádiz incorporando mediciones de eficiencia energética; estudio de alternativas para incluir sistemas de recogida y reutilización de aguas en edificios de viviendas, municipales y hosteleros; caracterización de las diferentes vías de acceso a Cádiz en función del posible impacto de los efectos del cambio climático; fomento de la implantación de sistemas de reutilización de aguas tratadas y desalinización; promoción e implantación de depósitos para la recogida de agua de lluvia; incorporación de las previsiones de los efectos del cambio climático en el planeamiento urbanístico; y la instalación de sistemas de alerta temprana y elaborar protocolos de actuación en caso de eventos climáticos extremos”.

Todo esto, tal y como trasladan desde el Ayuntamiento, viene a dar respuesta al compromiso adquirido en 2019 en el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía Sostenible, que entre otros retos exige reducir el efecto invernadero un 40% en diez años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios