José María González 'Kichi' | Alcalde de Cádiz

“La pandemia nos ha dejado como enseñanza la importancia de lo público”

  • Asegura el alcalde que Cádiz afronta “el año de la ilusión y de la esperanza” para materializar un buen número de proyectos después de unos meses en los que “lo hemos pasado muy mal”

José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz. José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz.

José María González 'Kichi', alcalde de Cádiz. / Julio González

El que acaba de terminar ha sido un año del todo atípico, que en gran medida acabó aquel día de marzo en el que la epidemia ya era una realidad demasiado extendida y la actividad de todo tipo, también de la administración local, prácticamente quedó paralizada. El alcalde de la ciudad, José María González, hace hoy balance de un 2020 marcado de una epidemia en mitad de la cual fue padre de su cuarta hija.

–Haga balance de 2020.

–Es muy triste el balance de un año tan dramático como 2020, que nos ha sumido en un paréntesis que nunca hubiésemos deseado. En lo personal sí estoy muy feliz por el nacimiento de mi hija, como es lógico. Pero más allá de balances, del año vivido extraigo dos cosas que considero muy importantes: la primera es que se pone de manifiesto que el modelo que no sacó de la crisis de 2008 es absolutamente fallido, porque los partidos decidieron modificar el artículo 135 de la Constitución para rescatar a los bancos antes que a las personas; justo lo contrario a lo que hemos hecho nosotros. Y la segunda es la importancia de lo público, de preservar la sanidad pública y la relevancia que tienen las redes comunitarias de apoyo, que hemos visto con esos encuentros que teníamos en las ventanas durante el confinamiento.

–¿Va a cambiar algo el Covid?

–Creo que ha evidenciado la importancia de firmar un nuevo pacto con nuestro planeta, para evitar el maltrato al que lo sometemos de forma constante. Y nos ha brindado la oportunidad de acometer una transición de modelo productivo que nos haga ser menos dependientes del exterior. Recuerdo el miedo que hemos pasado cuando en España no se fabricaban mascarillas y nuestra salud dependía de que llegaran aviones cargados del extranjero.

–¿Qué ha supuesto la pandemia en Cádiz y para la gestión del Ayuntamiento?

–En primer lugar, una transformación radical de los proyectos y políticas que estábamos acometiendo, porque desde el principio tuvimos claro que lo primero era paliar los efectos de la epidemia y que nadie se quedara atrás. De ahí que en Asuntos Sociales, que ya por sí tiene una inversión alta, hubiera que redoblar esfuerzos porque las demandas se multiplicaban. Tuvimos también que dar una respuesta, que creo que fue excelente, a las personas sin hogar, que requirió igualmente de una inversión que permite decir hoy que en los momentos más duros de la pandemia ninguna persona sin hogar se contagió. En definitiva, teníamos que seguir adelante pero teniendo que atender a personas con muchas necesidades.

Lo hemos pasado muy mal, creo que los ayuntamientos en general estamos exhaustos y no hemos contado con el apoyo que necesitábamos de otras administraciones, que no han estado cuando eran necesarias. Recuerdo, por ejemplo, al alcalde de Alcalá del Valle llorando pidiendo ayuda a la Junta con el brote de aquella residencia de ancianos. Cádiz también ha sufrido esa soledad de las administraciones, que nos ha enseñado que es imposible que los ayuntamientos acometan en solitario actuaciones como las que hemos hecho.

– ¿Cuál será su hoja de ruta para afrontar la crisis derivada de la pandemia o para salir de ella?

–Lo más importante es extraer la enseñanza de las prioridades que ha puesto sobre la mesa esta crisis. Lo segundo, seguir con los proyectos que ya defendía este equipo de gobierno, por ejemplo en materia de transición energética para combatir el cambio climático y posibilitar una transición fortaleciendo el tejido industrial de la Bahía y poniéndonos del lado de nuestro planeta. En tercer lugar afrontaremos el desarrollo y materialización de proyectos en los que venimos trabajando años atrás, como la Edusi con lo que supondrá para los depósitos de tabaco, la movilidad, la vivienda, la educación o el deporte en las barriadas obreras de extramuros; y también las ilusiones que generan los fondos Next Generation que darán la financiación suficiente para el desarrollo de la ciudad. Son más de 65 actuaciones para construir ese Cádiz del mañana: el Portillo, el paseo de la Barriada, Valcárcel que presenta Diputación para conseguir ese Campus universitario sin comparación en Europa…

No podemos perder de vista el turismo como una fuente importante, pero no la única. En este sentido, eventos como la Sail GP o la Gran Regata pondrán a Cádiz en el centro, dentro del turismo que nosotros defendemos respetuoso con la ciudad y con la ciudadanía.

Y junto al turismo, no olvidar los otros sectores tractores de la ciudad. Por ejemplo el sector naval, que tiene en Vigo tres años y medio de carga de trabajo y aquí nada; el sector aeroespacial, que no tiene sentido que no sea una apuesta de España; o el sector portuario, que se va a fortalecer con la conexión ferroviaria que precisamente estamos adaptando ahora con las obras en la Avenida de Astilleros.

–El Portillo, Valcárcel, el hospital… Da la sensación de que los fondos Next Generation van a servir para saldar viejas deudas de las administraciones con la ciudad, pero no para prepararla de cara al futuro.

–Espero que no, aunque ciertamente tengo muchas sospechas de que pueda ser así. A mí no me gustaría que la construcción del nuevo hospital sea a cambio de que otros proyectos no se hagan, o de que no se mejore la calidad de la atención primaria en Cádiz o las condiciones de los centros de salud. No podemos perder otros proyectos que son necesarios y prioritarios para Cádiz por un proyecto de esos megalómanos que tanto gustan al PP. Por eso pido a la Junta que escuche a los ayuntamientos, que somos los que entendemos mejor los desafíos, las ilusiones y las necesidades de la gente. Comparto esas sospechas respecto a los fondos Next Generation, pero quiero pensar que contribuirán al desarrollo de la ciudad.

–Es usted muy crítico con la Junta de Andalucía, pero sin embargo con el gobierno de Moreno Bonilla salen adelante viejos proyectos en la ciudad, como Tiempo Libre o la Ciudad de la Justicia.

–Mire, ideológicamente hay elementos que nos separa de forma abismal con el gobierno de la Junta, eso está claro. Pero más allá de eso, este alcalde es crítico porque nunca se puede conformar. Hay que aspirar a más que las migajas y las prebendas de Sevilla o de Madrid. Si se piensa a lo grande, conseguiremos más. Es cierto que hay proyectos que salen adelante, pero le tengo que decir que con mucho esfuerzo, con muchos problemas en muchos casos originados por cambios de opinión y giros que da Sevilla. El proyecto de la Ciudad de la Justicia, por ejemplo, debería ir mucho más rápido. Yo seré crítico con la Junta gobierne quien gobierne; y no soy menos vehemente con el Gobierno de España; pero la Junta tiene un debe fuerte con la ciudad, tanto económico como de equipamientos o de Vivienda que debía estar solucionado desde hace años. Ahí está, por ejemplo, Valcárcel, que es una reclamación de toda la ciudad, no de este alcalde.

–A nivel local, dice el PP que en 2020 no se le contabiliza al Ayuntamiento ni un solo proyecto ejecutado.

–Yo podría decir lo mismo de la Junta. Pero mire, proyectos en ejecución hay muchos, lo que ocurre es que el PP y el señor Ortiz tienen como único objetivo descalificar al equipo de gobierno, quizás porque está más preocupado en buscar un carguito en su partido que en reclamar las cosas de su ciudad. Y si hay proyectos sin acabar, es también porque hemos peleado incluso con la propia oposición, que vota en contra con el único objetivo de bloquear la acción de este equipo de gobierno. Pese a ello, seguimos adelante, seguimos trabajando, y podemos poner encima de la mesa logros como la Sail GP, que es fruto no de un efecto meteorológico, sino del trabajo de todo el equipo, en especial de los concejales José Ramón Páez y Paco Cano junto a sus equipos y a los funcionarios que han peleado la candidatura de Cádiz. O ahí está también la Edusi, que en 2021 será el año de la constatación. El problema es que el PP piensa de cuatro en cuatro años, y no tienen visión de futuro a largo plazo, ni siquiera a medio.

–También se queja la oposición de que las ayudas que prometieron para el comercio y la hostelería siguen sin entregarse a día de hoy, ¿a qué se debe esa lentitud?

–Se puede hacer una idea del volumen de peticiones que hemos recibido, pero las ayudas se están tramitando y nadie se va a quedar sin ella. Yo creo que los hosteleros y el comercio sienten el apoyo del Ayuntamiento, que va mucho más allá de estas ayudas de 200.000 euros. También hemos aprobado la supresión de las tasas por ocupación de la vía pública, alargar un año la concesión de los chiringuitos, congelar impuestos… Todo esto ya ha llegado, son ayudas que ya sienten los comerciantes, los hosteleros y la propia ciudadanía.

–Otra cuestión que ha saltado en los últimos días y que no termina de convencer es la fusión de Cultura y de Fiestas. ¿Por qué es positivo unir las dos concejalías?

–Para nosotros esa unión significa dos cosas: primero, que mejora la calidad del servicio cultural que presta el Ayuntamiento al unificar recursos humanos, que son importantísimos; y en segundo lugar, equiparamos elementos que en anteriores gobiernos eran considerados folclore a la Cultura con mayúsculas. El Carnaval, por ejemplo, es visto por todo el mundo –menos por el señor Ortiz– como una expresión cultural. Las asociaciones o colectivos del mundo de la Cultura sí han mostrado reservas, y les puedo garantizar que no se va a destinar un solo euro de la Cultura para el Carnaval. Todos van a ganar, nadie va a perder con esta unificación.

–¿Habrá presupuesto en 2021?

–Estamos trabajando para tenerlo lo antes posible, pero tenemos también que analizar la coyuntura económica, o cómo se va a presentar el ejercicio a niveles macro y micro; el departamento liderado por José Ramón Páez se encargará de hacer el balance y la valoración final para ver si es interesante hacerlo. Pero el ánimo es realizar el presupuesto, claro.

–Dígame motivos fundados para afrontar 2021 con ilusión.

–Va a ser el año de la ilusión y de la esperanza de esta ciudad. Va a ser el año de la materialización de los fondos Edusi; vamos a ver también la materialización o cómo toman forma los fondos Next Generation; veremos cómo fruto de la colaboración con Zona Franca convertimos un espacio muerto de nuestra ciudad en un espacio de futuro, de desarrollo y de generación de empleo. Veremos cómo a raíz de las actuaciones en la Avenida de Astilleros, la nueva terminal de contenedores toma fuerza. Vamos a ver un Cádiz plagado de turistas porque hemos generado elementos atractivos como la Sail GP o la Gran Regata. Viviremos a finales de 2021 o principios de 2022 la puesta de largo del Museo del Carnaval… Yo creo que el Cádiz del mañana empieza en el 21, y eso nadie se lo puede perder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios