Cádiz

Un mes para el Bicentenario

  • El Consorcio presentará la próxima semana la programación del evento para todo el año con la esperanza de conseguir fondos extras, a pesar de los recortes, con los que añadir nuevos actos

Quién lo iba a decir. Ya estamos a apenas un mes para el comienzo oficial de la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1812. Llega el Doce en el peor año de la peor crisis económica que soporta España desde hace décadas. En el peor momento para que las administraciones públicas dediquen fondos para financiar un acontecimiento de este tipo y para que la iniciativa privada haga lo propio. Nada que ver con el dinero que inundó Sevilla, Barcelona, Valencia o Zaragoza. Cádiz, al final, se ha tenido que conformar con las migajas, a pesar de los intentos del Ayuntamiento y de los últimos equipos que han estado al frente del Consorcio de lograr más fondos públicos y privados con los que financiar actividades para este año.

De lo que se ha sido capaz de sacar adelante con tan limitado presupuesto darán cuenta el Consorcio y el Ayuntamiento de Cádiz la próxima semana, cuando se dé a conocer de forma pública la programación para el Bicentenario, que se ultima en estos días. Será una programación en firme pues todo lo que se anuncie contará con un presupuesto cerrado. Sin embargo, siempre quedará en la recámara algún acto que sólo se dará a conocer si se logran fondos extras.

En esta programación se incluirán los actos oficiales que se desarrollarán a lo largo del 19 de marzo y que contará con la presencia los miembros de la Casa Real, así como las actividades que se celebrarán en los días previos y posteriores, pues será un mes denso en celebraciones. De los actos del 19 se cayó el espectáculo de La Fura, al no contar con financiación para el mismo.

A lo largo del último año, la organización del Doce tenía la esperanza de incrementar sus ingresos con la firma de nuevos patrocinios privados. Sin embargo, las negociaciones que se han mantenido con varias firmas, algunas de ellas destinadas a pagar algunos destacados espectáculos, no han salido adelante o las aportaciones puestas sobre la mesa han sido excesivamente reducidas.

En cuanto al Estado, la vicepresidenta del Gobierno y presidenta de la Comisión Nacional, Soraya Saénz de Santamaría, se comprometió a apoyar el evento aunque dejando claro que de dinero, más bien poco. Eso sí, todo el apoyo posible en la promoción exterior, en los contactos con los países iberoamericanos y, sobre todo, en la celebración de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado del próximo mes noviembre. Y desde la Junta de Andalucía, todo está pendiente de la celebración de las elecciones regionales del próximo 25 de marzo.

Con todo, y a un mes del 19 de marzo, entre los grandes equipamientos directamente relacionados con la conmemoración sólo estará terminado tal y como se había previsto, el Oratorio de San Felipe Neri.

El templo, rehabilitado con fondos de la Oficina de Rehabilitación de la Junta, ya está terminado, pendiente de algunas labores de limpieza, mientras que se agilizan los trabajos en el centro de interpretación. El objetivo es que la Junta recepcione las obras de ambos edificios el próximo 29 de febrero, antes de pasar a manos del Consorcio, que tendrá apenas dos semanas para instalar todos los equipos expositivos en el centro de interpretación.

El Oratorio va a tener un papel relevante a lo largo de todo el Doce pues tras los actos oficiales será sede de una serie de conciertos de cámara, con una programación relevante.

Frente al Oratorio, el castillo de San Sebastián será el gran fracaso de la conmemoración. Iba a ser el equipamiento de referencia durante todo 2012, dando cabida a exposiciones, conciertos, conferencias y pabellones de las regiones y de diversos países iberoamericanos. De todo ello, sólo podrá estar en uso las casamatas pero con la incógnita de si darán cabida a alguna de las exposiciones previstas. Todo hace suponer que no, pues el resto del castillo no está acondicionado para admitir visitas y, por ahora, no hay dinero para afrontar estos trabajos, como reconoció un portavoz del Ministerio de Medio Ambiente (encargado del proyecto) a este diario.

También se duda de la utilización de los Depósitos de Tabacalera como centro de exposiciones, tal y como había previsto el Ayuntamiento pues este complejo aún no forma parte del patrimonio municipal, pendiente como se está de la publicación del PGOU en el BOJA (paso fundamental para que se firme el contrato entre el Ayuntamiento y Altadis).

Cuando hace trece años la alcaldesa, Teófila Martínez, y el entonces edil Fernando Santiago, hablaron por primera vez sobre la necesidad de celebrar el bicentenario de la Constitución, sin duda no pensaron en una realidad tan negra a un mes del aniversario .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios