La APBC saca a concurso el uso hostelero de la planta alta del edificio portuario

Las bodas, bautizos y comuniones volverán a la Estación Marítima de Cádiz

  • El puerto de Cádiz convoca un concurso para la explotación de la planta alta del edificio portuario, cerrado a la hostelería hace 8 años

Imagen de archivo de hace ocho años del edificio de la Estación Marítima. Imagen de archivo de hace ocho años del edificio de la Estación Marítima.

Imagen de archivo de hace ocho años del edificio de la Estación Marítima.

¿Qué gaditano de más de 40 años no ha estado invitado a alguna boda, bautizo o comunión en la planta alta de la Estación Martítima?. Cientos de fotos familiares dan fe. Este uso, cumplimentado por una cafetería restaurante en la planta del edificio, dejó de tener uso hostelero hace 8 años.

Fue en noviembre de 2011 cuando Diario de Cádiz daba cuenta a sus lectores de la noticia de que la empresa Hermanos Ordoñez S.L., concesionaria del servicio en aquel entonces, renunciaba a su concesión. Rafael Barra, que ostentaba en aquella fecha la Presidencia de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz informó que, tras dejar de lado ese uso como restaurante (en su planta baja) y como sala de celebraciones (en la planta alta), era el momento para ir pensando en una ampliación de la recién instalada, por aquel entonces, terminal de cruceros.

Este sábado pasado, el Boletín OFicial del Estado (BOE) publicó el anuncio de la APBC por el que se convocaba el concurso para el otorgamiento de la concesión administrativa para la explotación de la planta alta del edificio de la Estación Marítima de Cádiz, con destino a hostelería.

El plazo de concesión este, según el BOE, de 20 años, prorrogables por un período máximo de 5 años, sí así lo solicita el titular.

El anuncio indica que la concesión ocupa una superficie de planta rectangular de 385,66 metros cuadrados en la planta alta de este edificio ubicado en el Muelle Alfonso XIII, muy cerca de la actual terminal de contenedores regentado por Concasa.

El plazo de presentación de ofertas acabará a las dos de la tarde, una vez transcurridos treinta días hábiles siguientes a contar desde el día posterior a la publicación de este anuncio en el BOE.

El proyecto de este emblemático edificio se debe a José Antonio Bravo, que lo levantó en 1965. Desde entonces, su explotación como bar-restaurante pasó por muchas manos, pero fue la empresa Ordoñez la que lo gestionó y explotó duarnte más tiempo y la que dio vida a los mejores años de esta infraestructura portuaria.

En la actualidad, la planta alta está en desuso. Una buena parte de los bajos de este edificio fueron usados para la segunda fase de ampliación de la terminal de cruceristas regentada por la empresa Cadiz Cruises. Además, en la planta baja de la Estación Marítima, junto al vestíbulo desde el que se accede a la escalera para subir a la futura zona ahora objeto del concurso. Dicho vestíbulo comparte instalaciones con el acceso a la Capitanía Marítima, el Centro Local de Salvamento Marítimo, Policía Nacional de Fronteras y otras oficinas de usuarios.

Fue el mismo Rafael Barra el encargado de anunciar hace ya 8 ocho años la renuncia por parte de la empresa Hermanos Ordóñez S.L. a la renovación de la concesión para la explotación del bar-restaurante. En aquel entonces, Barra habló de mutuo acuerdo y los Ordóñez no perdieron ni la fianza dada en su día para este tipo de concesiones sobre dominio portuario. Al parecer el negocio resultaba ya inviable. Esto unido a otras “muchas gotas que colmaron el vaso”, según explicó a este medio un portavoz de la familia Ordóñez, les llevó a renunciar a la renovación de la concesión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios