Cádiz

El líder de Podemos dice que dimitirá si no hay participación

  • El socialista Pedro Sánchez aconseja a Iglesias que consulte la dimisión "con la almohada y no con las bases"

Comentarios 1

Podemos pretende evitar a toda costa una baja participación en la consulta a los inscritos, que desde el martes pueden decidir si Pablo Iglesias e Irene Montero deben renunciar a sus puestos tras la polémica por la compra de su chalé, y vuelve a lanzar en las redes sociales campañas en contra de la dimisión de estos dos dirigentes.

El interés en que la participación no cuestione el resultado de la consulta es evidente incluso en las declaraciones del líder de la formación morada, Pablo Iglesias, que ayer redoblaba su apuesta al afirmar en una entrevista en el programa de la Ser Hoy por Hoy que una participación baja les obligaría a dimitir.

Por su parte, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, no comparte que el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su pareja y portavoz parlamentaria, Irene Montero, hagan recaer en las bases de la organización la decisión sobre si deben dimitir por la supuesta falta de coherencia en la que han incurrido con la compra de su chalé. "Los procesos de dimisión son muy difíciles, pero al final se tienen que asumir en primera persona. Si se tienen que consultar se consulta con la almohada, no con toda la organización", ha reflexionado Sánchez en declaraciones a Telecinco.

Sánchez ha recordado que él dimitió en dos ocasiones en el año 2016, una como secretario general del PSOE, forzado por el sector crítico a su liderazgo, y después como diputado para no tener que votar la investidura de Mariano Rajoy. Fue, ha asegurado, "un ejercicio de coherencia".

Aunque ha señalado que su deseo es ser respetuoso con la consulta que Podemos está llevando a cabo entre sus bases, para que sean éstas las que decidan si Iglesias y Montero deben dimitir, Sánchez ha subrayado que, bajo su punto de vista, la militancia "no tiene que ser juez, sino testigo" de la coherencia de sus líderes.

La vicepresidente del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, también entró en la polémica, aunque desde otra perspectiva. "El señor Iglesias se ha metido en un bucle que no es el mío. Allá él como sale del bucle en el que se ha metido", afirmó enr eferencia a las declaraciones que había realizado el líder de Podemos sobre la diferencia entre los escraches que sufrieron políticos como la propia vicepresidenta y el acoso mediático al que se ve sometido.

Por último, irónico, el grupo municipal del PP de Madrid va a llevar una pregunta al pleno. La pregunta dice lo siguiente: "¿Valora Manuela Carmena como opción de su política de vivienda la construcción de viviendas públicas unifamiliares de más de 250 metros cuadrados de superficie en parcelas de 2.000 metros cuadrados como solución al éxodo a la sierra madrileña de jóvenes que quieren iniciar un proyecto de vida y familia?".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios