Ley de la eutanasia

“Está el derecho a la vida pero también el de programar su fin”

  • Daniel Armenta, portavoz en Cádiz de Derecho a Morir Dignamente, celebra la ley de la eutanasia

Daniel Armenta, portavoz en Cádiz de la asociación Derecho a Morir Dignamente.

Daniel Armenta, portavoz en Cádiz de la asociación Derecho a Morir Dignamente. / DC

Si hay una organización que ha tratado de alzar la voz desde hace años para que se desarrollara una ley sobre la eutanasia, esa ha sido la asociación por el Derecho a Morir Dignamente (DMD). Su portavoz en Cádiz, Daniel Armenta, confesaba este viernes su alegría por el paso que se había dado el día anterior en el Congreso de los Diputados con la aprobación inicial de esta ley.

Armenta defiende que “hay una libertad de la persona que no se puede coaccionar cuando está en esa situación. Tiene el derecho a la vida pero también a programar su fin”.

El único pero que le encuentra Armenta a la ley es el de la comisión de garantía y evaluación “que pueda afectar dependiendo del color político que haya en cada comunidad autónoma”.

Armenta se alegra de que esta ley vaya a salir adelante, entre otras cosas, “por aquellas personas que tienen enfermedades crónicas y sufrimientos importantes y ahora pueden tener la tranquilidad de que cuando la situación se vuelva insoportable, puedan llevar adelante el proceso de morir dignamente”.

Daniel Armenta quiso enfocar la importancia que tiene el testamento vital en los casos de demencia senil o cualquier proceso degenerativo mental, que pueda hacer que en el futuro no tenga sus facultades plenas para tomar por sí solo una decisión como esta. A partir de ahora las personas que lo deseen pueden reflejar en este documento que, si en el futuro se dan las condiciones en que pueden ser beneficiarios de la eutanasia, se pueda llevar adelante: “hasta ahora estos testamentos vitales no se han promocionado mucho, pero ahora las autoridades sanitarias sí deberían hacerlo”.

El portavoz de este colectivo cree que es “una ley posibilista” y asegura que hay que empezar “porque tenga el mayor consenso posible que es lo que va a permitir luego luchar contra las fuerzas que se oponen”.Aunque tiene claro que siempre está el peligro de una reversión si se produce un cambio político en el futuro, añade que “la respuesta masiva de la sociedad a favor de esta ley es la que hará que esto sea un camino de no retorno”.

Armenta también se mostró muy orgulloso de que España haya sido pionera en la aplicación de la eutanasia “entre los grandes países de Europa en cuanto a población”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios