Turismo

El gurú de la vivienda de Kichi

  • El freno a los hospedajes turísticos se basa en un informe de Fernando Visedo, el mismo arquitecto que en 2015 aseguró que la infravivienda se eliminaría en cuatro años

Fernando Visedo, arquitecto autor del informe en el que se basan las medidas municipales. Fernando Visedo, arquitecto autor del informe en el que se basan las medidas municipales.

Fernando Visedo, arquitecto autor del informe en el que se basan las medidas municipales.

El gobierno de José María González Kichi no sólo se sustenta en los nueve concejales que forman su equipo; ni siquiera con los asesores que están en plantilla. El alcalde y Adelante Cádiz cuenta también con otros asesores externos en los que se sustentan algunas de las decisiones que se adoptan en la gestión de la ciudad. Uno de ellos es el arquitecto Fernando Visedo, el gran gurú de la Vivienda de Kichi y Adelante Cádiz.

El nombre de este arquitecto viene acompañando a Podemos desde que tuvo a mano el gobierno de la ciudad tras las elecciones municipales de 2015. Visedo fue el artífice de la premisa de que la infravivienda en Cádiz se eliminaría en cuatro años, con una fórmula tan sencilla como destinar a este problema un 0,5% del presupuesto municipal. “El 0,5% supone 1,1 millón de euros anual sobre el presupuesto consolidado de 2011 (que fue de 220 millones de euros). Esa cantidad multiplicada por los cuatro años de la legislatura suponen 4,4 millones, y con ellos se puede resolver el problema de instalaciones y de estructuras de las infraviviendas de Cádiz”, afirmó Visedo en un acto de Podemos días antes del pleno de investidura de 2015.

Ese dato valió entonces, incluso, para que el alcalde asumiera ese compromiso de erradicar la infravivienda durante la campaña electoral de aquel año y en los primeros meses de gestión al frente del Ayuntamiento. Labor que no ha podido materializarse en estos primeros cinco años de gobierno de González.

Ahora, el nombre de Visedo vuelve a salir a la actualidad a raíz del informe cuya redacción le encargó el Ayuntamiento (previo pago de 13.139,09 euros) en el año 2018 para conocer la situación de las viviendas de uso turístico en la ciudad.

Ese informe es el que sustenta estos días la firme propuesta municipal de no otorgar nueva licencias para hospedajes o apartamentos turísticos, que puede dar al traste con media docena de proyectos hoteleros y una quincena de promociones de apartamentos turísticos en la ciudad que si el Pleno lo aprueba finalmente no podrán abrir al público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios