Cádiz

Los farmacéuticos de Cádiz buscan soluciones al colapso de la atención primaria

  • Los colegios profesionales reclaman poder vender medicamentos a los enfermos crónicos que ven como sus recetas caducan y no consiguen cita con su médico antes de quedar sin tratamiento

Un usuario comprando una caja de paracetamol en una farmacia de Cádiz. Un usuario comprando una caja de paracetamol en una farmacia de Cádiz.

Un usuario comprando una caja de paracetamol en una farmacia de Cádiz. / D.C.

Los farmacéuticos sufren los daños colaterales del colapso de la atención primaria. Los ciudadanos con enfermedades crónicas no logran cita ni presencial ni telefónica con sus médicos de familia y se quedan sin tratamiento.

Pero de esto se enteran cuando un buen día llegan a la farmacia y el boticario de turno les dice que lo siente, pero ya no tienen sus medicamentos en la tarjeta.

“Muchos de ellos son clientes de toda la vida, que conocemos sus males, sus edades, su situación económica, pero vemos que se quedan sin sus tratamientos y no podemos adelantarles nada porque la normativa nos lo impide”. Así lo contaba a este Diario la propietaria de una farmacia de Puertatierra.Y es un problema que afecta no sólo a Cádiz sino que toda Andalucía sufre de la misma manera los coletazos de este colapso en la atención primaria.

Y si este martes eran los propios médicos los que decían un alto y claro “basta ya”, ahora son los farmacéuticos los que alzan su voz y llevan sus propuestas de soluciones hasta la administración sanitaria al ver como sus clientes, ciudadanos de a pié, se resienten de esta crisis.

Los boticarios ven como sus pacientes sufren descompensaciones por la falta de medicamentos

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz, Ernesto Cervilla, cuenta que cuando se encuentran con situaciones como la descrita, “lo primero que hacemos es intentar ponernos en contacto con el centro de salud del cliente para intentar conseguirle una cita”. Cervilla recuerda que la edad de buena parte de sus pacientes con enfermedades crónicas supera los 60 años y, la gran mayoría, tienen problemas para contactar por teléfono, “imagínese por Internet”.

Cuando logran que alguien les atienda o bien desde el centro de salud o bien desde Salud Responde, la cita que consiguen para sus clientes es para dentro de tres semanas o incluso para dentro de un mes.”Son pacientes polimedicados que sufren de hipertensión, colesterol, problemas cardíacos, y necesitan sus medicamentos y no pueden estar tanto tiempo sin tomarlos porque nosotros mismos vemos como se va descompensando, por ejemplo, sus presiones arteriales”, lamenta el presidente de los farmacéuticos de Cádiz. Pero, de momento, poco más pueden hacer que solidarizarse con el cliente porque “si prestamos los medicamentos nos enfrentamos a algo peor.

Pero no quieren quedarse de brazos cruzados y acudirán este viernes, integrados en un grupo de trabajo, a un encuentro oficioso con las autoridades sanitarias para poner sobre la mesa sus propuestas. Entre ellas, las que tiene visos de convertirse en el remedio momentáneo o parche para evitar que los mayores on se queden sin sus recetas es conseguir que se autorice a los boticarios a vender a su clientela los fármacos que necesiten mientras que no consiguen la cita con su médico de familia.

Pero no sin condiciones: sólo se podrá aplicar esta solución , si lo aceptan desde la Junta,con pacientes con enfermedades crónicas que lleven más de seis meses con ese tratamiento, y siempre que se comprometan a conseguir las recetas, como máximo, en un mes. “Ahora mismo laprioridad es regularizar la situación de nuestros pacientes”, comenta Ernesto Cervilla. Reconoce que es un parche, “pero es urgente resolver esta incidencia”.

Modesto Berraquero, desde su farmacia de Guillén Moreno, lamenta que “nuestros clientes sequedan sin sus recetas y nos piden los tratamientos prestados y no podemos hacerlo porque luego la Inspección nos denuncia y, luego, el problema es más gordo”. Berraquero incide que tan to él como sus compañeros le intentan buscar cita telefónica, pero de nuevo, se encuentran con el bloqueo de una atención primaria colapsada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios