Quejas de los usuarios de la atención primaria de Cádiz Salud Responde no responde

  • Largas colas a las puertas de los centros de salud de gaditanos que necesitan coger cita médica ante la ausencia total de atención telefónica

La puerta del centro de salud de La Paz de Cádiz, a las 12 de esta mañana La puerta del centro de salud de La Paz de Cádiz, a las 12 de esta mañana

La puerta del centro de salud de La Paz de Cádiz, a las 12 de esta mañana / J.Benítez

"Salud Responde, me río yo del nombre. No sé a quién se le ocurriría". Era la queja de una de las muchísimas señoras y señores que aguardaban esta mañana una larga cola a las puertas del centro de salud La Paz. "Pero en Loreto está la cosa igual, de hecho yo de aquí voy para allá porque a mí me corresponde este ambulatorio y a mi hija el del Loreto". 

Muchas colas y muchas quejas y algún que otro encontronazo entre los que aguardaban pacientemente la vez y los que querían entrar directamente pasándose de largo el orden establecido y controlado por los mismos usuarios de la Seguridad Social que se han visto forzados a esta situación, para ellos, de manera inexplicable.

Los gaditanos, obligados a guardar largas colas para pedir cita médica en los centros de salud de Cádiz Los gaditanos, obligados a guardar largas colas para pedir cita médica en los centros de salud de Cádiz

Los gaditanos, obligados a guardar largas colas para pedir cita médica en los centros de salud de Cádiz / J.Benítez

"Yo supongo que será por el covid, pero la verdad es que no lo entiendo", decía Manuela González, que a sus 76 años se había colocado en la puerta del centro de salud para ejercer, mientras que no le llegara su turno, casi como de guardia jurado. "Oiga, ¿usted a dónde va? Si es para pedir cita para el médico tiene que pedir la vez aquí en la calle". Y la calle estaba como para guardar mucha cola. Unos 19 grados y un viento casi de norte que no hacía muy agradable la espera.

Muchas quejas pero para el humor siempre había un hueco. "Yo menos mal que no gento hoy bulla porque ya tengo la comida solucionada", decía Isabel Núñez, a lo que la guardia jurado de turno, doña Manuela González le respondió que ella sí tenía prisa porque "he quedado con mi novio para ir a la playa".

Y entre tanto seguían llegando personas que preguntaban en la puerta que qué tenían que hacer. Unos venían a ponerse la vacuna de la gripe: "Eso es a la vuelta de la esquina por la otra puerta". Otros, a pedir cita médica para renovar medicamentos y, los menos afortunados, a hacerse la PCR: "Para eso entre y pregunte". Eso sí da más respeto y no es para reírse.

Pero es que tampoco es para reírse la situación creada ahora mismo en torno a la petición de cita médica, ya sea para que te vea el médico, algo harto complicado, o para que simplemente le renueven al usuario su medicación habitual para la migraña o para la tensión.

En el interior del centro de salud de La Paz de Cádiz se prolongaban las colas hasta llegar a la zona de atención al público En el interior del centro de salud de La Paz de Cádiz se prolongaban las colas hasta llegar a la zona de atención al público

En el interior del centro de salud de La Paz de Cádiz se prolongaban las colas hasta llegar a la zona de atención al público / J.Benítez

Había colas fuera en plena calle y había colas dentro, ya en el interior del centro de salud de La Paz. Y ya, al final del túnel, o mejor dicho de la cola. cuatro administrativas que, a pesar de la situación y de las aglomeraciones atendían de manera muy correcta y amable al público. 

Este periódico preguntó allí mismo si esta misma situación se estaba dando en el resto de centros de salud, a lo que respondieron con un "creo que sí". "¿Y por qué tantas colas?", le pregunta este medio. "Los médicos están ahora todos teletrabajando y están atendiendo desde sus despachos por teléfono a sus pacientes".

Pero otro misterio. Desde el Sindicato Médico defendían en días pasados que en los centros de salud no es que no cojan los teléfonos para dar cita sino que están todos los teléfonos ocupados y la señal que da es la  misma en un caso que en otro. Pues tampoco es así, ya que desde el propio centro de salud reconocían que no cogían los teléfonos: "Es que si cogemos el teléfono no podemos atender las colas".

Un sin sentido se mire como se mire. Se elimina la atención presencial de los médicos para evitar aglomeraciones y posibles fuentes de contagio y provocan, como consecuencia, colas en el centro y aglomeraciones de hasta 20 personas a las puertas de los centros de salud, la mayoría de ellas de no menos de 60 años, todas ellas con sus mascarillas, pero con un mismo argumento: "Salud Responde, pero no responde".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios