Cádiz

La discreta incorporación de Teófila Martínez a la galería de alcaldes

El retrato de Teófila Martínez, bajo el de su antecesor en la Alcaldía de Cádiz, Carlos Díaz.

El retrato de Teófila Martínez, bajo el de su antecesor en la Alcaldía de Cádiz, Carlos Díaz.

Teófila Martínez ha vuelto al Ayuntamiento. No lo ha hecho en carne mortal, sino retratada en la galería de alcaldes que ilustra la escalera del edificio que da acceso a la primera planta. Una incorporación que destaca, y sorprende, por el sigilo con el que se ha realizado y por el tiempo que ha necesitado (prácticamente los ocho años de gobierno de su sucesor, José María González).

Hace cuestión de semanas -un par de meses incluso, según fuentes municipales- que el cuadro fue colocado en la galería. Aunque no ha sido hasta ahora cuando la presencia de Martínez en los pasillos consistoriales se ha detectado. Primero, porque a diferencia de años atrás ya no son nada para nada frecuentes las convocatorias de prensa en el interior del Consistorio; ni por un equipo de gobierno que limita su relación oficial o generalizada con los medios a la mínima expresión (que para eso las redes sociales y los comunicados al dictado funcionan mejor que las comparecencias y las posibles incómodas preguntas) ni por una oposición que muchas veces no se sabe a qué está; incluso en ocasiones parece que ni está.

En segundo lugar, ha sido difícil percatarse del aumento de la colección pictórica de alcaldes por la altura de la pared en la que cuelgan y su ubicación justo escaleras abajo, o arriba, donde muchas veces se está más pendiente de no tropezar y caer que de admirar la arquitectura o el arte que de hecho atesora la Casa Consistorial.

Sea como fuere, el cuadro de Teófila Martínez parece colgar de la pared, bajo el retrato de Carlos Díaz, como por arte de magia. Ni un acto, ni una convocatoria, ni una mínima mención por parte del Ayuntamiento a esta incorporación que ha necesitado dos mandatos casi completos para hacerse realidad. Y eso que el retrato en cuestión lleva ya casi 30 años realizado, desde que el Gobierno del PP accediera a la Alcaldía y encargara a Torres Brú el retrato de su antecesor, Carlos Díaz; momento que se aprovechó para encargar también el de Martínez, que aparece en la pintura con 48 años de edad y que lleva desde 1996 guardada envuelta en papel de burbujas en uno de los almacenes del Ayuntamiento.

En varias ocasiones desde las filas populares se ha mostrado la queja, o el pesar, por que Teófila Martínez no hubiera sido añadida a la galería de alcaldes, como ha sido costumbre hacer cuando un alcalde finaliza su mandato. Pero desde el entorno del equipo de gobierno se asegura, y se insiste, en que hasta la fecha había sido imposible concretar un día y una hora en el que celebrar un pequeño acto de descubrimiento de la pintura, de reconocimiento a la labor de la ex alcaldesa. En varias ocasiones se habría intentado a lo largo de estos años, especialmente en este segundo mandato de Kichi al frente del gobierno municipal. Hasta que en última instancia la actual presidenta de la Autoridad Portuaria habría declinado asistir a cualquier acto.

Ha sido este el motivo, según aseguran las fuentes consultadas, por el que la pintura de Martínez ha aparecido en la escalera secundaria de la Casa Consistorial. Un reconocimiento tristemente apagado o deslucido a nivel institucional, reducido a un mero trámite que ya se da por cumplido, a escasos meses de que la galería tenga pendiente sumar un nuevo alcalde. Vaya cuadro, que diría aquel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios