El coronavirus en Cádiz

¿Cuántos niños podrán salir a la calle en Cádiz a partir del 27 de abril?

  • La desescalada se inicia con los menoress de doce años

  • Media hora de paseo y con restricciones

Un grupo de niños dibujan durante su confinamiento

Un grupo de niños dibujan durante su confinamiento / Lourdes de Vicente

En una semana las calles de toda la provincia de Cádiz podrán llenarse de los más pequeños de la casa, que han aguantado como auténticos héroes más de un mes de obligado confinamiento por el coronavirus.

El desescalamiento de las medidas impuestas por el estado de alarma se inicia, el 27 de abril,  con los más pequeños, con los doce años como límite, siguiendo las pautas planteadas por el equipo asesor del gobierno, que también han reclamado colegios de psicólogos y algunas comunidades autónomas.

El límite de los doce años para permitir estas salidas se impone atendiendo a la Ley de Salud. Pendiente de que se aclare cómo serán estas salidas, inicialmente se van a limitar a media hora al día, acompañados siempre de un adulto y manteniendo una distancia mínima de metro y medio. Los pequeños no podrán utilizar las zonas de juegos de los parques y plazas ni el restante mobiliario urbano y deberán ir convenientemente protegidos con mascarillas y guantes.

En la provincia se van a ver beneficiados con esta medida aproximadamente 168.000 menores de doce años de edad, según el último censo disponible por el INE. El grupo con mayor número es el que está ya en esta frontera de años: 15.520 que ya han cumplido los doce. 

La localidad con un mayor número de menores es Jerez de la Frontera, con unos 29.000; Algeciras cuenta con algo menos de 20.000, mientras que Cádiz capital, la tercera ciudad más poblada de la provincia, tiene a unos 11.500 menores de doce años.

El envejecimiento de la capital se refleja claramente en esta cifra, pues es superada por ciudades menos pobladas, como Chiclana (12.500 menores) y San Fernando y El Puerto de Santa María (ambas con más de 12.000).

Puerta Real, Rota y Arcos oscilan entre los 500 y 400 menores. El pueblo menos habitado de la provincia, Villaluenga del Rosario, contaba según el último censo son 45 menos de doce años.

El Consejero General de Psicología ha advertido que "el confinamiento puede estar generando muchos problemas psicológicos y sociales en todos los miembros de cada unidad familiar y, en especial, entre niños, niñas y adolescentes: entre otros, alteraciones del estado de ánimo, estrés, alteraciones del sueño, trastornos de conducta alimentaria, síntomas de ansiedad, también psicosomáticos, duelos no elaborados, problemas de conducta o problemas relacionados con la adicción a la tecnología y al juego".

Los pequeños de esta edad mantiene, cada uno en el nivel académico en el que se encuentra, las clases en sus casas. Los que puede conectan con sus profesores a través del ordenador, mientras que padres y madres hacen muchas veces de profesores. Otro problema ha sido en estas semanas la superficie de muchas viviendas, sin espacio para poder organizar actividades con las que entrener a los pequeñps.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios