Cádiz

La histórica milla recobra vida

  • Las calles Ancha y Columela y la plaza de El Palillero se llenan de obras, a las que seguirán aperturas de negocios y nuevos vecinos

La perfumería Druni, que abrió el jueves en la plaza del Palillero.

La perfumería Druni, que abrió el jueves en la plaza del Palillero. / Lourdes de Vicente

El progresivo cierre de barajas que no volvían a abrir hicieron saltar las alarmas. El centro perdía fuerza comercial, se quedaba sin empuje, dejaba a la ciudad huérfana de uno de sus atractivos más fuertes. Un problema que años atrás empezó a experimentar, cada vez con más fuerza, la calle Ancha se había extendido también a Columela, que le había robado el título de ‘Milla de oro comercial’ ya hacía tiempo. La pérdida de negocios a pie de calle, unas veces por necesidades económicas, otras por altos alquileres, y las últimas por planes empresariales y tácticas multinacionales parecía una cuesta sin frenos. Pero de un cierto tiempo a esta parte, la tendencia parece haberse frenado e incluso que se está invirtiendo.

Así, un simple paseo por la milla de oro del comercio gaditano invita hoy al optimismo. A recientes aperturas que se han producido en esas calles principales (Ancha, Novena o Columela, sobre todo) saltan a la vista diversas obras de cierto calado que anuncian nuevas futuras aperturas.

La más reciente es la del histórico local de El Palillero esquina a Feduchy, que tuvo como último negocio la firma de ropa Bershka y que ya ha dado la bienvenida a la perfumería Druni, una firma valenciana que abrió el jueves y que ha apostado por la capital para la que será su segunda tienda en la provincia.

También en El Palillero llama la atención el aparatoso cajón de obras que ocupa buena parte de la plaza y que responde a la rehabilitación de una finca que albergará una treintena de apartamentos turísticos; una de las operaciones más llamativas de esta actividad que sigue implantándose con fuerza en la ciudad a la espera de que el Equipo de Gobierno saque adelante su plan de no conceder nuevas licencias para este tipo de usos en suelo residencial. Algo que podría ocurrir este próximo viernes, cuando se celebre el pleno ordinario de octubre.

Obras se están ejecutando también en una de las fincas señoriales de la calle Ancha, frente al antiguo Rectorado de la Universidad. Se trata de la casa en la que vivió Manuel de Falla, como recuerda una placa en la fachada, que se va a convertir en una promoción de ocho viviendas con terrazas privadas que está comercializando una inmobiliaria con sede en la ciudad, cuyas obras ya se están ejecutando.

También en la calle Ancha se están desarrollando las obras de adecuación del local que hace esquina con Sagasta y que ocupó la firma Tandem. Allí va a instalar la conocida firma La Rondeña una cafetería con sus productos, lo que convertirá Ancha en una de las vías más propicias para disfrutar de un café, siendo ya media docena las que convivan en esta céntrica calle peatonal que también cuenta con establecimientos de hostelería abiertos en los últimos tiempos.

No es Columela ajena a estas novedades que reflejan cierta recuperación comercial en el casco histórico. Así, a las tiendas que ya han abierto en los últimos meses se prepara una nueva apertura, en la esquina con Rosario, para lo cual se está trabajando en la reforma interior del local, que en cuestión de semanas aportará algo más de vida a un casco histórico que parece recuperarse, poco a poco, de los mazazos de la economía y la pandemia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios