Cádiz

Los comerciantes defienden la instalación del tiovivo en la plaza de la Catedral

  • El presidente de la asociación Cádiz Centro Comercial, Manuel Queiruga, cree que puede beneficiar a los comercios y establecimientos de hostelería de la zona

Tiovivo montado por la cofradía del Nazareno en la plaza de la Catedral en 2011. Tiovivo montado por la cofradía del Nazareno en la plaza de la Catedral en 2011.

Tiovivo montado por la cofradía del Nazareno en la plaza de la Catedral en 2011. / Lourdes de Vicente

Los comerciantes del casco histórico defienden la instalación del anunciado tiovivo en la plaza de la Catedral este verano como elemento dinamizador de la actividad comercial en la ciudad, según el presidente de la asociación Cádiz Centro Comercial, Manuel Queiruga.

"Precisamente, eso es lo que pedimos nosotros, que haya actividades y elementos que atraigan la venida de personas a la ciudad y su estancia durante el mayor tiempo posible de la forma más agradable", indica Queiruga, quien insiste en que "nos parece una idea muy buena que se instale un carrusel en la plaza de la Catedral. Es más, ojalá hubiera una atracción igual o similar en todas las plazas porque es un atractivo para que venga más gente y consuma".

El presidente de Cádiz Centro Comercial no cree que esta atracción infantil pueda afectar al patrimonio de la ciudad, como han denunciado la federación de asociaciones de vecinos y algunas de estas entidades de forma individual. "Si afectara al patrimonio, nosotros seríamos los primeros que estaríamos en contra, pero creemos que esto incluso es un atractivo para que la gente visite el patrimonio de la ciudad", afirma.

Manuel Queiruga cree que el tiovivo –que según recoge el pliego de condiciones debe ser de tipo clásico y tener dos plantas de altura– "puede ser algo muy bonito". Además, considera que "no es una actividad molesta ni genera residuos de ningún tipo ni contaminación acústica ni visual". Añade que la plaza de la Catedral "es muy grande y, por lógica, entendemos que el carrusel no se instalará delante de la puerta de la Catedral, sino en un lateral, por lo que tampoco supondrá un impacto visual ni afectará a las fotos de los turistas".

Así, incide en que "es algo que no perjudica a nadie y puede beneficiar no solo a los comercios y establecimientos de hostelería de la plaza, sino también a los de los alrededores e incluso a los de todo el centro de la ciudad".

En este sentido, afirma que los vecinos "deben pensar en favorecer el comercio, la hostelería y el sector turístico, porque somos el principal generador de empleo y motor económico de la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios