Movilidad urbana

Queda inaugurado el carril bici del Muelle de Cádiz

Entrada del primer ciclista por el nuevo carril bici del Muelle. Entrada del primer ciclista por el nuevo carril bici del Muelle.

Entrada del primer ciclista por el nuevo carril bici del Muelle. / Lourdes de Vicente

Hacía tiempo que no se veía en Cádiz un corte de cinta. Tanto es así que las tijeras que utilizaron los políticos para el corte de la cinta inaugural del nuevo carril bici del muelle venía del paquete. Ana Mestre, delegada del Gobierno de la Junta, fue la maestra de ceremonias pero el que realmente tomó pronto el protagonismo fue el primer ciclista que, ni corto ni perezoso, parecía contratado de extra por la propia Junta de Andalucía, estrenó el carril bici que discurre ya por el interior del puerto de Cádiz.

La propia Teófila Martínez, presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, decía, entre dientes, mientras que Mestre cortaba la cinta inagural que "a partir de hoy me vengo en bici". Pero la ciudadanía asume pronto los cambios y todos los ciclistas, "patineros" y algún que otro corredor, que durante toda la vida se han visto obligados a mezclarse con los peatones en el acerado de Canalejas o bien mezclarse con los coches de esta transitada vía urbana, se dieron cuenta pronto de que ya tenían a su disposición este nuevo carril bici que empieza en la plaza de Sevilla y termina en la de la Hispanidad.

La construcción de este nuevo tramo del carril bici que discurre por suelo portuario en Cádiz ha llevado asociado el derribo de cerca de 60 metros de la reja del Muelle.

De esta manera, la reja del muelle es ahora más permeable y cuenta con tres huecos por los que entrarán o saldrán los ciclistas para abandonar o acceder al nuevo carril bici. El primer hueco está a la altura de la denominada Puerta del Mar, otro en la zona  de la terminal satélite de cruceristas y otro ya en la curva,  casi frente al monumento del candado. El acceso oficial será o bien por la plaza de Sevilla, con salida por la plaza de la antigua Terminal de Comes, o al contrario.

El derribo de estos tramos de la verja del Muelle se ha convertido en un hito histórico y en un paso más  en el proceso de integración puerto-ciudad que viene defendiendo la Autoridad Portuaria desde tiempos del socialista José Luis Blanco.

De esta manera, el ciclista circulará en un carril que discurrirá entre la verja del Muelle, con un nuevo vallado blanco, de 2,40 metros de altura que proporcionará un alto grado de seguridad con un discreto impacto visual compatible con sistemas de detección y cámaras de vigilancia para el recinto fiscal y aduanero de la dársena comercial del puerto de Cádiz.

Los ciclistas que llegan por el carril bici de la Cuesta de las Calesas verán continuado el trazado hacia el interior del muelle, algo que no ocurre con los que llegan desde la Carretera Industrial, que se ven obligados a abandonar el carril bici a la altura de la puerta del Muelle Pesquero para ir o bien por la acera o bien por la carretera hasta no alcanzar la entrada oficial del nuevo viario para ciclistas que ha quedado inaugurado esta mañana.

Esta puesta de largo sí ha contado hoy con la presencia del Ayuntamiento de Cádiz, algo que no ocurrió y que fue muy criticado en el aquel entonces, al no haber sido invitado al acto de presentación de este nuevo carril que convocó la Junta de Andalucía en compañía de la APBC. Fue Martin Vila, como concejal de Urbanismo el que colaboró también con el corte de la cinta, en la que también participaron Mercedes Colombo, como delegada de la Junta de Andalucía, y el portavoz del Grupo Popular, Juan José Ortiz.

Martín Vila reconocía a este periódico que a la Junta de Andalucía le falta aún por aclarar el tramo de carril bici que tendrá que unir de alguna manera la Carretera Industrial con el Muelle para así evitar el trasiego de ciclistas por una zona con bastante densidad de tráfico que puede significar un peligro para ciclistas y peatones que tendrán que compartir acera o bien sólo para los ciclistas si tienen que compartir calzada con los vehículos a motor.

Otra cuestión que queda en el aire es la relacionada con el acceso de los peatones a las zonas de paseo habilitadas ya por la Autoridad Portuaria. En principio, los planes de la APBC era habilitar cuatro o cinco espacios en la reja del carril bici más cercana al cantil para la entrada de los peatones al recinto portuario.

La idea inicial de la ex alcaldesa Teófila Martínez era aprovechar este proyecto de carril bici para "acercar el muelle a los ciudadanos", no sólo a los ciclistas sino a los viandantes que quieran acceder al Muelle para pasear y disfrutar de las vistas que ofrece este entorno. Para ello, la presidenta de la APBC había planteado cuatro o cinco accesos a lo largo de toda Canalejas para que pudieran acceder las personas pero finalmente serán tan sólo dos estas puertas que serán correderas para que puedan ser cerradas de noche y abiertas de día.

Teófila Martínez justificaba que no se podían abrir de momento todos los accesos porque "me encontré con unos alquileres de espacios para aparcamientos, y desde la terminal satélite de cruceristas hasta el gimnasio no pueden habilitar porque todavía hay un contrato para los aparcamientos. Es una pena". A pesar de ello, Teófila Martínez confirmó que su equipo se ha esforzado para que aunque el tránsito de peatones sea sólo posible por un espacio, el paseo se hará con las máximas garantías. 

La responsable del puerto gaditano aplaude que serán los prolegómenos para una futura integración del muelle en la ciudad, sobre todo una vez que se aprueba definitivamente el plan especial y los contenedores pasen a la nueva terminal a principios del año que viene. De todas maneras, Martínez ruega a los peatones que hagan uso de estos accesos que extremen las precauciones porque, de momento, hay espacio en los que todavía es común el paso de camiones de gran tonelaje por lo que no está de más hacerlo con cuidado. "A pesar de estas limitaciones me hace mucha ilusión ver como los gaditanos pueden volver a pasear por una parte del muelle de la ciudad", concluyó Teófila Martínez.

La APBC ha instalado unos módulos que ocupan una superficie de 256 metros cuadrados, que junto con la primera fase habilitada suman 512 metros cuadrados de sombra para facilitar el paseo de los gaditanos. También se van  a colocar bancos de hormigón para el descanso de los viandantes y se potenciará la señalización tanto vertical como horizontal para la seguridad de los usuarios.

Cabe recordar que el proyecto inicial llegó a plantear que el carril bici discurriera por el acerado de Canalejas pero el Ayuntamiento logró, en colaboración con la Junta de Andalucía, una autorización administrativa por parte del puerto de Cádiz para que finalmente este carril bici haya podido ver la luz y pueda ser disfrutado por todos los gaditanos, tanto ciclistas como viandantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios