Desarrollo urbano de la ciudad

El puerto tendrá este mes su plan para desarrollar 300.000 metros de suelo para Cádiz

  • El documento incluye un gran aparcamiento para 1.500 plazas

Una vista general del muelle de contenedores Una vista general del muelle de contenedores

Una vista general del muelle de contenedores / Joaquín Pino

El Puerto de Cádiz contará con su nuevo plan a finales de este mes, según la previsión con la que trabajan la propia Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de Cádiz, que ha colaborado en la redacción de este documento.

El Plan fijará las líneas básicas del diseño que se le van a dar a una extensión de terrenos de unos 300.000 metros cuadrados de superficie y que se convierten, junto al polígono exterior de la Zona Franca, en los dos últimos suelos de oportunidad que le quedan a la capital.

El Plan, además, es de vital importancia porque con el mismo se dará un paso esencial en la integración del puerto y la ciudad, una vez que la terminal de contenedores se traslade a sus nuevas instalaciones y el muelle Ciudad pase a tener un uso cada vez más urbano.

La elaboración del documento se ha agilizado de forma notable en los últimos meses. Fuentes tanto de la APBC como del Ayuntamiento han destacado la buena sintonía técnica e incluso política que existe entre ambas instituciones. Los equipos de José María González y Teófila Martínez asumen la necesidad de un trabajo conjunto en beneficio de la ciudad.

A la espera de conocer con profundidad el contenido del Plan, uno de los proyectos que sí ha trascendido es la construcción de un gran aparcamiento con capacidad para 1.500 vehículos que se ubicará a pie del paseo de la Punta de San Felipe, aprovechando el desnivel que hay entre este paseo y el muelle de contenedores. La construcción de este estacionamiento será prioritario dentro del proceso de urbanización de todo este espacio portuario, habida cuenta de la necesidad de párking que tiene la ciudad, y en especial el casco histórico.

Hay que tener en cuenta que el estudio que se conocerá en unas semanas no incluye edificios, equipamientos ni zonas verdes. Sólo fija los usos que van a tener cada uno de los espacios en los que se van a dividir los 300.000 metros cuadrados. A partir de ahí el papel de las administraciones públicas y la iniciativa privada será esencial para conseguir un desarrollo ágil de estos terrenos, aunque evidentemente el calado de las operaciones a realizar necesitarán varios años de ejecución.

Aunque en un principio se plantearon varios diseños para estos terrenos, producto del trabajo de la Universidad Complutense de Madrid, en el planeamiento final va a tener mucho más peso la idea de ciudad y de puerto que se tiene tanto desde el Ayuntamiento como desde la Autoridad Portuaria. El avance en un proyecto deCon apoyado por ambas instituciones, ya fue un paso significativo en este acuerdo final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios