Aguas de Cádiz Una red de abastecimiento bien conservada bajo permanentes labores de mantenimiento

  • Todavía quedan por sustituir por fundición dúctil 44 kilómetros de tuberías de fibrocemento

Trabajadores de Aguas de Cádiz, en los preparativos de la reparación de la conducción averiada. Trabajadores de Aguas de Cádiz, en los preparativos de la reparación de la conducción averiada.

Trabajadores de Aguas de Cádiz, en los preparativos de la reparación de la conducción averiada. / Jesús Marín

Pese a la antigüedad de la tubería averiada el miércoles, que acumula ya varias décadas de antigüedad, desde Aguas de Cádiz aclaran que se trata de una contingencia muy común en una red de abastecimiento de agua potable bien conservada si se la compara con las de otras ciudades de similar población, que está sometida a permanentes labores de mantenimiento.

La red de abastecimiento de agua potable de Cádiz se extiende a lo largo de 184 kilómetros que entran en la ciudad por dos grandes conducciones de casi un metro –exactamente 800 milímetros– de diámetro por la Avenida Vía Augusta Julia –la autovía de San Fernando– y desde los depósitos del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana en la Zona Franca. Luego se expande por diferentes ramales de distintos calibres hasta las acometidas de las casas. Hay una junta cada 6,5 metros de media, así que es habitual que alguna falle y haya que reponerla.

Del total de esos 184 kilómetros de tuberías, alrededor del 23% –44 kilómetros– son todavía de fibrocemento. En octubre de 2016 emanó un mandato del Pleno que obligaba a su sustitución progresiva por otras de fundición dúctil.

El fibrocemento no está prohibido, pero hay un mandato plenario para su eliminación

El uso del fibrocemento está prohibido en nuevas construcciones, pero la legislación vigente establece que el uso de productos que lo contengan que ya están instalados o en servicio seguirán estando permitidos hasta su eliminación o fin de vida útil. Y es que en la actualidad no existe legislación nacional ni internacional que obligue a la retirada inmediata de este elemento en las conducciones de agua potable.

En cualquier caso, desde octubre de 2016 hasta febrero de 2019, Aguas de Cádiz ha sustituido 3,6 kilómetros. Y prevé que una vez concluido el carril bici en septiembre se añada otro kilómetro más.

De hecho ya se han repuesto las de la calle Trille, en el tramo comprendido entre la Avenida Ana de Viya y la calle García Carrera. Esta obra contó con una inversión de 32.220 euros, que contempló, además de la sustitución de 230 metros lineales de la red, la reposición de todos los elementos auxiliares: válvulas de corte, hidrantes, bocas de riego, acometidas domiciliarias, entre otros.

En el Paseo Marítimo ya se han repuesto 1.400 metros y en septiembre se añadirán otros mil

En el Paseo Marítimo ya se han sustituido otros 1.400 metros entre la Plaza de Ingeniero La Cierva y la de Asdrúbal. El presupuesto en este caso fue de 48.000 euros.

Estas obras se están ejecutando en coordinación constante con la Junta, encargada de la construcción de este tramo del carril bici gracias al Acuerdo Marco de Colaboración entre la Consejería de Fomento y Vivienda y el Ayuntamiento de Cádiz para el fomento de la bicicleta y su integración en la movilidad urbana de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios