Nombramiento

Sante Zanetti sustituye al fallecido Gabriel Delgado en Migraciones del Obispado de Cádiz

  • El obispo nombró ayer al miembro de la orden de los scalabrinianos que en los últimos años ha desarrollado esta labor en Piacenza

Sante Zanetti, nuevo delegado del Secretariado de Migraciones del Obispado de Cádiz y Ceuta.

Sante Zanetti, nuevo delegado del Secretariado de Migraciones del Obispado de Cádiz y Ceuta. / Alejandro Moreno

El obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, nombró ayer al sacerdote Sante Zanetti nuevo director del Secretariado diocesano de Migraciones de Cádiz y Ceuta. Con este nombramiento se cubre la vacante dejada por el recientemente fallecido Gabriel Delgado.

Este sacerdote pertenece a la congregación religiosa de los Misioneros de San Carlos, Scalabrinianos, cuyo carisma es la atención pastoral y humana a los migrantes, y que está extendida por el mundo entero. El mismo Papa Francisco, que presta atención personal a los migrantes en el Vaticano con el nuevo dicasterio creado a tal efecto, ha puesto como director a otro religioso de esta misma congregación, el padre Fabio Baggio, que visitó Cádiz hace unos años, invitado por el secretariado, para conocer a fondo la situación.

El padre Sante se licenció en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana y ha trabajado en Argentina, donde fue rector del Seminario de su congregación. También en Chile, Uruguay y Bolivia, y últimamente en la dirección General de la congregación en Roma. Los últimos años ha sido el director diocesano de Migrantes en la diócesis de Piacenza.

La congregación de Misioneros Scalabrinianos fue fundada en Italia en 1887 por el obispo Juan Bautista Scalabrini como Misioneros de San Carlos Borromeo. La congregación se expandió rápidamente entre las comunidades de italianos inmigrantes en los Estados Unidos y Brasil. En dichas misiones establecieron iglesias, escuelas y hogares misioneros, donde conservaron las costumbres y tradiciones de su patria de origen. Fieles a su carisma continúan su labor en beneficio de aquellas personas que por diversas circunstancias se ven obligadas a dejar sus hogares y buscar una mejor vida para sus familias en otras naciones fuera de las suyas. Su trabajo lo desarrollan principalmente en la atención pastoral en casas del migrante, centros de atención para los derechos humanos, parroquias multiculturales y medios de comunicación. Actualmente tienen más de 200 casas en 32 países.

Desde su llegada la diócesis de Cádiz y Ceuta el pasado mes de junio, los tres sacerdotes Scalabrinianos, Sante Zanetti, Livio Pegoraro y Jeff Nöel, desarrollan su labor pastoral en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Algeciras. Además, el padre Livio Pegoraro es desde entonces el coordinador responsable de la pastoral con migrantes en el Campo de Gibraltar y Ceuta.

Ha trabajado en Suiza, Bélgica y Francia con jóvenes migrantes y discapacitados, y fue director del Servicio Diocesano de la Pastoral de los Migrantes en la diócesis de Tournai (Bélgica), así como miembro de la Comisión Nacional “Pro Migrantibus” y párroco en una parroquia de París. También fue miembro de la Comisión Diocesana para el diálogo Interreligioso y de la Comisión para el Diálogo con el Islam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios