Cádiz

Viviendas de gama alta, la nueva tendencia inmobiliaria del casco histórico

  • Se reproducen promociones de viviendas de lujo y de altas calidades

  • El cliente nacional e internacional de alto poder adquisitivo reclama Cádiz como destino

Promoción de viviendas que se está construyendo en esta histórica finca de la calle Plocia y que incluye altas calidades. Promoción de viviendas que se está construyendo en esta histórica finca de la calle Plocia y que incluye altas calidades.

Promoción de viviendas que se está construyendo en esta histórica finca de la calle Plocia y que incluye altas calidades. / Fito Carreto

La cosa va por modas. Y Cádiz sabe mucho de eso en los últimos tiempos. Cada vez extraña menos que una publicación de viajes, un periódico internacional o un ranking turístico incluyan a la ciudad en sus contenidos. Ese tirón turístico que también se aprecia en las últimas cifras del balance de 2019 tiene una especie de efecto colateral en la vivienda. Varios profesionales del sector inmobiliario coinciden en señalar que Cádiz está de moda también en este campo, y que el mercado cada vez reclama con más fuerza el destino Cádiz. Y al contrario de lo que pudiera parecer por las características de la zona de extramuros, los kilómetros de playa y otras bondades, es el casco histórico el que centra ese interés inversor en materia de vivienda.

Esta realidad que apuntan los profesionales está teniendo ya una clara consecuencia apreciable en el entramado urbano del casco histórico, donde proliferan los andamios cubriendo fachadas y las lonas anunciando futuras promociones de viviendas. El sector privado gana ya la partida, con diferencia, a la inversión pública en vivienda. Pero lo llamativo de la situación que se está dando en el casco histórico no es que se haya recuperado el ritmo de construcción –que ya de por sí es una noticia positiva–, sino el nuevo modelo de promociones que están diseñándose.

La vivienda de gama alta es ya la última tendencia inmobiliaria en el casco histórico. Varias son las promociones en marcha o anunciadas cuyas características constructivas y memoria de calidades sobrepasan las condiciones medias de una vivienda, enfocando su público objetivo en una clase media alta que demanda estas comodidades para adquirir.

“El público nacional está volviendo a comprar, y este tipo de fincas interesa a gente de Madrid, por ejemplo. Y el público extranjero sigue comprando”, indican desde la inmobiliaria Stepman&Tey, que comercializa la finca del número 4 de la calle Conde O’Reilly cuya profunda rehabilitación está encarando su recta final. Trece viviendas componen esta promoción, de las cuales tres están ya reservadas “teniendo en cuenta que se han suspendido las visitas porque precisamente las obras se centran ahora en las zonas comunes y no se puede acceder a la finca”, explican desde la inmobiliaria.

El destino estrella es el casco histórico, los buenos clientes buscan el casco histórico de la ciudad como lugar para vivir”, indican en Stepman&Tey, que además de esta promoción para personas con un nivel adquisitivo alto comercializó también hasta hace unos meses otras viviendas de lujo que se van a construir en la plaza de San Antonio, en el edificio que ocupó la Seguridad Social (y anteriormente la Biblioteca de Temas Gaditanos).

El interés inmobiliario en Cádiz lo revela también el hecho de que firmas que hasta ahora no habían tenido presencia en la ciudad hayan fijado en fincas del casco histórico sus nuevos proyectos. Es el caso de Némesis, una gestora de cooperativas que ha comprado dos fincas en la calle San José para construir un total de 24 viviendas. Domótica, cocinas hechas a medida, primeras marcas del mercado en materiales de construcción o un alto grado de personalización de la vivienda son algunas de las características que elevan la categoría de esos futuros pisos; eso, y la piscina que se construirá en la cubierta de una de las fincas (la del número 45 de la calle). “Hemos decidido hacer nuestra primera inversión en Cádiz por el tirón que está teniendo la ciudad”, reconoce Manuel Pérez, uno de los socios de esta firma sevillana.

El propietario de nivel adquisitivo alto es el que busca esta sociedad de cooperativas; pero no se trata de la persona o familia que viene en busca de playa y verano, “sino de gente que quiere disfrutar la ciudad o que quieren hacer una inversión para disfrutar la vivienda el tiempo que estén en Cádiz y alquilarla el resto del año a otros clientes de nivel alto”.

Un 20% de la finca del número 22 ya se ha adjudicado. “El interés es muy alto, pero el estudio de adjudicación va lento porque estas compras tardan un poco más de lo habitual”, explican desde Némesis, señalando que hay muchos gaditanos interesados en esta promoción “a los que se unen el cliente nacional y también internacional”. No en vano, la promoción de la calle San José se está vendiendo en las distintas ferias extranjeras, debido “al interés sobre todo de ingleses y alemanes” por la ciudad.

Otra firma que repite en Cádiz capital es Nunadrola. Después de sorprender con su proyecto en la Zona Franca, el de Torre D’Arenas que está 100% ocupado, está rehabilitando un edificio que hace esquina con Ruiz de Bustamante y Marqués de Cádiz para habilitar ocho apartamentos de pequeño tamaño. Elena Fernández, comercializadora de esta firma, indica que invertir en Cádiz no es cosa de aventuras, sino que responde a que actualmente “hay mucho interés por la ciudad”. “El mercado de Cádiz capital además es singular en la provincia, no tiene nada que ver con el resto de localidades gaditanas, no se comporta igual”, explica. De hecho, cuenta que la intención inicial era no comercializar los apartamentos –pensados para inversores o para parejas que quieran vivir solas, no en un concepto familiar– hasta no tener finalizada la obra (que se quiere culminar en abril), “pero ya tenemos dos apartamentos comprometidos y varios interesados que en los próximos días puede cerrar la reserva”.

“Hay mucha gente de una franja de 45 a 70 años que en su día se fueron de Cádiz y que ahora quieren regresar y buscan una vivienda de calidad en un edificio singular que además tenga una céntrica ubicación”, señala Emilio Carbó, de Némesis, que apunta a una “demanda latente” de gente de Cádiz “y también del resto de España, sobre todo de Madrid y del País Vasco”.

En la calle Plocia se ha vendido la mitad de una promoción de nivel medio–alto. Y en el Mentidero se anuncia la próxima construcción de 30 viviendas de lujo con piscina en la azotea. Las promociones de viviendas de alta gama empiezan a reproducirse con fuerza en las calles del casco histórico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios