Medidas contra los rebrotes entre los estudiantes La UCA pide a los 200 nuevos Erasmus "responsabilidad" nada más aterrizar en Cádiz

Una joven Erasmus permanece atenta, entre "asientos inutilizados" por el covid, a las explicaciones de los representantes de la UCA Una joven Erasmus permanece atenta, entre "asientos inutilizados" por el covid, a las explicaciones de los representantes de la UCA

Una joven Erasmus permanece atenta, entre "asientos inutilizados" por el covid, a las explicaciones de los representantes de la UCA / Julio González (Cádiz)

Nada puede ser igual y es de reconocer el gran esfuerzo y la responsabilidad asumida por parte de la Universidad de Cádiz para recibir, tal y como está la cosa, a 200 jóvenes Erasmus que han recibido este miércoles la bienvenida a su llegada a Cádiz.

Habrá diversión, habrá cultura, habrá gastronomía, habrá música, playa, pero con "alta responsabilidad". Esta fue la exigencia que la UCA ha puesto en primera línea a estos jóvenes universitarios que buscan en Cádiz cumplimentar unos estudios y una formación, sobre todo, en idiomas.

No había ni una persona en la sala desprovista de mascarilla No había ni una persona en la sala desprovista de mascarilla

No había ni una persona en la sala desprovista de mascarilla / Julio González (Cádiz)

Fue el vicerrector de Internacionalización de la Universidad de Cádiz, Rafael Jiménez Castañeda, el encargado de transmitirles, de parte del rector Francisco Piniella, sus buenos deseos, su más cordial bienvenida pero, sobre todo, el encargo y el ruego de que sean altamente responsables. "Ha sido un esfuerzo especial el asumido por parte de la UCA para poder seguir llevando a cabo este programa de Erasmus", según Jiménez Castaño.

"Dependerá de nosotros y de vosotros que vuestra estancia sea segura y no contribuya a propagar el coronavirus" y "os pedimos que esa muestra de responsabilidad sea no sólo mientras estudiéis sino también durante vuestro tiempo libre".

Sonaba a riña, pero en el aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras se dieron cita algo menos de 200 estudiantes procedentes de 21 países de su padre y de su madre, la mayoría de Francia, Alemania e Italia.

Por ejemplo, Alejandro Tello, de 27 años, procede, a pesar de su nombre y apellido, de la localidad de Rovaniemi, en Finlandia. Allí, según cuenta Alejandro, de padre catalán y madre de Tánger, las mascarillas no son obligatorias y las medidas son mucho menos estrictas que las que ahora se encuentra al llegar a España. "Allí no hay tantos casos y hay menos miedo". A pesar de ello, tanto Alejandro como el resto de los casi 200 Erasmus estaban allí, con sus mascarillas y serán obligados a cumplir de manera estricta con los protocolos no sólo que dicta la propia facultad de Filosofía y Letras sino las que dictan en general las autoridades sanitarias del país en el que van a estar viviendo durante un cuatrimestre del curso.

El vicerrector de Internacionalización hizo igualmente mención a la "dura lección que nos está dando a todos la pandemia" y expresó su confianza en que "después de la crisis todos seamos aún más solidarios y especialmente vosotros que representáis a las nuevas generaciones".

Los Erasmus proceden de 21 países de cuatro continentes Los Erasmus proceden de 21 países de cuatro continentes

Los Erasmus proceden de 21 países de cuatro continentes / Julio González (Cádiz)

Pero no todo fueron riñas. "Estamos seguros de que aprovecharéis vuestra estancia para conocer nuestra cultura, nuestra tierra, nuestras playas, la gastronomía y nueva forma de vida mediterránea". A esta invitación, les recordó que, durante su estancia, "seréis de la Universidad de Cádiz, con todos los derechos y deberes".

El profesor Vélez Núñez tomó la palabra, como representante de la Facultad de Filosofía y Letras, para aplaudirles la decisión de haber optado por estudiar en el extranjero y que hayan elegido para ello la ciudad de Cádiz. Y otro apercibimiento al alumnado: "La situacíon es complicada pero se puede unir de manera fructífera estudio y diversión si se hace con responsabilidad".

Francisco Javier Guzman, como coordinador covid del centro, intervino con un power point para dar las instrucciones pertinentes a los 200 Erasmus sobre las medidas de prevencíon y actuación descritas en el Plan Covid de esta facultad. Les mostró un plano del centro con todas las dependencias más importantes con especial hincapié en el decanato, a donde se tendrán que dirigia en el caso de que se les presente alguna duda o temor respecto a esta enfermedad. Ojo con la higiene, la mascarilla, con cumplir con la señalética instalada en el centro, con escaleras con itinerarios de subida y de bajada o pasillos de entrada y de salida, o bancos acotados en buena parte para evitar aglomeraciones y corrillos que puedan convertirse en fuentes de contagio. "Es importante que colaboréis porque sin todo ello, no conseguiremos nada.

Además, para el desarrollo de la teledocencia, para cubrir las necesidades de las clases semipresenciales, las aulas cuentan con un sistema de cámaras para la retransmisión online de las sesiones. Además, una medida peculiar, es que en el lugar que ocupa cada alumno en las clases existe un código QR que debe ser escaneado por el estudiante para dejar constancia en todo momento del lugar donde ha estado en cada momento, por si se diera algún caso de contagio, poder así seguir el rastro y la posible expansión del virus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios