El desarrollo urbanístico del Plan Plaza de Sevilla

El último pleno del mandato desatasca el Plan Plaza de Sevilla

  • Ayuntamiento y Ministerio del Interior acuerdan un protocolo para la construcción de la nueva Comisaría

Una de las obras que se han ejecutado en estos meses en la avenida de Astilleros Una de las obras que se han ejecutado en estos meses en la avenida de Astilleros

Una de las obras que se han ejecutado en estos meses en la avenida de Astilleros / Jesús Marín

Comentarios 2

El último pleno municipal de este mandato, convocado para el próximo 29 de marzo, sacará adelante el nuevo texto del convenio del Plan Plaza de Sevilla, negociado entre el gobierno de la ciudad y Adif. El documento cerrará de forma definitiva el diseño de actuación en esta operación, pendiente desde hace años y que en los últimos meses ha ido avanzado poco a poco tras un largo parón.

La comisión de seguimiento de Plaza de Sevilla conoció este jueves en boca del teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, el resultado positivo de las negociaciones entre ambas administraciones. Vila informó también del acuerdo con el Ministerio del Interior para ubicar en la avenida de Astilleros la nueva sede de la Comisaría de la Policía Nacional.

"Cuando iniciamos nuestro mandato de gobierno, nos encontramos con el Plan Plaza de Sevilla totalmente paralizado, y cuando lo terminamos ahora hemos conseguido un acuerdo para activarlo de forma definitiva", destaca a Martín Vila.

El concejal resalta que el gobierno de la ciudad ha logrado poner de acuerdo a dos ministerios, Fomento e Interior, y a una empresa pública estatal, Adif, "que no habían sido capaces de cerrar un diálogo sobre este Plan, a pesar de formar parte de un mismo partido. Ha tenido que ser el Ayuntamiento de Cádiz, gobernado por Podemos y Ganar Cádiz, el que haya casado los intereses de todos en beneficio de la ciudad".

Junto al acuerdo ya cerrado con Adif, pendiente del visto bueno del Pleno, Martín Vila ha ultimado también la negociación con el Ministerio del Interior.

El teniente de alcalde se reunió a principios de este mes en Madrid con el secretario de Infraestructuras de Interior a fin de cerrar el acuerdo, que antes de pasar por Pleno tendrá que ser ratificado por el Consejo de Ministro.

No cabe temer una paralización en esta actuación ante la proximidad de las elecciones generales. Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento ha negociado tanto con un gobierno del PP como con otro del PSOE en estos tres últimos años.

El acuerdo incluye lo ya conocido: un trueque de suelo por el que Interior se queda con parte de la parcela que Adif deja en manos del Ayuntamiento en la avenida de Astilleros, a cambio del edificio de la Comisaría en la Avenida de Andalucía y la sede policial en la glorieta de Balbo. A la vez, en el protocolo ahora negociado se ha acordado que sea la Oficina Técnica de Urbanismo la que asuma la redacción del proyecto de la nueva sede policial, lo que supondrá un ahorro de tiempo que puede incluso superar el año.

El Ayuntamiento ya ha contactado con sindicatos de la Policía Nacional para informarles de todos los pasos que se están dando.

El futuro uso de la Comisaría de la Avenida (que volverá a reutilizarse a la espera de la construcción del nuevo edificio) se definirá a medio o largo plazo.

En un principio se planteó la posibilidad de utilizar el dinero por la venta del mismo, como uso hotelero, para financiar parte de las obras que el Ayuntamiento asume en el Plan Plaza de Sevilla de acuerdo con el nuevo convenio con Adif: la urbanización definitiva de la avenida de Astilleros y el futuro parque de la Cuesta de las Calesas.

Sin embargo, la construcción de la sede policial tardará aún un tiempo por lo que el Ayuntamiento activará mucho antes la urbanización de la Plaza de Sevilla, utilizando tanto fondos propios como aportaciones recibidas desde otras administraciones.

Si se cumple esta previsión, el edificio de la avenida de Andalucía podría tener otros usos más allá del hotelero, como un hipotético equipamiento sanitario para esta zona de la ciudad.

El resto de la parcela de la avenida de Astilleros será ocupada por oficinas de la SEPES, el servicio de empleo, a la vez que se negocia con firmas comerciales para la última pastilla que quede pendiente.Martín Vila confía en acelerar las obras del Plan Plaza de Sevilla, una vez que se han desatascado todos los problemas administrativos que mantenían ralentizada esta actuación.

En los últimos meses se ha mejorado de forma sustancial la avenida de Astilleros, pendiente de la gran reurbanización de esta vía, a la vez que se ha abierto un aparcamiento en superficie junto a la terminal ferroviaria, que se verá incrementado en breve plazo por otro estacionamiento que se está habilitando en suelo portuario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios